vea el video

Daniel Martínez: "La IMM tiene una estructura muy de ‘chacras’"

El jueves 9, Daniel Martínez recorrerá en bicicleta el tramo que hay desde su casa, en el Puerto del Buceo, hasta el edificio rojo de 18 de Julio y Ejido para recibir, a las 11 horas, el bastón de mando de la Intendencia de Montevideo. No traspasará el umbral con planes de impacto o “soluciones mágicas”, pero sí con ganas de hacer.

Asegura que en la actividad política “siempre perdió plata” y recuerda sus orígenes humildes en los que trabajó como pintor de obra y acomodador de cine. En entrevista con El País, evita hablar de Edgardo Novick y defiende a su directora de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche, muy cuestionada por estos días en las redes sociales.

—¿Pensó en algún plan de impacto para la basura o medidas urgentes para otras áreas?

—Hay medidas correctivas que pueden apuntar a mejorar la situación de limpieza o del tránsito, pero las reales soluciones implican inversiones y tener un plan director. Se puede tomar una medida puntual en una calle pero se desajusta otra. Hay que tener un plan director, una visión estratégica del tránsito en la ciudad. Y en eso vamos a trabajar. La situación definitiva implicará estudio, profesionalidad, promoción y después inversiones. Medidas mágicas no va a haber. Se pueden tomar algunas medidas correctivas que mejoren, pero las soluciones de fondo van por ese lado. Con la limpieza pasa lo mismo, se pueden tomar medidas que ayuden a solucionar algunos problemas, pero las soluciones de fondo van por la vía de las plantas de clasificación, que permitan a su vez que no haya más clasificación callejera ni animales tirando carros. Se trata de que esa gente que trabaja en condiciones de inseguridad, con riesgo de contaminación y de lastimarse, trabaje en una planta con sus guantes de cuero, baños, su protección bucal y lentes que le protejan la vista. Y si hay un accidente, que haya una solución adecuada.

—¿Va a apelar a préstamos del BID para hacer grandes obras?

—Nosotros nos inclinamos más por un sistema de fideicomiso que permita por un lado captar inversión de las AFAP y eventualmente internacional. También, me gustaría mucho, de pequeños y medianos ahorristas.

—¿El hecho de haber dejado fuera de la primera línea de conducción al MPP le generó problemas en el Frente Amplio?

—Primero buscamos, porque cuando hicimos una propuesta, a todos los partidos políticos le dimos una especie de instructivo de lo que nosotros entendíamos que eran los criterios para hacer propuestas. Yo planteaba como primer elemento fundamental la idoneidad, la capacidad de gestión, el conocimiento. En segundo lugar, un perfil de trabajo en equipo, nada de "estrellitas" ni nadie que responda a su partido político, sino que estén dispuestos a ser parte de un equipo que trabaje como un bloque. En tercer lugar, alma: no solo tener tiempo en el escritorio sentado, sino también estar en contacto, ver las realidades, vincularse con la gente. Además, queríamos rejuvenecer el plantel de gestión de la Intendencia y trabajar en la paridad de género.

—¿Pero le generó problemas en la interna del FA?

—Ha habido comentarios y declaraciones en algunos medios de prensa, pero son cosas naturales. Cuando se manejan cargos, todos los partidos políticos tienen aspiraciones, cada uno cree que tiene la mejor gente para cada cargo. Pero bueno, son cosas que pasan.

—¿Sigue peleado con Edgardo Novick? Porque en los números, él lidera la oposición en Montevideo.

—Yo nunca estuve peleado con Novick ni voy a gastar un segundo en enojarme con Novick. Es más, por ahí se ha dicho que yo les ofrecí cargos a ediles de la Concertación. Uno tiene sospechas de que no salió del Frente Amplio esa información. Pero no es cierta, no ha habido ofrecimiento de cargos. ¿Voy a salir a ofrecer cargos a la Concertación? Es de locos pensar eso. No es mi estilo la confrontación, no se puede estar cinco años peleando con el mundo.

—¿Cree que Novick va a estar cinco años peleando con usted?

—No lo sé. Yo no voy a estar ni cinco años ni un día, no voy a pelearme con nadie. Voy a tratar de hacer cosas. Y digan lo que digan, no hubo ofertas de cargos a nadie de la Concertación.

—¿Le afecta para gobernar el hecho de que el Frente Amplio no haya obtenido la mayoría especial en la Junta Departamental de Montevideo?

—Era bravo, yo era de los que nunca creyó que íbamos a tener mayoría especial. El Frente Amplio obtuvo el 54% de los votos válidos, pero en su mejor momento votó 58%; es muy difícil. No reconocer que hay un sector de la población que está cuestionando en algunas áreas al gobierno del Frente Amplio creo que era no reconocer la realidad. Yo creo en el debate democrático, en el debate de ideas. Propusimos a la Concertación una serie de acuerdos básicos, tomando las ideas de los otros candidatos, para que enriquezcan la propuesta. La elite política se dirime en las elecciones, después tiene que trabajar todo el mundo, cada uno con su perfil.

—La falta de acuerdos impidió obtener un préstamo del BID para continuar con las obras de Movilidad. ¿Su idea es hacer hincapié en la negociación?

—Vamos a recorrer todos los caminos de entendimiento. Yo no soy una persona de conflicto, no me peleo con nadie, me dediqué en la vida a construir. Empecé en la vida pelando ajos por decisión propia y después fui pintor de obra. Después me dediqué a ser ingeniero pasando por mil laburos, entre ellos acomodador de cine. Creo en la inteligencia y en el compromiso de la gente en todo el sistema político.

—Su directora de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche, viene siendo criticada en las redes sociales porque como activista no había mostrado interés en ocupar un cargo y ahora cobrará un sueldo de $ 127.000. ¿Le preocupan este tipo de comentarios?

—¿Alguien cree que cuando Fabiana Goyeneche, por motu proprio, empezó a trabajar por el "No a la baja" iba a pensar que algún día… Me parece maquiavélico, sinceramente no creo que sea así. Toda la gente que apoyó el "Sí a la baja" no la quiere nada. Yo creo que, al revés, es una persona que defendió valores. A mí me hubiera dado vergüenza como uruguayo que se hubiera aprobado eso, respetando a quien opina diferente. Para mí, Fabiana Goyeneche es una persona que demostró una gigantesca capacidad de comunicación, que logró revertir algo que parecía absolutamente imposible. Creo que tuvo un compromiso y aparte ha demostrado inteligencia y capacidad. Lo del sueldo… por favor. En mi caso, estar en política siempre ha sido perder dinero. Pero yo digo: ¿La democracia no cuesta? ¿Tienen que quedar los mediocres? ¿Los que no tienen posibilidad de ganar más tienen que hacer política? ¿O la democracia cuesta y hay que pagarla? Tú mirás lo que es el nivel de salarios del país y de la región, y Uruguay es el que está más abajo en cuanto a los salarios de los políticos. Yo no sé si Fabiana Goyeneche, una destacada profesional, en poco tiempo puede estar ganando igual o más, pero no importa. Corresponde apostar a gente joven, que tiene ganas de hacer cosas. No estoy de acuerdo en demonizar, sobre todo porque hay gente que la ve como la principal responsable de una derrota en algo que para alguna gente era como la solución mágica a un problema.

—¿En la transición, detectó problemas de gestión a corregir?

—Veo a la Intendencia como una estructura muy rígida, muy vertical y muy de "chacras". En Ancap, con el modelo de excelencia de gestión y la reestructura que aplicamos, buscamos poner la estructura en función de los objetivos estratégicos, nombramos gerentes que estuvieron un año sin cobrar la diferencia de sueldo (lo digo por algún comentario en la campaña).

"No voy a gastar un segundo en enojarme con Edgardo Novick"

Equilibrio de género y sin cuota política.


A la hora de armar su gabinete, el intendente electo de Montevideo, Daniel Martínez, dejó de lado el criterio de cuota política que suele pesar cuando se designan cargos en la administración pública. Así, no le tembló la mano cuando dejó fuera del gabinete al Movimiento de Participación Popular (MPP), el sector de José Mujica y de su competidora por el sillón en la IMM, la senadora Lucía Topolansky. De los ocho directores generales que integrarán el gabinete de Martínez, cinco son frenteamplistas independientes: Fabiana Goyeneche (Desarrollo Social), José Saavedra (Desarrollo Económico), Beatriz Tabacco (Movilidad), Juan Voelker (Recursos Financieros) y Mariana Percovich (Cultura). Los otros tres directores generales sí están identificados con sectores del Frente Amplio: Óscar Curutchet de Asamblea Uruguay (Desarrollo Ambiental), Eduardo Brenta de la Vertiente Artiguista (Gestión Humana), y Silvana Pissano de Casa Grande (Acondicionamiento Urbano). A estos se suma el secretario general de la IMM, Fernando Nopitsh (Partido Socialista), y el prosecretario Christian Di Candia (Casa Grande).

Además del MPP, tampoco habrá directores generales de los otros sectores que apoyaron la candidatura de Topolansky: la Lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic, y el Partido Comunista, al que pertenece la intendenta saliente Ana Olivera. Estos grupos sí estarán representados en cargos de segundo orden en la IMM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)