NEGOCIO ONEROSO

Demandan a ALUR por contenedores varados

Arrendador exige pago porque están paralizados en Corea.

Diputado Pablo Abdala pidió informes, Ancap aduce que contenedores no son su responsabilidad. Foto: ALUR
Diputado Pablo Abdala pidió informes, Ancap aduce que contenedores no son su responsabilidad. Foto: ALUR

La historia es así: Alcoholes del Uruguay (ALUR, del grupo Ancap) logró concretar una exportación nada convencional; glicerina a Corea. Todo parecía ir bien hasta que por algún motivo el importador desistió de pasar a buscar la treintena de contenedores especiales (denominados isotanques) con la carga, los cuales siguen en el puerto surcoreano de Busan desde hace meses.

Y ahora una empresa que los arrendó quiere recuperar esos contenedores por lo que está haciendo un juicio a Ancap en el entendido que son responsabilidad de la empresa pública que suma así un nuevo dolor de cabeza. La demanda se está procesando en el Juzgado Civil de Décimo Turno.

Fuentes de Ancap dijeron a El País que Ancap abrió una instancia de negociación con varias empresas proveedoras de contenedores y todas menos una desistieron de comenzar acciones judiciales. Ancap entiende que los contenedores no son su responsabilidad y no está abonando multas por ellos.

El diputado nacionalista Pablo Abdala elevó un pedido de informes al Ministerio de Industria, Energía y Minería en el que pregunta si es correcto que el reclamo de la empresa nacional que suministró los contenedores alcanza casi el millón de dólares por concepto de las multas correspondientes al período abril de 2015 - enero de 2016 más daños y perjuicios, lucro cesante, intereses y reajustes legales.

Abdala también quiere saber si a esa cantidad se deben agregar los montos correspondientes a las multas generadas durante el año 2016 y lo que transcurre de 2017 y, en caso afirmativo, pregunta cuál es la cifra correspondiente. El legislador preguntó si hay costos relacionados por otros conceptos, por ejemplo, el pago de depósitos o servicios portuarios. Asimismo, pregunta por los motivos de la empresa compradora (SH Chemical) para desistir de la importación.

"De confirmarse los hechos antes señalados, sírvase indicar por qué razón Alur no decidió resolver la situación, poniendo fin a las pérdidas diarias, ya sea colocando la mercadería con otro comprador, repatriándola o destruyéndola, lo que podría haber significado una pérdida significativamente menor", dice el pedido de informes. Abdala también pregunta qué argumentos está utilizando Ancap para su defensa en el juicio en el que la empresa demandante, además, está pidiendo una condena "a futuro" asumiendo que continuará sufriendo "lucro cesante".

La demandante es la empresa uruguaya "Liquid Bulk Logistics" que es, a su vez, agencia de Bestchem Inc. (de China) y de Bulkhaul Corporation (del Reino Unido).

Por cada día de demora sin que los contenedores sean retirados se aplica una multa de entre US$ 35 y US$ 50 (algo que en la jerga del comercio exterior se denomina "taxímetro"). Los contenedores llegaron en 2015 y 2016 a Busan y en algunos casos llevan 606 días demorados. El total del reclamo es de US$ 973.413. La empresa SH Chemical nunca pagó la mercadería ni tomó ninguna medida para devolver los contenedores.

La empresa demandante mantuvo reuniones por el tema con la anterior gerente de Alur, Victoria Hernández, el abogado Robert Miller y el director de Ancap, Ignacio Berti, ya que la empresa es la accionista mayoritaria en Alur.

En los últimos dos años, Ancap participó en 31 juicios, 23 de ellos como demandada. El organismo enfrenta demandas millonarias de competidores, proveedores y funcionarios.

Cosse busca desactivar paro en La Teja, pero este continúa

La ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, recibió ayer al sindicato de Ancap y le propuso crear un ámbito de negociación para buscar una solución que permita desactivar las medidas que interrumpieron parte de los trabajos preparatorios para la reapertura de la refinería de La Teja. El sindicato realizará una asamblea hoy para analizar la situación. En el ínterin, las medidas que comenzaron el viernes pasado siguen en pie.

El sindicato se opone a que se reduzcan las guardias mínimas en La Teja de 54 a 42 personas porque entiende que ello va en desmedro de la seguridad de los trabajadores.

El directorio de Ancap sostiene que un informe técnico determinó que las guardias mínimas podían reducirse. Históricamente funcionaron con 45 personas y durante la presidencia de Raúl Sendic en Ancap la cantidad se incrementó a 52, en virtud de un acuerdo con el gremio.

La refinería debería haber reabierto el 1º de junio pero sufrió demoras por paros, algunos vinculados a la defensa del servicio médico de Ancap que, de todas maneras, al final fue reformado. Ahora se espera que reabra en los primeros días de octubre. Cada semana de demora cuesta aproximadamente US$ 1 millón. Las tareas de mantenimiento de Ancap se realizan cada cinco años y las que están en curso comenzaron en febrero. En ellas trabajan más de 1.000 personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)