fotogalería

Decenas de evacuados en el interior por las lluvias

Tacuarembó, Treinta y Tres y Paysandú son los más afectados.

Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo
Inundaciones en Melo. Foto: Néstor Araújo

Días de persistentes lluvias provocaron inundaciones en varias zonas del país, lo que dejó un saldo de decenas de evacuados. Las intensas precipitaciones azotaron distintos puntos del territorio uruguayo desde el jueves, y la alerta meteorológica se extendió hasta la tarde de ayer en siete departamentos. Lavalleja fue el que recibió las lluvias más copiosas al registrar entre 180 y 130 mm.

El Sistema Nacional de Emergencias comunicó que en Tacuarembó hay 18 personas evacuadas (11 mayores y 7 menores) que fueron alojadas en el Club Central. En el departamento de Treinta y Tres los evacuados fueron seis, entre los que hay dos menores. En este caso fueron asistidos en viviendas municipales.

El avance del agua también se hizo sentir en Paysandú, donde dos familias de la zona de la policlínica Santa Mónica debieron abandonar sus hogares. El diario El Telégrafo informó que los desplazados fueron alojados en primera instancia en el refugio La Heroica, que trabaja con personas en situación de calle, y luego derivados a viviendas familiares.

Melo fue otra de las ciudades más perjudicadas. La crecida de las aguas del arroyo Conventos dejó a dos personas evacuadas y una decena de autoevacuados. Las inundaciones más notorias tuvieron lugar en los barrios Soñora, San Antonio e Hipódromo.

Además de evacuados en varias ciudades del país, las abundantes lluvias generaron problemas de desagüe, interrupción del suministro de energía eléctrica, caída de árboles y viviendas afectadas. El Instituto Uruguayo de Meteorología explicó que las precipitaciones se debieron a una depresión atmosférica proveniente del noreste argentino. El reporte detalló que Uruguay se vio afectado por una perturbación atmosférica que favoreció precipitaciones puntualmente intensas (de hasta 50 milímetros) en cortos períodos de tiempo. La situación fue acompañada por tormentas, algunas con fuertes vientos, actividad eléctrica y granizadas.

Pronóstico.

Inumet publicó en su pronóstico que no se esperan nuevas precipitaciones hasta el miércoles 16, cuando surge la probabilidad media de lluvias en todo el país. A su vez, en las próximas jornadas se prevé un descenso de las temperaturas mínimas que estarán en el entorno de 6 a 8ºC.

En cuanto a los vientos, mañana serán de dirección variable e intensidades de hasta 10 km/h, afirmándose a partir del martes del sector oeste con intensidades superiores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)