Víctima de robo afirma que ningún funcionario la atendió

Denuncian a comisaría por jugar al Playstation

El jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, ordenó una investigación administrativa, a partir de una denuncia realizada por una mujer que divulgó que personal de la Seccional 16a, jugaba al Playstation, cuando cuatro personas estaban para ser atendidas en la dependencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La mujer y su amiga habían sido atacada por Los Tatitos. Foto: Nicolás Pereyra

El hecho fue hecho público por una mujer que, minutos antes, había sido víctima de un asalto en la zona de Jardines del Hipódromo, junto con una amiga y sus tres pequeños hijos. Los autores del asalto no fueron otros que los ya famosos Tatitos.

"Sobre las 17:00 horas del domingo volvíamos de Sauce. Con mi amiga siempre hacemos ese mismo camino y nunca nos pasó nada", afirmó la mujer que prefirió dar su testimonio a El País de forma anónima.

"A mí me indignó más la actitud de la Policía que el robo en sí", dijo la mujer, quien señaló que dos menores les tiraron las bicicletas encima del automóvil en la esquina de Carreras Nacionales y Dámaso Antonio Larrañaga, zona de influencia del grupo delictivo que actúa en Maroñas.

"La gente caminaba por la calle sin dar el más mínimo corte. Es como que los vecinos de ahí se acostumbraron a ese tipo de robos", aseveró la mujer.

Siguiendo las indicaciones de una vecina, ambas mujeres llegaron a la Seccional 16, donde en primera instancia, las atendió un efectivo, que ordenó la salida de un patrullero a recorrer la zona. "Nos preguntaron cómo eran, dimos una descripción aproximada y allí salieron los policías", contó.

"Cuando volvió el móvil nos dijeron que no habían podido detener a nadie porque los menores se habían metido en una vivienda y no tenían orden de allanamiento para poder llevarlos a la comisaría", afirmó.

A partir de allí, comenzó una espera de varios minutos ya adentro de la Seccional. "Había una mujer que estaba esperando por un caso de violencia doméstica y otra persona por otro robo", afirmó.

"Cerca de las 17:30 nos sentamos a esperar que nos atendieran, pero pasaron cerca de 40 minutos y nada", contó la mujer.

De pronto, según el relato de la implicada, su amiga se levantó de la silla y entró a las oficinas de la comisaría. "Pasó varias puertas y no había nadie. Pero cuando llegó a una de las últimas oficinas, entró y encontró a cinco policías jugando con una Playstation", señaló.

La indignación ganó a las cuatro personas que aguardaban en el hall de la seccional. Pero lejos de reaccionar en favor de los ciudadanos que se encontraban en el lugar, los efectivos que fueron descubiertos in fraganti increparon al policía que estaba en la puerta.

"¿Cómo vas a dejar entrar a la gente así? ¡Vos no te das cuenta que si viene un loco con una metralleta nos mata a balazos?", le dijo uno de los efectivos que estaba jugando al que estaba en la puerta.

"Cuando la situación quedó al descubierto, los policías nos atendieron rapidísimo. Salimos enseguida", señaló la mujer.

La mujer denunció el hecho al 0800 5000, una línea que está habilitada para este tipo de situaciones. El caso ya está en poder del jefe de Policía de Montevideo.

Autoridades se mantienen en silencio sobre el caso


Durante toda la tarde de ayer, El País intentó comunicarse tanto con el jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, quien declinó hacer declaraciones, a través de su secretaria, hasta que no hubiera alguna novedad contundente sobre el tema. Sí se logró confirmar la denuncia existente respecto al hecho ocurrido en la Seccional 16a. aunque asumió el compromiso de hacer declaraciones cuando surjan novedades. Tampoco se logró contactar a las autoridades de la comisaría implicada en el caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)