Previsiones y demoras en tiempos de El Niño

Crecida histórica: casi 8.500 evacuados

Algunos comparan el drama con la inundación de 1959.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Daniel Rojas.

Una situación dramática se vive en el norte de Uruguay, donde los desbordes de ríos y arroyos han desplazado a cerca de 8.500 personas que pasarán la Navidad y recibirán el Año Nuevo lejos de sus hogares.

La crisis es especialmente grave en Artigas: 4.500 personas fueron desplazadas hasta ayer en la capital departamental por la salida de cauce del Río Cuareim. El puente de La Concordia, que une Artigas con Quaraí (Brasil), fue cerrado porque lo alcanzó el agua, cosa que no sucedía desde 2001.

El director superior del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), Juan Andrés Roballo, aseguró que hay "una situación de emergencia en Artigas, Salto y Paysandú, mientras Rivera está siendo afectada también".

En total, hasta ayer había 8.399 personas evacuadas y autoevacuadas: además de la cifra mencionada en Artigas, había 2.100 desplazados en Salto, 950 en la ciudad de Rivera, 655 en Paysandú, 100 en la ciudad de Bella Unión y 94 en Tranqueras.

Roballo informó que hoy concurrirá junto al equipo del Sinae y con los intendentes de los departamentos afectados a las zonas donde están alojados los evacuados.

El Río Cuareim llegó a los 15 metros ayer frente a la ciudad de Artigas, un récord hasta ahora. El agua se acerca al gimnasio municipal, donde está la sede del Centro Coordinador de Emergencia (Cecoed), por lo que no se descartaba tener que desalojarlo.

En conferencia de prensa, el intendente de Artigas, Pablo Caram, dijo que se maneja la posibilidad de llegar a 6.000 evacuados y por esa razón se solicitó al gobierno que decrete estado de emergencia.

El senador de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, oriundo de Paysandú —uno de los departamentos más afectados— se comunicó telefónicamente con el presidente de la República, Tabaré Vázquez, por la situación de los inundados, y le solicitó también la declaración del estado de emergencia que permite a los gobiernos departamentales disponer de recursos sorteando las trabas burocráticas.

Una advertencia naranja por nuevas lluvias copiosas y tormentas emitió ayer el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) para Artigas. Prevé precipitaciones de hasta 100 milímetros en 6 horas.

Para Paysandú, Salto, Tacuarembó y Rivera la advertencia es amarilla, es decir que el fenómeno será de menor intensidad. Ambas tienen vigencia hasta hoy a las 6:00 horas, pero el Inumet podría extenderla según el clima.

Salto.

Ayer de tarde, el intendente de Salto, Andrés Lima, anunció que fue informado por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande que para hoy las aguas van a llegar a los 16,30 metros, "con lo cual sería la inundación más grande que el departamento ha tenido en los últimos 40 años".

La crecida más grande que vivió Salto fue la de 1959 cuando el río llegó a los 18,5 metros. Hubo entonces cerca de 2.000 evacuados, pero la población era mucho menor.

Lima informó que en las últimas horas trabajaron en la evacuación de las familias con 32 camiones de la comuna, del Ejército, del Ministerio de Transporte y una empresa constructora privada que colaboró para atender la demanda.

Como había zonas de la ciudad donde no se podía acceder se habilitó un helicóptero para llegar a todos los lugares afectados y colaborar en el traslado de personas, indicó ayer el director superior del Sinae.

Niños.

Si bien la Policía de Salto fue informando sobre el comportamiento del Río Uruguay y advirtiendo a los vecinos, la mayoría prefirió aguardar con la esperanza de que las previsiones no se cumplirían.

"A mí me avisó anoche la Policía, pero me quedé esperanzado que hoy el tiempo iba a mejorar y que el río se detendría. Este año me sacó dos veces el agua y ahora estoy perdiendo los pocos muebles que me quedan", dijo Carlos cuando intentaba tapar con un toldo camas y colchones, en medio de la lluvia, mientras su mujer corría para sacar otros efectos personales de la casa de la calle 6 de Abril y República Italiana.

El intendente anunció además la decisión de las autoridades de no permitir la permanencia de niños, mujeres y adultos mayores viviendo en carpas improvisadas como está ocurriendo, por lo que las familias que no dispongan de un lugar alternativo deberán aceptar ser trasladadas a un refugio habilitado por el Cecoed.

El traslado será coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y solo se permitirá la permanencia de un mayor para cuidar sus pertenencias. "Entendemos la preocupación de las familias por cuidar sus bienes, pero debemos priorizar la salud de los niños, las madres y los adultos mayores", dijo.

En las próximas horas la represa de Salto Grande elevará también la cota del embalse a 37 metros, cuando la marca normal es de 35, debido al agua que está llegando al embalse. Con este nivel los perjuicios empiezan ahora a extenderse hacia el Norte y afectará a habitantes de Constitución y Belén.

Al anochecer, el número de damnificados en Salto era de 2.100 personas fuera de sus casas y con el aumento de las aguas se estima que otras 400 van a ser afectadas hoy cuando el río alcance los 16,30 metros.

Mientras, en la vecina ciudad de Concordia, Argentina, había 4.000 evacuados.

Rivera.

Hacía mucho tiempo que el arroyo Cuñapirú (nace en la Cuchilla Negra, cerca del límite con Brasil) no crecía de la forma en que lo hizo. Ayer, a las 18:00 horas. Gustavo Guedes, coordinador del Cecoed de Rivera, informó a El País que luego de "un minucioso relevamiento realizado por Ministerio de Desarrollo Social, la Intendencia, y el Ministerio del Interior, constatamos que los autoevacuados son 849 y que los evacuados alcanzan a 101". A esa cifra hay que sumar 94 desplazados en la ciudad de Tranqueras.

Al igual que en otras ocasiones, los pobladores acusaron a OSE de abrir las compuertas de su represa, ubicada sobre la Cuchilla Negra. Funcionarios del organismo aclararon que "no hay ninguna compuerta, el agua sale por dos caños, cuando la presa está a unos 15 centímetros de su máximo cupo".

Paysandú.

Ayer, el Río Uruguay llegó a media cuadra de plaza Artigas en la zona portuaria y, lejos de pensar en las compras por Navidad, miles de sanduceros corrían de un lado a otro tratando de salvar sus pertenencias, intentando coordinar alojamiento y hasta definiendo la conveniencia de que un miembro de la familia se quede en las viviendas para protegerse de los ladrones.

El Cecoed informó que hasta ayer había 187 evacuados y 468 autoevacuados con el río sobre 8 metros y creciendo a razón de 2 centímetros en la hora. Todos son conscientes de que lo peor está por venir. "La situación es preocupante. Las estimaciones efectuadas por Salto Grande indican que la represa estará evacuando entre 28 y 30 mil metros cúbicos por segundo, con lo que el río seguirá creciendo el viernes 25", informó a El País, Marco García, coordinador del Centro de Emergencia.

"Con los antecedentes que tenemos del año 2009, podemos estar hablando de 1.500 evacuados, además de 4.500 autoevacuados. Estaríamos frente a la mayor crecida que ha sufrido el departamento desde 1959", cuando el río alcanzó los 11,09 metros, aseguró.

"Es horrible hasta por los niños que no dejan de preguntar qué es lo que está pasando y a dónde iremos. Tuvimos que sacar todo y desarmar hasta el árbol de Navidad", contó Natalia, una joven madre.

Lucas sugo repartirá juguetes hoy en Rivera.


El cantante de música tropical riverense, Lucas Sugo, repartirá juguetes hoy desde las 14:00 a los niños afectados por las inundaciones a raíz del desborde del arroyo Cuñapirú.

Además, invita a un show que hará hoy a las 19:00 a beneficio de los damnificados, que hasta ayer eran 1.044 en el departamento. El show será en el Club Nacional de Básquetbol y la entrada es un alimento no perecedero.

En un video en las redes sociales el músico se dirige a su “querida Rivera” y los invita a “estar juntos antes de la Nochebuena, nuestros corazones unidos y juntos que es lo que importa”.

TESTIMONIOS DE EVACUADOS.

Como en el 59 - José Saldaña, Rivera.

"La anterior inundación de características similares que vi fue en el 59. Nunca después llovió tanto, en tan poco tiempo, como ahora", dijo el integrante de la directiva del Club Nacional de Básquetbol.

Historia repetida - Ex policía en Rivera.

"Lo que duele es ver que se repite este tipo de episodios y que los protagonistas son los mismos", dijo, recordando que en 1985 "sacamos de al lado del arroyo a la mayoría de las personas que ahora, 30 años después, vuelven a ser evacuadas".

El agua a la cintura - Walter, damnificado en Rivera.

Walter vive en barrio Bisio, cerca del arroyo Cuñapirú. Perdió, igual que cientos de riverenses, casi todos sus muebles y electrodomésticos. "El arroyo creció en forma inusitada; en cinco minutos teníamos el agua por la cintura. Otras veces había crecido, nunca tanto, ni tan rápido", dijo a El País.

Volver a casa - Antonio Sosa, de Tacuarembó.

Antonio Sosa (67 años) dijo que es de Tacuarembó, "hace poco que estoy en Rivera y la creciente nos quitó todo lo que teníamos. Acá estamos bien, deseando volver a nuestra casa".

En silla de ruedas - Gladys Mabel, Rivera.

Tiene 69 años y está en silla de ruedas. "Es la "primera vez que la casa se nos inunda. Vivíamos desde hacía 10 años en la calle San Martín, en el barrio La Humedad. Nos evacuaron junto a mi nieta y mi hijo. Perdimos todos".

Pensionista - Enrique, en Rivera.

"Es la segunda vez que la inundación me lleva todo. Al igual que en la pasada ocasión, tendré que salir a comprar todo", dijo.

En Facebook - Omar Leyera, Rivera.

Omar Leyera publicó ayer en Facebook: "Como otros tantos uruguayos, en 20 minutos agua sucia y fétida nos arruinó gran parte de nuestras básicas pertenencias. Ahora vamos a mudarnos, no podemos volver a habitar esa casa con hijos pequeños como tenemos."

¿Castigo? - Ramón, en Salto.

"Si esto es un castigo y tenía algo para pagar pienso que en estos cuatro días la deuda debe ser poca o de repente tengo saldo a favor, porque en mi vida he pasado tan mal. Ya me voy corriendo dos veces con mi familia y arrastrando mis pertenencias", comentó.

En carpa - Verónica Pais, en Paysandú.

"Fue imposible retirar muchas cosas porque el agua vino muy rápido", contó. Junto a sus hijos y nietos fueron trasladados al club Los Sauces, donde el Centro Coordinador de Emergencia instaló cuatro carpas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)