El movimiento tradicionalista de Río Grande apunta a la Banda Oriental

Criollismo uruguayo con ayuda brasileña

En Brasil algo más de tres millones de personas integran los Centros de Tradición Gaúcha (CTG). Se trata de unas 2.800 agrupaciones que se reúnen para rememorar las raíces criollas, la mayor parte de ellas están instaladas en el estado de Río Grande del Sur, un territorio que en tiempos de la colonia estaba integrado a la Banda Oriental.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los caballos y la sangre gaucha fortalecen los lazos maternales entre los pueblos.

Manoelito Carlos Saravis, presidente del Movimiento Tradicionalista Gaúcho, estuvo la semana pasada en Montevideo con el objetivo estratégico de fortalecer la cultura tradicionalista y nativista en la región.

"El objetivo es buscar una integración cultural mayor entre los gauchos. El Mercosur no tendrá éxito si no integra culturalmente a los países y somos muy semejantes culturalmente, tenemos el mismo origen", afirmó Saravis a El País.

Para ello comenzarán a realizar actividades concretas en territorio nacional.

Una de ellas tendrá lugar el próximo 12 de julio en Colonia. Ese día se encenderá la "llama criolla" que es el primer acto de las festividades "farroupilhas" que comenzarán el 14 de septiembre y finalizarán el día 20. Por primera vez en la historia la llama se encenderá fuera de territorio brasileño.

Ese día un grupo de 20 jinetes uruguayos y brasileños realizarán un homenaje a Colonia del Sacramento y saldrán rumbo a Montevideo. La llegada está prevista para el 17 julio y el día 18 participarán de las celebraciones por un nuevo aniversario de la jura de la Constitución. Posteriormente se desarrollarán algunas actividades en conjunto con la Sociedad Criolla Elías Regules.

Luego seguirán camino hacia el Chuy. El día 15 de agosto traspasarán la llama a un grupo de jinetes que a su vez encenderán decenas de antorchas que llevarán a todos los rincones de Río Grande del Sur y el resto de Brasil.

Secretos del éxito.

A la luz de la experiencia brasileña, Saravis está convencido que el desarrollo de actividades tradicionalistas llama la atención de toda la familia y en particular de los más jóvenes.

"Nuestro principal secreto no es la tradición, nuestro principal atractivo es que somos un espacio social en que todas las generaciones conviven pacíficamente, escuchando y bailando la misma música, comiendo en la misma mesa y luciendo la misma ropa. Sin conflictos. Basta con aceptar el ambiente en que se está", afirmó Saravis.

La música, la danza y la poesía tradicional funcionan como llamadores para las generaciones más jóvenes.

"También utilizamos mucho al caballo, el rodeo y las competencias. Aquí se aprende sobre historia, tradición y vida en el campo, algo muy importante para los jóvenes de apartamento", señaló.

Saravis afirmó que las disputas territoriales entre Uruguay, Argentina y Brasil y la lengua separaron "políticamente a los países". Sin embargo, el uso del caballo, el mate, las danzas y la música folclórica rural son algo común a las tres naciones.

Colaboración.

En los últimos años se ha conformó la Confederación Internacional de la Tradición Gaucha que reúne grupos de Argentina, Brasil y Uruguay.

Desde 2010 la Confederación viene intentando colaborar con Uruguay para que se instale una "organización fuerte" de sus agrupaciones tradicionalistas, explicó Saravis.

El líder tradicionalista reconoció que los CTG brasileños están en deuda con sus pares uruguayos. Recordó que en 1949 representantes de 35 organizaciones de Río Grande llegaron a Montevideo para participar de las festividades de la Sociedad Criolla Dr. Elías Regules, una agrupación fundada en 1894. Ese día aprendieron la clave del éxito multitudinario que alcanzarían más adelante.

"Entendieron que para funcionar debían tener familias, música y danzas. Volvieron con eso en la cabeza y empezaron a estudiar las danzas y la música y trajeron a sus mujeres; hasta ese momento los CTG eran solo hombres y caballos", afirmó.

Saravis señaló que "ahora estamos volviendo para dar a conocer la experiencia que tenemos en Río Grande del Sur".

Revueltas comunes.

Las Semanas Farroupilhas, un evento multitudinario que se desarrolla en decenas de ciudades de Río Grande del Sur, tiene lugar en recuerdo de la revolución independentista que se desarrolló entre 1835 y 1845.

Aquella revuelta, que comenzó porque el imperio de Brasil cobraba más impuestos al charque producido en Río Grande que al importado de Argentina o Uruguay, contó con la participación de los colorados uruguayos, los unitarios argentinos y Giuseppe Garibaldi.

Años después, en 1893, los blancos de Gumersindo y Aparicio Saravia protagonizaban la Revolución Federalista Riograndense junto a miles de argentinos y brasileños. Otra vez se buscaba la independencia. Fue necesario que el naciente gobierno de los Estados Unidos de Brasil enviara a sus mejores batallones para frenar el avance de la revolución.

Elías Regules, el médico que fundó el nativismo.

Cada 22 de mayo, fecha de nacimiento de Elías Regules, se celebra el Día de la Tradición según lo definió una ley aprobada en el año 1946. Se trata de un homenaje a uno de los principales cultores del nativismo del Uruguay.

Nacido en Montevideo en 1861, siendo muy joven su familia se trasladó a vivir a una estancia del departamento de Durazno.

En 1867 se va a estudiar a Montevideo. Se forma como médico y rápidamente se vuelve un profesional de prestigio internacional. Se desempeñó como docente en la Facultad de Medicina y ocupó los principales centros de decisión en la Universidad de la República, siendo rector durante dos períodos.

Gran parte de su vida la ocupó en defender y aplicar las tradiciones del mundo rural. Fue considerado uno de los mayores escritores y dramaturgos de temas gauchescos de su tiempo.

En el año 1894 Regules fundó la "Sociedad Criolla" que tras su fallecimiento tomó su nombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)