transporte de pasajeros

Cutcsa critica a autoridades y apuesta a controlar Raincoop

Pretende encabezar directiva para iniciar una reestructura de la compañía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Raincoop está agonizando. Salgado propone una comisión para evitar crisis. Foto: A. Colmegna.

Aun mes de la aparición de una misteriosa mujer que prometió el salvataje de Raincoop, el presidente de Cutcsa, Juan Salgado, criticó a las autoridades municipales por dar el aval a cualquier inversor que sin pertenecer al sector del transporte se comprometa a sanear la compañía de ómnibus.

"No creo en los reyes magos" había señalado Salgado cuando se enteró que Lourdes Carbajal anunció la disposición de capitalistas que ella representaba a invertir en la empresa. "Dijeron que estaba la plata y no hubo ni monedas. Las autoridades deberían de estudiar un poco más, se lo dije al secretario general de la Intendencia (Fernando Nopitsch). Deberían ser más cuidadosos y no decir que todo vale, deberían de tener cuidado, esto no es el vale todo", dijo Salgado a El País.

El presidente de Cutcsa preguntó si alguien sabe cuáles eran las condiciones para invertir US$ 1,5 millones en Raincoop. "¿Será que las condiciones de las que no se habla, ni preguntaron las autoridades, son que la empresa deje de tener lo poco que todavía tiene?", insistió.

Según dijo, habría que haber prestado atención que los que ponen el capital "no son transportistas ni están dentro del palo del transporte". "Ofrecieron determinadas cosas que se manejaron en la asamblea de dueños de Raincoop y nosotros, que conocemos el tema y tenemos experiencia, sabemos que no es así y más cuando vivimos un período de reestructura como el de 1998", señaló.

Además, consideró que si la intendencia paga los subsidios al gasoil a una empresa que no está al día con los certificados del BPS y de DGI, el gobierno "no está ayudando a los trabajadores y cooperativistas de Raincoop a que luchen y salgan adelante, están ayudando a quién sabe cuál capitalista a hacer un negocio financiero".

"Me parece que no hay que darle Raincoop a capitales particulares. Esto no es para que alguien aproveche la oportunidad, como escuché decir a un jerarca que no importa de dónde viene la plata, sino que lo importante es que se dé trabajo. Sí importa de dónde viene la plata, importa que sean los transportistas los que saquen esto adelante sin pedir nada, porque no le vamos a pedir nada al Estado", enfatizó.

El Plan.

La situación de Raincoop es crítica. De 151 coches que tienen 42 están parados, lo que afecta el cumplimiento del servicio. Además, el dinero para pagar la nafta de los ómnibus se saca de la recaudación de boletos vendidos en el día.

A eso se suma que los trabajadores todavía no cobraron el 25% del salario de noviembre ni el 100% de diciembre y tampoco el aguinaldo. En este contexto, Salgado propone que —sin que Raincoop pierda su identidad— Cutcsa tome el control de una reestructura para poder sanear la compañía. Aunque prefiere no hablar de intervención, Salgado propuso conformar una comisión encargada de impulsar una reestructura. La misma estaría integrada por tres personas: un representante de la asamblea de Raincoop (dueño), un integrante de los trabajadores más representativos del sistema obrero de Montevideo (Unión de Trabajadores de Cutcsa) y un integrante del directorio de Cutcsa.

Salgado aseguró que si eso sucede, en un plazo de tres años la compañía podría hacer frente a sus deudas y cumplir con el pago de salarios en tiempo y forma. "No vamos a dejar a ni un solo trabajador sin trabajo, los que quieran seguir trabajando van a trabajar. Vamos a tomar las medidas de ajuste que hay que tomar y redimensionar la empresa", aseguró.

¿Qué gana Cutcsa con esto? Salgado asegura que la compañía que él preside no quiere agrandarse y tampoco pretende que se haga un reparto de las líneas que tiene la cooperativa. Salgado aseguró que la única finalidad que se persigue por parte de la empresa es "tener un transporte sano, rentable y en condiciones de dar respuestas a las nuevas tecnologías que aparezcan".

"Si no tenemos un sistema sano, ni Cutcsa ni nadie puede pelar con las nuevas tecnologías. Esto que planteamos es ver más allá y adelantarnos a los problemas que puedan aparecer, como los que están surgiendo hoy con Uber", acotó.

Sindicato: "Los de afuera son de palo"

n El secretario general de la Unión de Trabajadores de Cutcsa, Daniel García, dijo a El País que entiende que "los de afuera son de palo" y por lo tanto no se debería haber prestado atención a la propuesta que hizo Lourdes Carbajal para capitalizar a Raincoop. "Yo voy a estar a favor de la salida laboral de todos los trabajadores, cooperativistas y asalariados. Si hubo una mala gestión, hubo mala gestión. Hay que reconocerlo, no tiene mucha vuelta", sentenció.

Para el sindicato de Cutcsa, la solución para los trabajadores de Raincoop pasa por "mantener la identidad de la cooperativa" y "buscar alternativas de soluciones".

García señaló que lo ideal sería planificar una salida muy similar a la que se hizo con Cutcsa en 1998, "otorgando estabilidad laboral y viabilidad económica financiera".

Además consideró que si él fuera funcionario de Raincoop "ni siquiera plantearía la autogestión" como alternativa. "Yo soy un trabajador, no puedo gestionar", argumentó.

Al igual que el presidente de Cutcsa, Juan Salgado, el sindicato entiende que lo ideal sería conformar una comisión que se encargue de gestionar a la empresa. En ese ámbito, entiende que debe estar presente un representante del directorio de la cooperativa, otro de Cutcsa y el sindicato de Cutc-sa, por ser el más grande. "Para mí todo se resume en que los que no son del gremio, los de afuera, son de palo, y los problemas del gremio los tiene que resolver el gremio. Tenemos que armar la comisión", volvió a insistir el sindicalista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)