VIDEO

Un cordón policial limitó la protesta contra Uber

La seguridad evitó que los taxistas cortaran 18 de julio.

Otra vez los taxis afectaron el tránsito de la avenida 18 de Julio para protestar contra Uber. Ahora fue el sindicato de trabajadores (Suatt) que en la tarde de ayer movilizó a sus afiliados.

Llegaron a la explanada municipal sobre la hora 18:15 y los estaba esperando un cordón policial. Efectivos de Tránsito se pararon en el medio de la calzada, sobre la línea amarilla, para dejar libre una mano. Fue así que por primera vez en mucho tiempo una movilización frente a la Intendencia no terminó cortando la principal avenida.

De todos modos, las empresas de transporte colectivo resolvieron desviar el tránsito hacia las arterias laterales. Durante la hora que duró la movilización la mano que quedó liberada permitió el desplazamiento de vehículos hacia el lado de Tres Cruces. Fuentes de Cutcsa estimaron que entre las 18:00 y las 19:00 circulan unos 400 ómnibus por la principal avenida.

La decisión de evitar el corte total de 18 de Julio fue resuelta por el Ministerio del Interior, según confirmaron fuentes de la Intendencia. Además, muestra un cambio de actitud de la Policía en comparación con lo sucedido en junio pasado.

En ese mes se produjo un piquete de 10 horas frente a la IMM por parte de los cooperativistas de Raincoop, una marcha contra la violencia machista y dos movilizaciones sindicales, una de la Federación de la Salud (FUS) y otra del Pit-Cnt. En todos los casos los manifestantes cortaron la avenida y ocasionaron un caos de tránsito en el centro de Montevideo.

Durante el mes de mayo la gremial de la patronal del taxi se movilizó en varias oportunidades. En una de ellas, un sector de la patronal colocó 730 vehículos en la avenida durante cuatro horas. Esa medida generó un caos que superó a los inspectores de Tránsito de la Intendencia, que dieron intervención a la Policía.

Se concentraron 18:15 frente a la Intendencia. Foto: D. Borrelli
Se concentraron 18:15 frente a la Intendencia. Foto: D. Borrelli

Conflicto.

El sindicato del taxi está convencido de que el intendente Daniel Martínez pidió la presencia policial, según dijo a El País el secretario general del Suatt, Antonio Diez.

En cambio, dos funcionarios muy cercanos al jefe comunal dijeron que no sabían nada del operativo. "Acá vienen a protestar los patrones y no mandan a la Policía, a los trabajadores sí se la mandan. Las multinacionales hacen lo que quieren y a los trabajadores los espera la Policía", indicó Diez.

El dirigente señaló que el sindicato está en contra de cualquier forma de regulación de la aplicación Uber o similares. Rechazan de plano el sistema que aplicó la ciudad de San Pablo (Brasil) donde los conductores de Uber pagan un impuesto de US$ 0,03 por cada kilómetro recorrido. "Cobrando un impuestito no se arregla nada. Decimos que van a afectar a todo el transporte y que Uber no debe funcionar. Crear una nueva modalidad sería desregular todo el sistema y todos irían hacia allí", afirmó.

Un dirigente del Suatt realizó un pequeño discurso y rápidamente los taxistas salieron rumbo a la sede sindical. Allí realizaron una asamblea y se levantó el paro que había comenzado a la hora 17:00.

Elecciones.

Mientras tanto, en esta jornada el Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro del Uruguay (Cpatu) celebra sus elecciones. La gran novedad es que, por razones estatutarias, el actual presidente, Oscar Dourado y parte de su equipo, quedarán fuera de la directiva.

Los comicios enfrentarán a una lista oficialista encabezada por Francisco Salanova y una de la oposición que tiene al frente a Esperanza Pereira.

El padrón de habilitados para votar en la elección de la gremial patronal supera los 2.000 afiliados, pero se espera una participación de 500 socios. Para incentivar el sufragio de los afiliados, la Cpatu sorteará un automóvil cero kilómetro entre los votantes. Hasta ayer no se conocía el modelo que se sorteará.

Enrique Mera, actual tesorero de Cpatu, señaló que estos comicios encuentran a la institución en un momento "difícil" con una caída en el nivel de ingresos por efecto de Uber.

"Nos bajó el trabajo, ellos están trabajando mucho, vemos a los mismos autos en la calle. Un taxi que trabaja un día de paro hace plata; en el último paro eso no se notó, la gente directamente llamó a Uber", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)