Policía cree que autores son los mismos y tiene pistas firmes

En cuatro días hubo dos casos de secuestro exprés

La Policía investiga un secuestro exprés ocurrido en la noche del lunes 16 en el Centro de Montevideo. La víctima, un hombre de mediana edad, fue liberado en la jurisdicción de la Seccional 19° de Montevideo (La Teja y barrios aledaños).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La víctima del secuestro concurrió a la Seccional 19° y relató detalles del episodio.

Investigadores policiales consideran que se trata de los mismos individuos que cometieron, el jueves 12, un secuestro exprés a una mujer mayor y a su hija, en Pocitos, y luego las liberaron en la puerta del estadio Tróccoli del club Cerro, tras el pago de un rescate.

Los secuestros fueron casi idénticos: dos sujetos sorprendieron a sus víctimas dentro del auto, las amenazaron con un revolver y luego las obligaron a recorrer varios cajeros automáticos.

Según las fuentes del caso, los delincuentes se llevaron muy poco dinero.

"Son los mismos que cometieron el anterior secuestro. Lo repitieron porque les salió bien. Además $ 100.000 les dura muy poco tiempo a esos sujetos", dijo un jerarca policial a El País.

Efectivos del Departamento de Investigaciones de la Zona II (Pocitos y zonas próximas) ya dieron con el paradero de los mismos y su detención es cuestión de horas.

Una de las pistas que siguieron los funcionarios policiales fueron las filmaciones de estaciones de servicios donde los sujetos detuvieron el Honda Fit, de color gris, para que una de las secuestradas sacara dinero de los cajeros automáticos. Sin embargo, la mujer se encontraba muy nerviosa y no lograba concretar el trámite.

La chica, una contadora pública, le dijo a uno de los secuestradores: "dejanos ir y te llevás el auto". El individuo le contestó que no.

"Llamá a tu marido y pedile $ 150.000, decile que traiga el dinero", dijo el delincuente.

La chica llamó a su esposo. El delincuente le dijo que debía llevar $ 150.000 hasta el estadio del Cerro si quería que liberara a su esposa y a su suegra.

El esposo le respondió que no podía reunir tanto dinero en poco tiempo. "Traé lo que puedas. Pero nada de contarle a la policía", dijo.

Finalmente, ambas mujeres fueron liberadas.

En el auto llevaban las tarjetas de casamiento que estaban repartiendo en Pocitos cuando fueron secuestradas.

Rápidos e intensos.

El "secuestro exprés" se originó en Colombia y México, pero luego se extendió a Brasil y a Argentina. Se caracteriza por no durar más de dos horas y se exigen montos relativamente menores de dinero por el rescate.

Consiste en la privación de libertad de la víctima a la que obligan a retirar dinero de una cuenta o del cajero automático, o a efectuar compras. Las víctimas son elegidas por los delincuentes según las apariencias. Observan si lleva alhajas, qué tipo de auto conduce o su vestimenta, por ejemplo.

Suelen aprovecharse de la falta de atención al entorno de las víctimas. Los momentos más vulnerables son: al subir o bajar del coche, y al salir o entrar a la vivienda o edificio.

En casi todos los casos registrados, los hechos tienen lugar entre las 19 y las 23 horas. Los delincuentes se aprovechan de calles poco iluminadas y de escasa circulación tanto vehicular como de peatones.

Los primeros secuestros.

La noche del 28 de junio de 2010 se podría tomar como el mojón, el punto de referencia, el inicio de las investigaciones policiales y las preocupaciones ciudadanas sobre el secuestro exprés. Es que fue esa misma noche en que tuvo lugar el primer delito bajo esta modalidad. En 15 días ocurrieron otros cinco hechos similares. Para la Policía no es fácil ubicar a los delincuentes. Dejan pocas huellas, los delitos se cometen en un tiempo breve y los testigos son pocos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)