PROTESTA FRENTE A LA IMM

Cortaron 18 de Julio para denunciar a choferes "irregulares" de Uber

Esteban Queimada, vocero de ACUA, comentó que la comuna, y también Uber, permiten despachar viajes a personas que no abrieron una empresa unipersonal o no tienen un auto acorde a las exigencias de la normativa.

Protesta de ACUA frente a la Intendencia de Montevideo. VEA LA FOTOGALERÍA
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Medio centenar de vehículos cortaron hoy el tránsito en 18 de Julio en reclamo de mayor fiscalización de la Intendencia de Montevideo sobre los “vehículos que trabajan de manera irregular” con aplicaciones como Uber.

Esteban Queimada, vocero de la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (ACUA), comentó que la comuna, y también Uber, permiten despachar viajes a personas que no abrieron una empresa unipersonal o no tienen un auto acorde a las exigencias de la normativa.

“Hay un excedente de vehículos que nosotros vemos en la calle y que están en los grupos de WhatsApp”, señaló.

Queimada aseguró que este gremio se reunió siete veces con el Departamento de Movilidad de la comuna para pedirle una mayor fiscalización. También solicitaron cuatro veces una reunión con el intendente Daniel Martínez para transmitirle el problema, pero no recibieron respuesta.

“Lo que tiene que hacer la Intendencia es barrer toda la irregularidad y respaldarnos a nosotros que somos los que estamos pagando los impuestos”, comentó el vocero de la agrupación.

Entre febrero y agosto de este año, la IMM aplicó 20 sanciones y retiro de matrículas tras detectar que había vehículos que no estaban en regla. El monto de las multas asciende a $ 35.500. Para la ACUA, es un número “insignificante”.

Según datos proporcionados por la Intendencia a El País, en octubre Uber contaba con 3.558 choferes, mientras que Easy posee 1.070.

Desde el inicio del viaje hasta su finalización, los choferes deben pagarle a la comuna $ 1,66 por kilómetro recorrido. Esto le permitió a la IMM recaudar más de 45 millones de pesos (1,5 millones de dólares) por el canon que le cobra a las aplicaciones.

El decreto que regularizó la existencia de las aplicaciones establece que con esa recaudación se crea un fondo “para mejorar las condiciones de movilidad del departamento”.

Además de los reclamos a la Intendencia, los choferes piden que les otorguen beneficios para adquirir combustible y quita de impuestos para comprar vehículos. “Lo que exigimos no es más de lo que tienen el resto de los servicios de transporte tradicional. Cumplimos con las mismas obligaciones”, dijo Queimada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)