IRUPÉ BUZZETTI

"No podemos dejar a niños sin clase", pero hay que" proteger a maestros"

Primaria trabaja para garantizar que todos los niños del barrio Marconi y los docentes puedan acceder a los centros de estudio. Hay servicios, como la línea 405 de Coetc, que no están circulando por la zona tras los violentos incidentes del viernes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Marcelo Bonjour.

Desde la mañana del viernes la tensión se instaló en el barrio Marconi. Luego de un intento de rapiña ocurrido ese día llegó el caos: enfrentamiento con la Policía, tiros al aire, corridas y disturbios. 

Ante la situación, algunos servicios dejaron de brindarse, como por ejemplo la de una línea de ómnibus que circula por el lugar y la atención en la policlínica zonal (solo se atienden emergencias).

La línea 405 de Coetc decidió no circular más por la zona hasta nuevo aviso: el viernes uno de sus coches fue detenido, varios individuos se subieron con palos y golpearon al conductor, al guarda y a un inspector. También robaron y golpearon a varios pasajeros. Luego que el ómnibus quedó vacío, le prendieron fuego.

La directora de Primaria, Irupé Buzzetti, dijo a radio Monte Carlo que no se quiere dejar a los niños sin clases.

Buzzetti señaló que debido a que la línea 405 no llega hasta la zona se piensa trasladar a los docentes hasta los centros educativos una vez que el Ministerio del Interior garantice que "están dadas las condiciones".

"A los niños no los podemos dejar sin clase, lo que vamos a ver es cómo protegemos a los maestros que van a ir", dijo Buzzetti.

Y agregó; "Si los docentes no tienen ómnibus nosotros tendremos que ver de qué manera, en un lugar cercano al que los maestros puedan llegar, le ponemos de un ómnibus" porque "si el 405 no entra el maestro no puede entrar caminando 15 cuadras".

Médicos comunitarios y de familia no ingresan a barrio.

En medio de los incidentes del viernes, ambulancias de emergencia móvil también arribaron a la zona: algunos vecinos comenzaron a lanzar proyectiles contra los móviles policiales y los efectivos allí apostados, resultando lesionado un médico del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME).

El profesional sufrió una herida cortante en cuero cabelludo y traumatismo de cráneo. Fue asistido en el lugar y trasladado a un centro asistencial donde permanece internado.

Por este motivo es que los médicos comunitarios y de familia mañana lunes paralizarán sus actividades y se reunirán a las 10 en el edificio de ASSE con autoridades de Salud Pública y el Ministerio del Interior.

Sostienen que no hay garantías para poder entrar al barrio. La integrante de la Sociedad Sociedad Uruguaya de Medicina Familiar y Comunitaria, Virigina Cardozo, dijo hoy a radio Monte Carlo que hasta mañana inclusive solo se atenderán pacientes en las puertas de emergencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)