Vecinos de La Paz y Arenal Grande denuncian varios muertos y heridos

Hace cuatro años que piden semáforos para cruce fatal

Vecinos del barrio Cordón levantaron firmas en 2011 para solicitar a la Intendencia de Montevideo la semaforización de un cruce de calles muy peligroso, el de La Paz y Arenal Grande.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Todos al mismo tiempo quieren cruzar y pocos respetan el cartel de "Pare". Foto: M. Bonjour

Con fecha 8 de diciembre de aquel año el pedido aparece ingresado al sistema de Ingeniería de Tránsito. En la documentación a la que accedió El País el expediente estuvo en la dirección de la misma dependencia desde el 16 de abril de 2012.

El 4 de mayo de ese año, en la división de Tránsito y Transporte, el jerarca Hugo Bosca determinó que el expediente "vuelva al Servicio de Ingeniería de Tránsito a efectos de su inclusión en el listado de prioridadesa ejecutar".

María Casanova, una de las personas que levantó firmas para dar mayor seguridad al tránsito de la zona, afirmó a El País que hasta ahora no han tenido ninguna novedad.

"Hicimos todo el trámite; incluso yo encontré a la intendenta en la puerta de la Intendencia y lo llamó desde ahí, adelante mío (a Bosca), y le dijo que para diciembre de 2013 los iban a poner, porque estaban sacando licitaciones para la compra de semáforos. Pasó el 2013, pasó el 2014 y estamos sin semáforos", contó Casanova.

Pinitos.

Los riesgos del cruce han quedado reafirmados por otra decisión de la Intendencia materializada con mojones o pinitos de hormigón colocados en una de las esquinas.

"Los autos subían a la vereda dos por tres y se iban contra la casa de un vecino. Ahora no más, en el último accidente, uno de los pinos se rompió y quedó tirado. Todas las semanas hay choques. El otro día, a la mujer no se le metió en la casa otro auto, un taxi, porque tuvo suerte. Pero quedó golpeada toda una pared. Hace poco chocó otro taxi que venía con unos niños. Los vimos ahí, todos ensangrentados".

Los comerciantes instalados en el cruce de La Paz y Arenal Grande se encuentran entre los principales testigos de la alta siniestralidad vial registrada en el lugar. La encargada de un local de venta de todo tipo de guantes, Antonieta Sica, indicó a El País que las colisiones se dan todas las semanas.

"Hasta los sábados hay choques; a fin de año hubo tres en un solo sábado. La Paz es una calle linda para llegar rápido al Centro y es muy peligroso este punto como otros. Está el cartel de "Pare" en Arenal Grande pero no se respeta", sentenció la comerciante, quien agregó que es muy común ver cómo muchos conductores no disminuyen la velocidad y manejan mientras hablan por celular.

"Yo firmé por los semáforos pero lo ideal es poner un lomo de burro; al que se le rompa el auto una vez, lo va a pensar después. Hay muchos semáforos que no se respetan", concluyó Antonieta Sica.

En el negocio de enfrente, con puerta que también da a la calle La Paz, hay un salón llamado Autódromo Virtual.

Curiosa y casualmente, en su interior existe media docena de simuladores de automóviles de carrera. Allí es posible elegir la categoría para competir, los bólidos, y distintos circuitos de todo el mundo.

Bernardo y Gonzalo son dos jóvenes emprendedores uruguayos que consiguieron adquirir los derechos del software de una empresa argentina "pensada y creada para los fanáticos de las carreras de autos y el automovilismo en general".

Hasta este lugar los tuercas puede llegar para divertirse pero asimismo para entrenar o ponerse a prueba frente a otros pilotos. "Los que vienen es obvio que les apasiona la velocidad, pero se puede aprender mucho sobre todo lo que hay detrás de un auto de carrera para ponerlo a punto", dijo a El País Bernardo, quien confirmó el alto promedio de colisiones que se da en cada semana.

Para él la solución tampoco radica en instalar semáforos. Piensa que daría mejor resultado un par de lomos de burro, sobre Arenal Grande.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)