ADVERSIDAD CLIMÁTICA

Daños millonarios por temporal

Sector productivo del Litoral sufrió fuerte impacto; hay evacuados y viviendas destruidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Destrozos en Río Negro. Foto: Daniel Rojas

Daños millonarios, sobre todo en el sector productivo, viviendas humildes que colapsaron por la caída de árboles, ocho personas evacuadas y una lesionada fue el saldo primario del temporal que afectó ayer varias zonas del país, y que cobró fuerza de ciclón en el litoral.

De acuerdo con un informe del Sistema Nacional de Emergencia —que centraliza la información de los comités departamentales— las zonas más afectadas fueron Colonia, Paysandú, Tacuarembó, Florida y San José, aunque otros departamentos resultaron más afectados, entre los que se encuentra Río Negro que experimentó daños de gran dimensión.

La turbonada hizo colapsar una planta aceitera ubicada sobre la Ruta 24, desplomó un enorme galpón en la Ruta 20, voló el techo de una escuela cerca de Young y derribó cientos de árboles y columna de UTE en todo el departamento.

Al llegar a la radial de Nuevo Berlín, unos 40 kilómetros al norte de Fray Bentos, los efectos del ciclón eran visibles: columnas de UTE y árboles caídos por doquier, techos de chapa volados y una moderna fábrica de aceite destruida.

Los fuertes vientos ocasionaron también grandes destrozos en una planta sojera cerca de Nuevo Berlín. El intendente Óscar Terzaghi describió con asombro los estragos provocados por la turbonada que derribó un silo, destrozó el laboratorio de la planta, y tiró abajo la secadora de soja cargada con 30 mil kilos. Añadió que otros establecimientos agropecuarios también sufrieron daños, que no cuantificó.

"A las cinco de la mañana se levantó un viento infernal, en un momento se calmó y de inmediato volvió con una fuerza impresionante. Cuando venía hacia aquí veía todos los cultivos arrasados, las columnas tiradas y cuando llegué no podíamos creer lo que había ocurrido", contó Sebastián Fernández, encargado de la planta Panarmix, de Nuevo Berlín.

Explicó que dos personas que estaban trabajando se salvaron de milagro. "Por la forma en que golpeó, para nosotros se trató de un tornado", dijo.

"En ese momento había dos personas trabajando y por el ruido de la maquinaria no se percataron de lo que estaba ocurriendo hasta que empezaron a ver cómo volaban las cosas y se refugiaron en el interior de la planta", indicó Fernández a El País.

Más al noreste, en el kilómetro 10 de Ruta 20, el clima no tuvo piedad con el establecimiento "La Alicia".

El ruido de las alarmas despertó al casero. "Salí y tuve que volver a meterme en la casa por el viento. Cuando me asomé a mirar, el galpón ya no estaba más, se había desplomado", dijo el casero Alberto Rodríguez a El País, quien no estaba al tanto de las sucesivas advertencias emitidas por el Instituto de Meteorología (Inumet).

A las 2 de la madrugada, diez departamentos estaban comprendidos en el nivel de riesgo "naranja": San José, Lavalleja, Florida, Flores, Colonia, Soriano, Rocha, Canelones, Maldonado y Montevideo. Río Negro no se contaba entre ellos.

Recién a las 7:45, Meteorología actualizó el nivel de riesgo naranja extendiéndolo a todo el país, pero la turbonada ya había tenido sus efectos en las localidades de Río Negro, varias de las cuales se quedaron sin energía eléctrica.

Cerca de Young, el viento voló el techode la Escuela 37.

Horas de tensión.

También en Cerro Largo se vivieron horas de tensión cuando una fuerte turbonada se desató sobre la planta industrial del frigorífico PUL, sobre la Ruta 8 en los accesos de Melo. El viento derribó decenas de pinos que estaban en los accesos, arrancó carteles y dos autos fueron aplastados por árboles caídos.

Uno de los trabajadores del frigorífico contó que "comenzó a llover muy fuerte y todo se oscureció. Por las ventanas vimos cómo los pinos se retorcían y volaban por el aire. Fue algo espantoso".

En Colonia, según informó el coordinador del Comité Departamental, fuertes vientos provocaron la caída de varios árboles y la voladura de techos de tres viviendas precarias en el asentamiento "Las Malvinas". Fue necesario evacuar a 8 personas, dos de ellas menores de edad, que se encuentran temporalmente alojadas en el Campus Municipal.

En Tacuarembó, donde se está celebrando la fiesta de la Patria Gaucha, se reportaron daños en stands emplazados en la Laguna de las Lavanderas.

En el área metropolitana (Montevideo, Canelones y San José) los vientos provocaron la caída de ramas, árboles y algunos techos, no registrándose afectaciones de entidad.

Más de 100 Kph.

En Florida, sobre las seis de la mañana y por espacio de 50 minutos, el temporal produjo rachas de viento de hasta 110 kilómetros horarios, descargas eléctricas e intensas precipitaciones.

El vendaval voló el techo del parador de la localidad de San Gabriel, sobre Ruta 55, causando lesiones a una persona que fue derivada al hospital local. En el área rural de San Gabriel y Colonia 33 Orientales, también se registró importante caída de árboles. En Sarandí Grande una panadería sufrió grandes pérdidas al volarse el techo del local.

En Durazno, quedaron sin energía eléctrica 1.700 clientes, hubo caída de granizo en zonas al este del departamento y al mediodía de ayer cuadrillas de la intendencia trabajaban para retirar árboles caídos en varias zonas, entre ellas la terminal de ómnibus José Enrique Rodó.

El evento climático hizo que colapsaran decenas de árboles y columnas de alumbrado.

Perspectivas.

En el informe de perspectivas climáticas para los próximos días, el Inumet prevé un desmejoramiento a partir de mañana sábado, con abundantes precipitaciones en el norte hasta el domingo.

Entre domingo y lunes habrá una desmejora en la zona costera del Río de la Plata y atlántica, esperándose lluvias con montos acumulados diarios cercanos a los 10 milímetros. El domingo y lunes las temperaturas máximas no superarán los 21º, dice el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)