LA RENDICIÓN DE CUENTAS Y EL AJUSTE FISCAL

Déficit fiscal trepará al 4,3% del PIB en este año

Lo reconoce Economía en el proyecto de Rendición de Cuentas que ingresó al Parlamento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A la hora 18:00 el grupo entregó dos cajas negras con el proyecto. Foto: F. Ponzetto

En la Rendición de Cuentas que entregó ayer al Parlamento, el Ministerio de Economía corrigió al alza la proyección de déficit para 2016 a 4,3%. La iniciativa posterga hasta el 2018 los incrementos para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el INAU, lo que se objeta en el Frente Amplio.

En la exposición de motivos de 300 páginas del proyecto, se reconoce que "el resultado fiscal se deterioró más de lo previsto, lo que en el marco de las nuevas proyecciones de crecimiento económico, fundamenta la necesidad de realizar una serie de correcciones".

En el artículo 6 de la Rendición se "abaten" las asignaciones presupuestales asignadas para el ejercicio 2017, salvo para el Sistema Nacional Integrado de Cuidados, el Ministerio del Interior, el convenio salarial de la Administración Nacional de Educación Pública y partidas para ciencia y tecnología. Aunque el ministro Astori en conferencia de prensa dijo que no había "postergaciones" sino "diferimientos" de partidas para la educación pública y el INAU, en el capítulo V de la Rendición de Cuentas se puede leer el título: "Postergación de partidas para el 2017". "No sentimos que estemos postergando nada, sentimos que a través de equilibrios macroeconómicos estamos asegurando el cumplimiento de prioridades", acotó.

En un claro mensaje a la interna frenteamplista, Astori dijo que la Rendición "cumple con el programa de gobierno del Frente Amplio", y "el contenido fundamental del proyecto viene al Parlamento con un acuerdo muy importante previo, realizado entre todas las fuerzas que componen el Frente".

"En el Frente ha habido un acuerdo logrado por el presidente Tabaré Vázquez y que nadie modificó que yo sepa, y al mismo tiempo estoy seguro que la presentación que hicimos con el Consejo de Ministros es un mensaje relevante", afirmó.

Además, en la Rendición de Cuentas se restringen los ingresos a la Administración central y a las empresas públicas, se llevan al mínimo los gastos de funcionamiento, y se prevén mecanismos para que los distintos ministerios realicen "esfuerzos adicionales". En materia tributaria se incrementan las tasas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas a los salarios de más de $ 50.100.

Herencia.

En la Rendición, el gobierno aprovecha para cuestionar a los gobiernos blancos y colorados, al afirmar que "hasta no hace mucho tiempo atrás, la respuesta a las recurrentes crisis fiscales eran el recorte de los programas sociales, la postergación de inversiones públicas, la implementación de acciones que contribuían a fragilizar el funcionamiento del sector público (por ejemplo, a partir de la prohibición del ingreso a la función pública, norma, a su vez, que era desconocida a través de otros mecanismos de contratación y un aluvión de impuestos distorsivos)".

Además defiende lo actuado por los gobiernos del Frente Amplio y remarca que la gestión partió de la base de "graves vulnerabilidades heredadas de la crisis del 2002". A lo que agrega: "El país, a partir del diálogo y la acción conjunta de los actores económicos, las organizaciones sociales y las políticas públicas, supo procesar una serie de transformaciones productivas".

Partidas para el Poder Judicial.

La Rendición de Cuentas asegura los recursos para la aplicación del Código del Proceso Penal y el Código Aduanero.

"Estamos satisfechos de haber logrado un acuerdo para la puesta en práctica del Código de Proceso Penal", afirmó el ministro de Economía, Danilo Astori, en conferencia de prensa. Para el Código Penal se reservaron $ 280 millones y para el Código Aduanero $ 40 millones. Lo que supone un total de $ 320 millones.

PARA EL 2017.

Gobierno elevó el tope para endeudarse.

En el artículo 168 de la Rendición de Cuentas, el Poder Ejecutivo eleva el tope de endeudamiento que ya se había incrementado en el último Presupuesto. Para el 2017 estaban previstos 15.000 millones de Unidades Indexadas (UI), pero se incrementó a 17.000 millones de UI. En tanto, para el 2018 tenía previsto 14.000 millones UI y lo suben a 15.000 millones de UI. El diputado Jorge Gandini (Partido Nacional), dijo a El País que "el aumento del tope de endeudamiento por tercera vez en el mismo gobierno, indica que se está queriendo tapar el agujero fiscal contrayendo más deuda, lo que es preocupante a los efectos de mantener el grado inversor".

Según Gandini, la Rendición "recorta gasto social" en varias áreas, como por ejemplo las partidas destinadas a la educación y el INAU. "En realidad no se tratan de postergaciones, son recortes de gasto", afirmó el legislador.

Para Gandini los cambios en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) "transforman la reforma del Frente en el mayor ajuste fiscal". Gandini señaló que el ministro Danilo Astori había señalado en 2007 que con este impuesto recaudarían US$ 500 millones por año, y que con estos ajustes terminará por recaudar US$ 1.800 millones.

ERRORES DE COMUNICACIÓN AL PRESENTAR EL AJUSTE FISCAL.

El ministro de Economía, Danilo Astori, presentó de manera incompleta los cambios previstos en las deducciones al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En la primera presentación del ajuste, el ministro Danilo Astori mencionó al pasar que las deducciones se unificarían en 8%. No mencionó, por olvido o por preferirlo así, que eso suponía una caída ya que la gran mayoría de las deducciones hasta el momento estaban fijadas en 10%. El “power point” que usó no explicaba la modificación.

El anuncio que hizo el presidente Tabaré Vázquez sobre la rebaja en el IVA obligó al equipo económico a modificar sus planes originales. Vázquez habló de una rebaja con tarjetas de débito y crédito.

El gobierno había planificado una devolución de dos puntos adicionales de IVA a través de tarjetas de débito, a un costo de US$ 50 millones. Pero el presidente dijo a la prensa que la rebaja se haría con “tarjeta de débito y crédito”. Astori luego solo habló de “medios electrónicos”.

La incorporación de las tarjetas de crédito incrementó en US$ 30 millones el costo para el fisco de la rebaja en el IVA, llevándolo de US$ 50 millones a US$ 80 millones.

En la presentación de Astori se afirmaba: “Se propone reducir 2 puntos de IVA para las compras con débito o instrumentos de dinero electrónico, como forma de asegurar que la rebaja llegue a los consumidores”. La medida finalmente tendrá un costo de US$ 80 millones, según supo El País por la incorporación de las tarjetas de crédito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)