PROYECCIONES PARA EL SECTOR INMOBILIARIO

Se demorarán las inversiones de argentinos en sector inmobiliario

Expertos prevén que el mercado en Punta del Este se reactive en 2018.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabakman, Villamide y Steneri en la charla de la Cámara de Comercio francesa. Foto: F. Flores

La imagen de la maratón de turistas argentinos que llegaron el verano pasado a Punta del Este para pasar las vacaciones en las playas uruguayas no está previsto que se replique a nivel de inversiones inmobiliarias.

El cambio de gobierno en Argentina si bien flexibilizó el movimiento de divisas y trajo optimismo entre los empresarios argentinos, no alcanza todavía, según operadores y economistas, como para generar el suficiente impulso para conseguir una corriente inversora de corto plazo hacia Uruguay.

"Van a ir muchos turistas a Punta del Este, pero a la hora de invertir la lógica será diferente. Hoy Punta del Este es caro respecto de Argentina y compradores no va a haber hasta que la economía no se tonifique. Ahora, cuando la economía vuelva a rebotar, Punta del Este es tremendamente atractivo para el argentino rico o devenido rico independientemente de si es barato o caro", dijo ayer el arquitecto, máster en finanzas y director de la firma inmobiliaria Compañía de Buenos Aires, Damián Tabakman. El operador habló en un foro organizando con la Cámara de Comercio Francesa de Montevideo denominado "Impacto y Perspectivas para el mercado inmobiliario uruguayo a partir del cambio de gobierno en Argentina".

Según Tabakman las inversiones inmobiliarias argentinas llegarán con fuerza a Uruguay en el largo plazo porque Punta del Este es "el destino preferido histórico de los argentinos y está en la primera línea de lo deseable y aspiracional". Así es que, ahondó, "si un argentino de plata está pensando en poner el dinero afuera del país el número uno de los destinos es ese, pero Uruguay recién va a ver los frutos cuando a Argentina le vaya bien y eso no va a ser en el cortísimo plazo" sino recién "entre 2017 y 2018", afirmó el experto inmobiliario.

El único factor que podría cambiar esto, aseguró, es la aparición de algún negocio que cuente con factores especialmente distintivos.

Con la mirada desde los negocios que se concretan en Uruguay, el operador inmobiliario Julio Villamide, coincidió en el mismo foro en que no es esperable que inversores argentinos lleguen a Uruguay en el corto plazo para invertir en ladrillos.

Villamide dijo que los clientes especulativos "desaparecieron por la depreciación de las monedas" y quedaron los inversores que son usuarios de los inmuebles adquiridos o quienes buscan renta. Para estos últimos, sostuvo, "los impactos positivos de corto plazo son neutralizados por la aparición de rendimientos financieros muy altos medidos en dólares" en el mundo. Por esto la perspectiva de ver una tajada de fondos en Uruguay está puesta recién para 2017.

"Van a ingresar inversiones a Argentina lo que va a generar un fortalecimiento de la moneda que, sumado al crecimiento del Producto Interno Bruto y a un alza en los rendimientos del campo por la baja de retenciones y una suba en los inmuebles en dólares, va a dar que en 2017 haya más inversores argentinos actuando en Uruguay, donde se espera que los valores no crezcan al ritmo de Argentina y, por tanto, sean más atractivos", dijo Villamide.

Villamide fue consultado sobre si el hecho de que Uruguay haya firmado tratados de intercambio de información tributaria podría incidir en la decisión de inversión.

"Hay que buscar inversiones atractivas y que permitan buen manejo fiscal pero sin eludirlos. Los negocios probablemente eran más fáciles antes cuando los inversores venían con la bolsita de nylon y caían los fajos de dólares, pero este mundo ya no existe", dijo Villamide, quien destacó que el país "sigue estando en el radar de los inversores internacionales" y ejemplo de eso es que "los argentinos no han dejado a Uruguay", los brasileños "huyen de su país porque creen que tienen un horizonte de cinco años de crisis" y los "chilenos vienen por temas impositivos".

Desde una perspectiva diferente, el economista Carlos Steneri, también fue en la misma línea que los operadores inmobiliarios. Según Steneri "salida la anomalía política, el gasto de los turistas argentinos va a retomar la trayectoria ascendente en Uruguay con lo cual si bien hay dificultades que pueden repercutir en el desarrollo inmobiliario de corto plazo en Punta del Este, en el largo plazo Punta del Este y Colonia y otras áreas van a tener inversión".

Dentro de ese optimismo, el economista fue más allá y sostuvo que en el largo plazo la actividad inmobiliaria va a estar impulsada por el sector turístico ya que "más allá de ciertos períodos de contracción la actividad inmobiliaria en el sector turístico es una fuente de crecimiento para explotar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)