AFECTADOS PREPARAN UNA MOVILIZACIÓN

Demoras en obras en las rutas 24 y 26 castigan al tránsito

Viajes que llevan 2 horas insumen 4 por los pozos en las vías.

Pozos generan demoras en traslados de vecinos y camioneros. Foto: Daniel Rojas
Pozos generan demoras en traslados de vecinos y camioneros. Foto: Daniel Rojas

La demora en la ejecución de nuevas obras en rutas del litoral castiga el tránsito vecinal y al transporte de cargas. Su deterioro llevará a que lugareños y camioneros preparen una movilización en los próximos días.

Mientras se aguarda por el dilatado inicio de la reparación de la Ruta 24, que debería haber empezado entre agosto y septiembre, los vecinos se quejan de que el levantamiento de calzada, que se hizo para nivelar el terreno, ha quedado con "peligrosos" desniveles con los tramos de asfalto que aún sobreviven entre Tres Bocas y el empalme con Ruta 3.

Después de las lluvias y ante la evidente falta de mantenimiento, el tránsito se ha transformado en una verdadera odisea. Cada vez más viajeros que necesitan ir a Paysandú ahora optan por desviar hacia Young por Ruta 25 para luego tomar la Ruta 3. El trayecto se extiende unos 30 kilómetros, pero es una carretera al menos "decente" que minimiza el riesgo de accidentes, dijeron los camioneros.

"Es avanzado el estado de deterioro que presenta la ruta y es muy peligroso transitarla. Realmente ya no son pozos, son cráteres", se quejó Nicolás Olave, un trabajador del área rural cercana a San Javier, que debe transitar a diario por allí.

Dijo que la empresa que ganó la obra por el sistema de Participación Público-Privada (PPP) "levantó parte del bitumen y el exceso de lluvias ha provocado que se formen verdaderos escalones que la hacen más riesgosa todavía".

Consideró que es realmente "llamativo que no tomen cartas en el asunto". "No vemos a nadie trabajando, ni personal de Vialidad, ni de la empresa concesionaria de una ruta que es sumamente transitada. Deberían apreciar el riesgo cuando los camiones se pasan sobre los puentes porque es el único lugar plano para tomar embalaje y pasarse", advirtió Olave.

Aclaró que la Ruta 24 al día de hoy "está peor que antes de que se levantara el asfalto, porque no han hecho mantenimiento". Los camioneros aseguraron que en lugares puntuales han tapado cinco o seis pozos, pero "no más que eso". "Lo que hacen es tirar tosca sin apisonarla y como muchas veces esa tosca tiene piedras, son despedidas a gran velocidad cuando pasan los camiones por allí".

Manifestaciones.

Olave indicó que el sentimiento de malestar es generalizado, a tal punto que un grupo de vecinos está evaluando manifestarse en la propia ruta si no se concretan cambios en el correr de los próximos días.

En Ruta 26, una carretera que cruza el país de este a oeste, el deterioro también es importante. Desde hace varios meses una empresa instalada en la zona trabaja en la reconstrucción de esta vía. El problema está dado en que los trabajos se iniciaron "muy tarde", cuando el asfalto envejecido se llenó de pozos por el alto tránsito de camiones.

"Un viaje que era de dos horas, ahora te insume cuatro", dijo Carmen Duarte, vecina de Tambores, ubicado en el límite con de Tacuarembó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)