Los transportistas y FNC intercambian duros reproches

Dejaron de repartir cerveza en Montevideo

El conflicto entre la Federación del Transporte de la Bebida (Fetrabe) y Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) entró en una escalada ayer cuando los empresarios de la distribución decidieron dejar de repartir en Montevideo las cervezas Pilsen, Zillertal y Stella Artois.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La decisión de FNC de contratar a una empresa argentina generó el problema. Foto: A. Colmegna

FNC, por su parte, emitió un duro comunicado en el que acusó a Fetrabe de "agraviar" a la compañía y advirtió que ha denunciado ante las autoridades el bloqueo del ingreso a sus plantas y se reserva el derecho de tomar medidas adicionales.

Fetrabe tomó la medida en protesta por la decisión de FNC de dar a partir del 30 de junio la distribución de sus productos en Montevideo a la empresa de origen argentino Mirtrans, que aseguró que contratará a todos los empleados de las empresas que conforman la gremial mencionada. Esto llevó a Fetrabe a sostener que FNC y Mirtrans quieren liquidar a las pequeñas y medianas empresas nacionales que realizaban la distribución, con la complicidad del sindicato de trabajadores de la bebida (FOEB).

Ayer Fetrabe realizó una movilización frente a Punta Cala donde se realizaba el almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) en la que participaba la ministra de Industria, Carolina Cosse, y un directivo de FNC.

El diálogo entre las partes, que había comenzado, se cortó, dijo a el País Humberto Perrone, directivo de la Intergremial del Transporte, que apoya a Fetrabe en este asunto. El directivo dijo que la medida no afectará todavía la disponibilidad de las bebidas debido a que hay abundante stock en la plaza y porque el invierno es una etapa de bajo consumo de los productos. Pero advirtió que la intergremial "hará todo lo posible" en defensa de sus asociados. Según Perrone, hay "complicidad" del sindicato de la bebida con FNC y lo acusó de nunca haber buscado un diálogo con los transportistas.

Sin embargo, el principal referente de este sindicato, Richard Read, mostró un tono más conciliador hacia Fetrabe, con la que dijo que ha mantenido una relación "de respeto".

"Instamos a un diálogo con sentido común. Nosotros sabemos que Fetrabe tiene derecho a protestar porque tiene un patrimonio importante y una inversión realizada", dijo Read a El País. "Sabemos que FNC tiene más espalda que Fetrabe y más que nosotros", agregó.

En un primer momento, Read había señalado que el diferendo era "entre patrones" pero ahora parece mostrar más comprensión por la posición de Fetrabe y relativizó las críticas que ha recibido el sindicato. "Yo he dicho cosas duras a veces. A mí también se me ha ido la moto alguna vez", dijo Read.

De todas formas, la FOEB no dejará de exigir los jornales "caídos" por la no realización de la distribución porque los trabajadores se presentaron ayer y volverán a hacerlo hoy.

La distribución de los productos de FNC era realizada en Montevideo por las empresas afiliadas a Fetrabe en las que trabajan 150 personas.

Perrone consideró que el Estado tendrá que involucrarse en el diferendo en la medida en que la actividad de FNC recibe un subsidio de varios millones de dólares al año.

FNC emitió un comunicado en el que señala que la Intergremial y Fetrabe han venido publicando "en diversos medios informaciones que involucran, agravian y perjudican sin razón ni fundamento de ningún orden a la empresa". Ratificó que cumplirá todos sus compromisos con los afiliados a Fetrabe hasta el 30 de junio y desmintió haber incurrido en "deslealtades" o "irregularidades".

El bloqueo a las instalaciones de FNC "ha provocado un estado general de profunda preocupación, impidiendo además el correcto funcionamiento de sus plantas que abastecen a más de 25.000 comercios en todo el país y emplean directamente a más de 700 personas", agrega el comunicado. La empresa controla casi en solitario el mercado de la cerveza en Uruguay.

La desaceleración incide en el conflicto.

Hace unos días dos dirigentes de Fetrabe se reunieron con representantes de FNC y les preguntaron por los motivos por los cuales se había resuelto rescindir el contrato con los asociados de la gremial si no se habían registrado incumplimientos. Los ejecutivos de la cervecera no dieron ninguna razón, según el directivo de la Intergremial del Transporte Profesional de Carga, Humberto Perrone.

Si bien la empresa Mirtrans hace unos años se instaló en Uruguay, es una filial de una firma argentina. En la virulencia que ha tomado el conflicto incide el hecho de que en el mercado hay, dada la desaceleración económica, cierto exceso de camiones. Los integrantes de Fetrabe se dedicaban en exclusividad, con 60 unidades, al reparto de bebidas.

La intergremial a su vez está preocupada por la posibilidad de que se imite a FNC en otros sectores (frigoríficos, fábricas de celulosa) y las industrias decidan concentrar la distribución en una única empresa transportista. Además, en los primeros meses del año el transporte de soja fue inferior al de otras zafras.

FNC es controlada por la gigante multinacional Ab in Bev y comercializa las tradicionales marcas Patricia, Norteña y Pilsen. FNC y Mirtrans (que ya le trae insumos del extranjero) se habían comprometido con la FOEB a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de la bebida. Fetrabe aduce que le hizo una oferta a FNC para cambiar los contratos que fue rechazada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)