CICLÓN EXTRATROPICAL: SECUELAS EN VARIOS DEPARTAMENTOS

Críticas a Inumet: "se debió emitir un nivel de advertencia rojo"

Maldonado fue el departamento más afectado. “Era un peligro salir a la calle con este temporal, cuando caían árboles y cables eléctricos”, dijo un director municipal. El servicio de agua potable se está regularizando en varias zonas del departamento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maldonado fue el departamento más afectado. Foto: Ricardo Figueredo

En Maldonado, mientras continuaba el temporal, comenzó a cuestionarse el manejo de los niveles de riesgo determinados por el Instituto Uruguayo de Meteorología. Autoridades municipales entienden que se debió establecer el color rojo de antemano para que la población se mantuviera en sus residencias.

El martes y ayer las ráfagas de viento rebasaron los 120 kilómetros por hora, superando el máximo establecido por la escala Beaufort, que denomina a los vientos de velocidad mayor a 118 kilómetros por hora como "temporal huracanado". Los efectos previstos en tierra son caída de árboles, voladuras de techos y afectación en casas. Eso fue lo que aconteció en la costa del departamento de Maldonado.

De milagro no se registraron graves accidentes, con saldo de personas lesionadas o fallecidas, considerando que varias arterias de tránsito se convirtieron en trampas mortales, con árboles de gran tamaño caídos, algunos sobre automóviles. Carteles, cables de energía eléctrica y ventanales de comercios fueron arrastrados por el ciclón.

Jesús Bentancur, director general de obras de la Intendencia de Maldonado, dijo que en la reunión del comité de emergencia se habló de este tema. "¿Qué faltaba para que se estableciera el nivel rojo? Era un peligro que la gente saliera a la calle con ese temporal. Cayeron árboles por todos lados y cualquier tipo de objeto. Un peligro".

El temporal causó asimismo diversos destrozos en el puerto de Punta del Este. Un barco de pesca, que estaba amarrado, se fue a pique, y a otros dos yates les reventaron los cabos y enseguida se estrellaron contra las rocas. Todos los negocios de venta de pescado debieron cerrar sus puertas.

En Maldonado hubo tres heridos, todos en siniestros de tránsito ocurridos en plena tormenta. El Centro Coordinador de Emergencias departamental indicó que hay 27 personas fuera de sus hogares, por voladuras de techos o caída de árboles sobre sus viviendas.

En el Campus había 5 evacuados, otros cinco estaban en Piriápolis y por lo menos 15 son autoevacuados. Hubo grandes daños en los asentamientos El Placer, el Kennedy y Los Eucaliptus.

El Cecoed indicó que "han caído árboles sobre el tendido eléctrico y sobre la vía pública en distintas zonas de la ciudad, Ruta 12 y Ruta 9, entre otras".

Se calcula que por lo menos cien árboles se desplomaron y otros quedaron en mal estado. Se prevé que la situación de las personas evacuadas comience a normalizarse en el correr de la tarde de hoy.

Para el recuento de más datos, en el día de hoy se reunirán todas las autoridades locales.

El registro máximo de velocidad del viento se obtuvo a las 16:00 horas del martes en la estación meteorológica de Punta del Este, y fue una racha de 125 km/h.

Valeria Mazza.

El temporal fue duro con la infraestructura de servicios tanto pública como privada existente en la playa.

El cordón de dunas de la playa Mansa quedó bajo agua. Y los accesos a la playa, enormes escaleras de hormigón, fueron destruidas por el impacto del mar y del viento.

En la zona de Manantiales el mar causó enormes daños en el exclusivo Selenza Club de Mar. El parador forma parte del servicio de playa del complejo que tiene como cara visible a la top model argentina Valeria Mazza. Las pérdidas fueron estimados en cientos de miles de dólares.

El parador, que se desmontaba al término de cada temporada de verano, no fue retirado al final del verano 2016. El temporal de las últimas horas se encargó de hacerlo.

Piriápolis.

El colegio San Francisco de Asís sufrió las consecuencias del ciclón al volarse el techo del edificio y caer una columna del tendido eléctrico. La dirección del colegio suspendió las clases, informó el semanario La Prensa.

Una parte del techo de chapas y maderos fue arrancada por el viento en la noche del martes. A las 8:00 de ayer terminó de desprenderse lo que aún quedaba.

Múltiples fueron las consecuencias del temporal en Piriápolis con una persona lesionada en accidente de tránsito, al menos 30 árboles caídos, dos voladuras de techo, tendido eléctrico derribado, serios daños en calles y caminos, varias zonas sin energía eléctrica y sin agua. El Municipio pide comprensión y paciencia, asegurando que todas las emergencias serán atendidas, priorizando las de mayor gravedad.

Servicios.

Algunas zonas del departamento permanecían ayer sin energía eléctrica ni agua potable.

El corte del suministro de energía a la planta potabilizadora de Laguna del Sauce dejó a la misma fuera de servicio en las primeras horas de la noche del martes.

La planta procesa unos 40 millones de litros de agua potable por día para abastecer a la mayor parte del departamento de Maldonado.

La Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE contrató camiones cisterna para abastecer de agua a los pobladores afectados por el corte.

Quedó también previsto que camiones cisterna con mayor capacidad de transporte lleguen desde Montevideo para reforzar el suministro de agua.

La planta quedó fuera de servicio en las primeras horas de la noche del martes cuando el temporal tiró medio centenar de árboles que cayeron sobre las dos líneas que suministran energía eléctrica.

Recién esta mañana, OSE informó que el abastecimiento de agua potable "viene regularizándose satisfactoriamente", pero que de todas maneras "es posible que persistan problemas de baja presión en algunas zonas altas del sistema, especialmente en Piriápolis, Pan de Azúcar y balnearios de Zona Oeste, situación que se normalizará en el correr del día de hoy".

Según el comunicado, se seguirá brindando apoyo con camiones cisterna, en el transcurso de hoy jueves en algunas zonas y una vez restablecido el servicio "se podrán presentar fenómenos puntuales de turbiedad".

Varias zonas del país afectadas.

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) emitió el martes una advertencia de nivel "naranja" que abarcaba 10 departamentos del sur: San José, Montevideo, Canelones, Maldonado, Rocha, Colonia, Lavalleja, Flores, Florida y Treinta y Tres. Fuera de Maldonado, Canelones y Rocha —que sufrieron las peores afectaciones—, se reportaron daños en otros departamentos.

En el caso de la ciudad de Melo, en Cerro Largo, a las 23:00 horas una casa en Ruta 8 y calle Saúl Urbina, sufrió la voladura del techo de la planta alta. La casa estaba deshabitada a esa hora por lo que no hubo víctimas.

En el departamento de Colonia, la Dirección Nacional de Policía de Tránsito informó ayer que la Ruta 61 a la altura del kilómetro 21, en Picada Benítez, estaba cortada. Debido a los fuertes vientos que alcanzaron los 90 kilómetros por hora, el prefecto de Colonia, Pablo Temesio, informó que se había dispuesto el cierre del Puerto de Colonia, incluso hasta la jornada de ayer.

La Dirección Nacional de Bomberos realizó 14 intervenciones en ese departamento.

En tanto, en Durazno, hasta la jornada de ayer, la Ruta 6 a la altura del kilómetro 201 en Sarandí del Yi, estaba cortada. Asimismo se registraron voladuras de techos, caídas de columnas, gajos y ramas.

Bomberos realizó un total de 13 intervenciones en San José, cuatro en Rivera y dos en Florida, donde se registaron ocho evacuados según reportó el Sinae. En la localidad de 25 de Agosto fueron evacuadas por precaución siete personas, una mujer y seis niños de un precario lugar en donde residen.

Las personas fueron alojadas en la Plaza de Deportes del lugar y comenzaron a recibir asistencia en forma inmediata.

"Fue el peor temporal desde 2005".

Algunos lugareños del balneario La Paloma, en Rocha, dijeron que el de ayer "fue el peor temporal que sufrimos desde el año 2005". El viento llegó a alcanzar su mayor intensidad a las 4:00 de la madrugada, con ráfagas de 105 kilómetros por hora. Hubo un total de 24 árboles caídos (8 en la ciudad de Rocha, 8 en La Paloma, 3 en Castillos, 3 en Santa Teresa y 2 en Lascano). También se volaron techos (sobre todo de cocheras y barbacoas), y se derrumbó el muro de una carpintería en el barrio Spontor. Un incendio, debido a un cortocircuito de cables aéreos en un transformador de UTE, se produjo en las calles San Martín y Grito de Asencio. Los últimos hechos ocurrieron en la ciudad de Rocha.

Personal del Centro Coordinador de Emergencia de ese departamento inspeccionó distintas zonas de la ciudad en busca de posibles objetos con riesgo de caída, como sucedió con una columna de Antel que fue necesario apuntalar para evitar que se viniera al suelo.

En tanto, se produjeron cortes de suministro eléctrico en amplias zonas costeras por afectaciones en las líneas de transmisión. Las zonas más afectadas fueron Punta del Diablo y la Coronilla, y hasta la tarde de ayer 2.843 personas permanecían sin luz, lo que representa el 6,28% de los clientes del departamento.

A pesar de los fuertes vientos registrados y de los árboles caídos, durante el temporal no se produjeron accidentes de gravedad ni evacuados.

"Hubo voladuras de chapas y techos, hubo caídas de árboles pero no fue una cifra trascendente. Acá el temporal pegó, pero no tan fuerte como en otras zonas", indicó Fausto de León, coordinador del Comité Departamental de Emergencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)