ZURAB POLOLIKASHVILI

"Deberían invertir más en la promoción turística"

Es el embajador de Georgia en España y desde enero próximo será el secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT). Su par uruguayo en España, Francisco Bustillo, lo invitó a visitar Uruguay y conocer sus potencialidades turísticas.

Zurab Pololikashvili. Foto: Fernando Ponzetto
Zurab Pololikashvili. Foto: Fernando Ponzetto

En los dos años que tendrá a cargo la mayor organización del negocio, deberá lidiar con la violencia terrorista en los principales destinos de Europa y Asia. Entiende que la inseguridad mundial podría generar un movimiento diferente de los viajeros hacia puntos más tranquilos. Se propone trabajar duro para facilitar el visado de turistas de mercados como India y China.

—Desde el 1 de enero de 2018 será secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT) durante dos años. ¿Cuáles serán los principales objetivos de su gestión?

—Lo principal es continuar con el plan de Taleb Rifai, hizo mucho por la OMT. Juntó a las potencias mundiales para levantar el rol del turismo. En mi labor quisiera organizar cumbres de alto nivel con los líderes mundiales sobre turismo. Nunca se habló del tema en las cumbres de primer nivel. También queremos concentrar los temas de seguridad junto a ministros de Interior o Exteriores para plantear cómo se sale de esta situación tan difícil.

—¿La seguridad es el principal problema del turismo?

—Hay grandes problemas, uno de ellos es la seguridad, sin dudas. Se puede ver en los números la caída en el número de visitantes en países de Europa, Turquía o Egipto, por ejemplo. Otro problema que tenemos es el visado. También es un tema de seguridad. Si un turista indio o chino quiere visitar Uruguay, Argentina, Chile y Bolivia, tiene que recorrer tres o cuatro consulados y conseguir el visado en tres meses. Sería positivo tener una política de visados para mercados tan lejanos. La visa electrónica como la que tienen los países europeos es una opción. Hay que pensar mucho para liderar este proceso para que los países americanos mejoren su accesibilidad.

—¿Se puede pensar que la violencia que afecta a distintos destinos turísticos genere un corrimiento de visitantes hacia lugares más tranquilos?

—Creo que sí. Espero que todo esto termine algún día. No deseo a ningún país algo como esto. En este momento el turista busca un sitio más seguro y pacífico. No puedo decir que esto vaya a masificar lugares concretos. Gracias a Dios que a este continente no le ha tocado esta forma de violencia.

—A pesar de la violencia, el turismo no para de crecer en todo el mundo. ¿Cómo se explica ese fenómeno?

—El turismo ya es el tercer sector económico más importante del mundo después del petróleo y la producción química. Más de un billón de personas viajan cada año y tenemos un expectativa de crecimiento de entre 2% y 3% al año. África y América tienen mucho para crecer. Apenas el 7% de la población de China tiene pasaporte, en los próximo 10 o 15 años vamos a duplicar los visitantes desde China e India. Yo vengo desde España donde este año habrán pasado unos 80 millones de turistas cuando hace tres años recibieron a 40 millones.

—¿Cuánto impacta a los turistas la realidad social del lugar que visita? ¿Cuánto pesa en el negocio turístico ver gente durmiendo en la calle?

—En los últimos dos años estuve en campaña y viajé bastante. No encontré ciudad en que no se encuentre gente que desafortunadamente está en la pobreza. Estéticamente no es bonito y a cualquier turista le gustaría que no apareciera ninguna pobreza en el mundo. Ojalá que Dios dé casa y techo a todos los pobladores del mundo. De todas maneras, donde hay más pobreza, hay menos turismo.

—En ciudades que reciben muchos turistas comienza a surgir el antiturismo o "turismo fobia". ¿Cómo observa esa situación creciente?

—Ciudades como Barcelona, Venecia o París necesitan mejorar la gestión del recibimiento de turistas. Nosotros nunca vamos a estar a favor de que se limite el ingreso de turistas o se generen peajes, por el contrario, creemos que hay que dar más facilidades, libertad y que todo sea más rápido. Es verdad que ha surgido el "turismo fobia", pero hay que pensar que ciudades como Barcelona se han convertido en el centro mundial del turismo después de los Juegos Olímpicos de 1992, y un trabajo del gobierno español en los últimos treinta años.

—¿América Latina es un continente a descubrir por parte de los grandes mercados?

—Yo creo que sí, es un continente que tiene mucha historia y destinos turísticos increíbles. Llevo dos días en Uruguay gracias a la gestión del embajador Francisco Bustillo, y he podido ver lugares muy bonitos e interesantes. Los países americanos tienen un gran futuro que está lejos de Europa aunque no para de crecer el número de turistas. Pero aquí tienen una oportunidad interesante en el mercado regional. Además, cuentan con un marketing excelente con la carne y sus famosos jugadores de fútbol.

—¿Una vez que se logre mejorar el sistema de visado podría darse una explosión turística en América Latina?

—Son mercados enormes en turismo. Vemos cómo crece la economía china al igual que la india, pero no hay que olvidar a Europa que tiene un mercado de 300 millones de habitantes. Hay muchas oportunidades para vuestro país. Uruguay es interesante para las inversiones, es un país liberal, abierto, hospitalario, friendly. Además, tiene un territorio fácil de recorrer. Desde aquí se puede ir a Argentina o al sur de Brasil. En materia de conectividad se podría tener más aerolíneas viniendo para aquí, pero eso es un tema de negocios. Tienen que promocionar más, ir a las ferias, gastar más dinero en publicidad. La infraestructura está bien para recibir turistas. Falta promoción, esa es una responsabilidad del Estado y el sector privado. El gobierno tiene que dar incentivos a las empresas para invertir más en el sector. En la OMT tenemos recursos humanos y financieros para promoción. En eso estaremos juntos.

Se entrevistó con Vázquez.

El futuro secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Zurab Pololikashvili, se reunió el lunes con el intendente de Maldonado, Enrique Antía. En la ocasión visitó el centro de seguridad de Punta del Este.

En tanto, ayer fue recibido por la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, y en la tarde se entrevistó con el presidente Tabaré Vázquez, el canciller Rodolfo Nin Novoa y el embajador en España, Franciso Bustillo. Hoy volverá a Punta del Este a despedir la Regata Clipper.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)