Violencia doméstica

Declaran testigos por ex presos de Guantánamo

Desde las 8 de la mañana declararán ante la Justicia testigos de la mujer que estaba casada con Omar Faraj, ex preso de Guantánamo que reside en Uruguay desde hace más de un año, y es acusado de reiterados hechos de violencia doméstica.

Irina Posadas, quien se casó simbólicamente con Omar Faraj el año pasado, denunció haber sido sometida a diferentes actos violentos durante el período de convivencia con su pareja.

Según indicó la mujer a El País, en más de una ocasión fue golpeada y obligada a mantener relaciones sexuales.

Por parte de Posadas, concurrirán a la Justicia vecinos de la expareja y familiares. El hijo de la mujer llevará como pruebas fotos que sacó en momentos donde su madre estaba golpeada.

La madre de Posadas también será una de las testigos clave, porque "estaba al tanto de la situación desde el comienzo", aseguró la víctima.

En tanto, otra de las mujeres que lleva a cabo una denuncia penal, es Roma Blanco, exmujer de Adel Bin Muhammad. En este caso la situación es más compleja, porque además de haber sufrido violencia doméstica, la mujer está embarazada de Bin Muhammad.

El exrecluso de Guantánamo dijo en ocasiones anteriores que no se haría cargo de su hija, e incluso que quiere irse de Uruguay.

La Justicia tendrá que determinar en los próximos días si Adel Bin Muhammad tendrá que usar una tobillera electrónica, que permitirá al Ministerio del Interior hacerle un seguimiento, o si solo se le restringe el acercamiento a su exmujer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)