DENUNCIA PENAL

Demandaron penalmente a 20 jugadoras de Nacional

Abogado del DT dice que futbolistas deben probar acusación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Gentileza Jessica Kirchnitz

El ex técnico de fútbol femenino del Club Nacional de Fútbol Ignacio Chitnisky denunció penalmente a 20 jugadoras del plantel, que hasta hace poco dirigía, por difamación e injurias.

El miércoles 21 de diciembre, 20 jugadoras del plantel principal denunciaron al técnico por episodios de violencia de género, incitación a la violencia en el deporte y también por aspectos netamente técnicos que, según las chicas, las llevó a fracasar en la pasada temporada.

"Durante la última semana, mi familia y yo, hemos sido blanco de la opinión pública a raíz de una carta firmada por 20 jugadoras del plantel del Club Nacional de Fútbol, a las cuales dirigí en el último año", comienza diciendo la carta de Ignacio Chitnisky a la que accedió El País.

El técnico aclaró en el escrito que está "en contra de cualquier tipo de acto que se pueda catalogar como violencia de género".

En comunicación con El País, Chitnisky se defendió de los dichos de las jugadoras y pidió que "se analicen los partidos jugados, en ninguno de ellos hubo una rival lesionada por un golpe con alguna de las jugadoras de Nacional, en ninguno; yo estoy en contra de la violencia en todo sentido, no solo en el fútbol".

El ex entrenador también desmintió haber pagado para que sus dirigidas le pegaran a Juliana Castro —hermana del reconocido exjugador tricolor, Gonzalo "Chori" Castro— que ahora juega en River Plate.

"Cuando llegué a Nacional, ella (Juliana) fue la única que dijo que se iba porque no le gustaba como yo trabajaba. No recuerdo exactamente las palabras de ella, pero me dijo que no le gustaba como yo trabajaba porque me había visto como técnico en juveniles, y así como un técnico es libre de elegir un cuadro, las jugadoras también son libres de elegir a dónde ir, más si no las retiene ningún tipo de contrato", dijo Chitnisky.

Acusación.

Un capítulo aparte que encendió la alarma a nivel gubernamental fue la denuncia que también hicieron las futbolistas respecto a la violencia de género que sufrían con el entrenador que fue removido de su cargo "por aspectos técnicos", según se indicó desde la directiva de Nacional a El País.

"Ha sido su burla, junto con parte del cuerpo técnico, (referida) al aspecto físico de las jugadoras, incurriendo a criterio de las comparecientes en conductas encuadradas dentro de la definición de violencia de género", dice el texto que fue difundido por las jugadoras y que dio lugar a la demanda penal que fue presentada por el entrenador en la mañana del lunes.

Andrés Añasco Viera, abogado de Chitnisky, afirmó a El País que "las acusaciones que las jugadoras están haciendo tendrán que ser probadas ante la Justicia".

El profesional recordó que "el delito de difamación e injurias puede tener una pena de cuatro meses de prisión a tres años de penitenciaría".

"El respeto por la mujer".

"Estoy en contra de cualquier acto que se pueda catalogar como violencia de género. Soy un hijo criado por una sola figura materna, en mi hogar se me enseñó desde muy pequeño el respeto por la mujer", aseguró el ex entrenador tricolor Ignacio Chitnisky. En la misma línea, señaló que es padre de una niña de 6 años y que estuvo "luchando codo a codo junto a otra gente" por los derechos de la mujer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)