Investigación Cruzó horarios de partidos entre 2002 y 2010 y los delitos 

Delitos caen 15% cuando juega Uruguay

Los delitos contra la propiedad caen 15% cuando Uruguay juega partidos importantes, concluye un estudio que cruzó los horarios de 116 encuentros de la celeste y la distribución de más de 835.000 crímenes cometidos en Montevideo en ocho años.

El trabajo sobre la celeste y los delitos se publicará en revista de ciencias de Suiza. Foto: AFP

GONZALO TERRAdom jun 15 2014

Los resultados de la investigación, titulada "Entretenimiento y Crimen" perteneciente al economista Ignacio Munyo, indican que durante los partidos de los mundiales y los partidos del repechaje de las Eliminatorias jugados por Uruguay se produce una caída del 15% en los hurtos y rapiñas en Montevideo.

"Los robos no aumentan más de la cuenta una vez finalizados los partidos más relevantes. En otras palabras, hay una reducción neta en estos delitos contra la propiedad y no un mero desplazamiento temporal", dijo Munyo a El País. Su trabajo será publicado por la revista científica suiza Kyklos Internacional Review for Social Sciences. Aclaró que no hay efectos significativos durante los partidos de menor importancia relativa como los partidos regulares de las Eliminatorias o de la Copa América, ni en los partidos amistosos en fecha FIFA.

"Queríamos determinar qué pasa con los delitos en Montevideo mientras está jugando la Selección. Nos preguntamos ¿aumentan los robos? ¿Los delincuentes intuyen que partidos importantes distraen la atención, o será que también quieren ver a la celeste? Para dar respuesta a estas preguntas fue necesario analizar los datos de delitos por hora cometidos en Montevideo entre 2002 y 2010, y cruzarlos con información sobre la hora exacta de todos y cada uno de los partidos jugados por la Selección uruguaya en ese mismo periodo", explicó el académico, responsable del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo.

La investigación también concluye que durante los partidos de Uruguay, si bien hay una disminución de los delitos contra la propiedad, no obstante se registra un aumento de la violencia doméstica y los conflictos interpersonales. "Interpreto este resultado como evidencia de un efecto concentración: el aumento de las interacciones inherentes a una actividad prosocial, como mirar fútbol, puede conducir a un mayor potencial para el conflicto y la violencia interpersonal", explica el académico en su estudio.

"Desde el punto de vista de políticas públicas, esta investigación puede ser interpretada como un nuevo enfoque para medir el efecto que tiene sobre el delito el hecho de incapacitar a los delincuentes. En términos generales, la literatura criminológica entiende que hay incapacitación cuando por algún medio se separa al delincuente de las oportunidades delictivas, típicamente manteniéndolo bajo custodia. De hecho, la incapacitación se encuentra hoy entre los principales temas de investigación entre los criminólogos, fundamentalmente porque no hay consenso en cómo cuantificarlo. El enfoque tradicional considera respuestas a entrevistas realizadas a personas detenidas sobre su previa actividad delictiva y estima los delitos que podrían haber cometido si no estuvieran privadas de libertad. Sin embargo, esta metodología tiene la debilidad de ser muy sensible a algunas pocas respuestas que reportan un altísimo número de delitos", explicó Munyo a El País.

Los resultados podrían sugerir que los partidos más importantes de la Selección uruguaya "incapacitan" a los delincuentes a través del entretenimiento.

El trabajo sostiene que la amplia distribución temporal de los 116 partidos jugados por Uruguay -que responde a los fixtures de varios campeonatos en diversos países-, permitió cubrir prácticamente todos los horarios del día y todos los días de la semana. "De esta forma, fue posible evitar cualquier efecto específico sobre el delito que pueda estar relacionado con la hora del día o con el día de la semana. De hecho, los delitos contra la propiedad -como hurtos y rapiñas- en Uruguay tienen un claro patrón temporal: presentan relativamente bajos niveles temprano en la mañana, luego comienzan a crecer para alcanzar un pico a las 20 horas y quedan en niveles relativamente altos hasta la medianoche. A la largo de la semana, se mantienen estables de lunes a jueves, tienen un pico los viernes y se reducen significativamente durante los fines de semana. La investigación también contempla el efecto que las condiciones climáticas puedan tener sobre el comportamiento delictivo. Aspecto que puede resultar relevante cuando en la muestra hay partidos de la Selección que se juegan a lo largo de todo el año. De hecho, en línea con lo que sugiere la evidencia internacional, en Uruguay también se observa que los delitos contra la propiedad aumentan con la temperatura y se reducen con la lluvia.

Munyo explicó que a nivel internacional ya hay una línea de investigación que estudia el efecto de partidos de fútbol sobre variables relevantes de comportamiento. Por ejemplo, un reciente estudio realizado por profesores de las Universidades de Oxford y Bristol encuentra un fuerte efecto negativo en el rendimiento académico de aquellos estudiantes que tienen que dar exámenes justo cuando se está jugando el Mundial.

"La distracción pasa factura, no hay caso", afirma. También existe evidencia de que estos partidos afectan el estado de ánimo de los inversores en los mercados de valores. Cuando un país queda eliminado en la primera fase de la Copa del Mundo muchas veces se refleja, al día siguiente, en una caída significativa en el retorno de las acciones de las empresas de ese país.

Base del estudio

El estudio se basó en datos oficiales de la Policía que incluyen más de 835.000 delitos denunciados en Montevideo entre 2002 y 2010. Se enfocó en los cinco tipos de crímenes más frecuentes en Montevideo: hurtos, rapiñas, violencia doméstica, violencia privada y lesiones personales.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.