“Si paran algo están diciendo, ¿no?”, dijo Edith Moraes sobre los sindicatos

"No creo que la esencialidad haya traído ninguna mejora"

No creo que la esencialidad haya traído ninguna mejora. Pero ya está, ya ocurrió, ya pasó y ya todos sabemos los resultados", expresó a El País la flamante subsecretaria de Educación, Edith Moraes. También dijo entender los paros de los maestros y profesores, en el sentido de que son parte de un reclamo por mejores salarios.

La llegada de la jerarca al Ministerio de Educación y Cultura (MEC), en sustitución del sociólogo Fernando Filgueira, cayó bien en los gremios. Es que ella tiene un pasado como sindicalista. Hasta 2004 frecuentaba la casa de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM). Pero desde 2005, cuando el Frente Amplio llegó al poder por primera vez, dejó de ir, pues fue nombrada presidenta del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

"Moraes fue maestra, directora, inspectora y presidenta del CEIP. No sabíamos de su designación, pero últimamente nos enteramos de las noticias por la prensa. Es una persona con una gran trayectoria. Nos alegra que sea una maestra", dijo a El País la presidenta de la FUM, Elbia Pereyra. Sin embargo, aclaró que el gremio "seguirá defendiendo la autonomía y el respeto al gobierno de la educación, que es la Administración Nacional de Educación Pública y no el Ministerio".

"Si paran es que algo están diciendo, ¿no?", opinó Moraes al ser consultada por El País sobre la sucesión de paros docentes realizados este año.

"Generalmente, cuando hay que discutir un presupuesto hay paros, pero quiero ir un poco más allá, quizá esto esté hablando de que hay que poner un poquito más de énfasis en las negociaciones", añadió.

La nueva jerarca, además, aunque confesó tener gratos recuerdos de su militancia en la FUM, dijo que "no corresponde que los sindicatos y las autoridades estén del mismo lado".

Sobre la autonomía de la ANEP, en tanto, prometió respetarla, pero defendió que la Administración y el Ministerio trabajen juntos para impulsar los objetivos que están planteados dentro del programa del Frente Amplio.

"Yo llegué al Ministerio y me encontré con que ya se está trabajando en conjunto con la ANEP. Aquí lo que hay es un programa de gobierno, ahí está lo que se va a hacer. Lo que quiere hacer la ANEP es lo mismo que quiere hacer el Ministerio. Están claros dónde están los problemas y cuáles son los cambios que hay que impulsar", afirmó.

Moraes consideró que la educación está en "jaque" pero no solo en Uruguay y eso tiene que ver con "cambios sociales".

En este sentido sostuvo que "la sociedad está cada vez más fragmentada, vive cambios vertiginosos, es más desigual que antes, entonces también es más injusta" y que para cambiar esto "hay que poner mucho énfasis en lo que tiene que ver con formar a las personas".

Bienvenida.

Moraes se enteró el mismo lunes que iba a ser subsecretaria. De inmediato dejó su cargo en el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), donde formaba parte de la comisión directiva. En la mañana de ayer llegó al Ministerio y se sorprendió cuando vio quién le dio la bienvenida. La estaba esperando el sociólogo Filgueira, su antecesor, que renunció luego de que el presidente Tabaré Vázquez le pidiera el cargo al exdirector de Educación, Juan Pedro Mir, y tras una serie de diferencias con la ANEP sobre cómo debían implementarse los cambios que se necesitan.

"Él estuvo trabajando hasta ahora, me recibió, se quedó, y mañana (por hoy), también va a venir al Ministerio. Me está acompañando en la transición. Cuento esto para que quede claro que hay líneas de trabajo ya claras y que tienen que ver con cumplir el programa. Pueden haber diferencias en cómo y en los tiempos, pero no se van a borrar aspectos que ya están planificados y organizados", insistió Moraes.

Una de las grandes diferencias de Filgueira con la ANEP tenía que ver con instaurar un marco curricular común de los 3 a los 14 años. Moraes dijo que esto ahora "como corresponde", por su autonomía, quedará en manos de la Administración.

Gobierno de la educación con el mismo elenco en los últimos años.

La última designación en el Ministerio de Educación y Cultura confirma que desde hace diez años el gobierno tiene un elenco estable, más allá de que los roles y las responsabilidades se van alternando entre sus actores.

Salvo en UTU, en los demás desconcentrados, en la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), los que mandan son viejos conocidos.

El presidente de la ANEP, Wilson Netto, tiene cargos de responsabilidad desde 2005, cuando fue nombrado al frente del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP). Su gestión allí fue exitosa, en materia de resultados de los alumnos pero sobre todo en un aumento importante en la matrícula. Es del MPP igual que el presidente José Mujica, que contento con sus logros, lo puso al frente de la ANEP. Y quienes lo acompañan en su gobierno también tienen historia. La consejera Laura Motta estuvo antes en el Consejo de Formación en Educación (CFE). Y, la otra consejera, Margarita Loaces, en tanto, fue asesora del Consejo de Educación Secundaria (CES) desde 2005 a 2008.

Pero el mayor logro de los viejos rostros de la ANEP, fue ganar lugar, en estas últimas semanas, dentro del MEC, donde eran todas caras nuevas. Empezando por la ministra María Julia Muñoz, que había tenido la responsabilidad de la cartera de Salud Pública durante el primer gobierno de Vázquez, pasando por dos técnicos que tenían como cometido "cambiar el ADN" de la educación, y que cuando llegaron al cargo se dieron cuenta que tenían las manos atadas, el exsubsecretario Fernando Filgueira, que renunció, y el exdirector Juan Pedro Mir, al que Vázquez obligó a dejar el cargo por poner en duda el "cambio de ADN". El primero de los cargos fue para Edith Moraes, que fue directora del Consejo de Primaria, consejera del CFE y parte de la comisión directiva del Ineed. Y el segundo para Rosa Inés Ángelo, exdirectora de Planeamiento del CFE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)