JUDICIALES HACEN PARO

Crimen en San José: cuatro detenidos

Un hombre confesó que se intentó hacer una rapiña que “salió mal”, pero existen dudas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esquina: en este lugar fue asesinada a balazos Susana Odriozola. Foto: M. Bonjour

El juez penal Duvi Teixidor de San José tomó ayer declaración a unas quince personas en relación al asesinato a balazos en la noche del viernes en esa ciudad de Susana Odriozola, funcionaria judicial, hermana de la magistrada, María Noel Odriozola, e integrante de una familia muy conocida en el departamento maragato. Dos personas confesaron el crimen y dijeron que se trató de un intento de rapiña que "salió mal". Uno de los dos presuntos autores, tiene abundantes antecedentes penales, según Subrayado. Otros dos detenidos son una pareja que habría entregado la moto en la que se desplazaba el asesino de la funcionaria judicial.

Hoy, a las 18:00 horas, está convocada una marcha en repudio al asesinato en la plaza principal de San José (de los Treinta y Tres) que fue convocada a través de las redes sociales.

La Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay convocó para el martes a un paro. Los judiciales se concentrarán sobre las 15 horas frente a la Suprema Corte de Justicia portando flores para recordar a la mujer asesinada. Habrá guardias gremiales en los juzgados letrados de familia, de adolescentes y penales y en la morgue judicial.El sindicato no cree que el móvil del crimen haya sido una rapiña. "El móvil no fue un robo, pues se le disparó en forma mortal sin tocar sus pertenencias", dice un comunicado del gremio. Odriozola era oficial Alguacil de Familia en el Juzgado Letrado de San José.

La jueza Odriozola había procesado a tres personas en agosto por el asesinato, descuartizamiento y ocultamiento del cadáver de dos jóvenes en el marco de una lucha entre bandas de narcotraficantes en zonas cercanas al Cerro. Su hermana fue asesinada en la calle Eusebio Vidal, esquina Sarandí, a cuatro cuadras de la plaza principal. Volvía del juzgado en el que trabajaba a dos cuadras de la mencionada plaza. Le disparó el acompañante de un motociclista que conducía una moto blanca de gran cilindrada. La moto se acercó a la mujer a contramano.

Según la publicación digital maragata, Primera Hora, fueron denunciadas dos rapiñas cometidas mediante amenazas con arma de fuego poco antes del asesinato. Una se denunció como cometida en las calles Canaro y Colón, a dos cuadras y media del domicilio de Odriozola y la otra en Batlle Berres y Antonio Pan. Las victimas fueron mujeres de 60 y 64 años. En ambos casos las rapiñas se consumaron mediante amenazas con arma de fuego. En uno de los casos la víctima describió que fue abordada por un individuo que se desplazaba en una moto acompañado por otro.

Los sospechosos fueron detenidos luego de una intensa búsqueda en la ciudad de San José y fueron interrogados extensamente por Teixidor ayer de noche. Uno de los detenidos estaría vinculado a un caso de sicariato ocurrido hace dos años en San José, cuando un hombre recibió un tiro en la cabeza mientras se encontraba almorzando en un restaurante ubicado en la ruta 3, un hecho no esclarecido, informó Primera Hora. Un testigo del asesinato se inclinó por la posibilidad de que el asesinato haya sido "por encargo" y dijo a El País que a los atacantes "no les interesó llevarse nada, yo junté las cosas que estaban desparramadas en el suelo: un moderno celular y la cartera". Una empresaria de San José dijo que por la calle Vidal circulan personas drogadas y que en los últimos días hubo varios robos de mercadería y arrebatos entre las 15 y las 16 horas.

El sepelio de Odriozola el sábado fue muy concurrido. La funcionaria era muy apreciada en la ciudad. Una hermana suya mayor había fallecido en un accidente de tránsito.

Muy querida en su ciudad.

El ex edil del Partido Nacional, Luis Odriozola, primo de la funcionaria judicial asesinada, escribió en las redes sociales que ella era una "mujer buena, afable, nunca de mal humor, siempre, atenta excelente, hija, madre, amiga". "Descansa en paz, te lo mereces por lo buena persona que sos". La mujer asesinada tenía hijos y vivía con su esposo cerca del centro de San José.

REUNIÓN CON COMANDO POLICIAL.

Comercios lo habían advertido.

El día del asesinato, el Centro Comercial de San José se reunió al mediodía con el comando policial. Los comerciantes le plantearon su gran preocupación por el incremento de la inseguridad en el centro de la ciudad, dijo a El País el presidente de la gremial, Fernando Echedo. El jefe William Martínez, argumentó molesto que necesitaba que le hicieran denuncias y destacó que se habían instalado cámaras en las calles peatonales del centro (con la colaboración de los comerciantes). Martínez dijo que pretendía concentrar su acción en los barrios ubicados entre la calle Lavalleja y el río San José donde en años pasados había una concentración de prostíbulos. En esa zona apareció recientemente el cuerpo de un hombre decapitado. Este crimen no fue aclarado aún y se cree que habría estado vinculado al narcotráfico.

Echedo dijo a El País que en San José "estamos todos en shock, todos consternados". Señaló que la funcionaria asesinada era una persona "entrañable" que saludaba todos los días al pasar frente a su comercio. Echedo señaló que la existencia de un refugio para unos 60 indigentes también incidió en el ambiente de inseguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)