Gobierno apeló a varias ONG para no tener que eliminar a los animales

"Conviven con la naturaleza", responde ASSE al fallo judicial

En su fallo, la jueza Viviana Granese lo dice claramente: los pacientes psiquiátricos internados en las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi, unos 800, no están protegidos en sus derechos humanos fundamentales, entre ellos el más fundamental de todos: la vida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Experto asegura que es muy difícil domesticar perros que viven en jaurías. Foto: A.Colmegna.

Sin embargo, para la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), la situación no llega a tal extremo. Así lo expresó el vicepresidente de ASSE, Enrique Soto.

"No creo que se haya incurrido en violación de derechos humanos. Si ustedes visitan las colonias verán que los pacientes conviven, están en contacto con la naturaleza, y hay un programa de asistencia externa donde los pacientes en la medida que se van recuperando son trasladados a hogares con cuidadores", dijo Soto.

"Me consta que se han hecho esfuerzos por tratar de revertir la situación. Hay programas culturales, una FM, se han remodelado varios pabellones, hay personal que trabaja de forma vocacional con ellos", agregó el funcionario.

Soto indicó que hay tres pabellones que se están refaccionando, en algunos se pondrá aire acondicionado, y en los próximos días se trasladarán a ese lugar a pacientes "que están en situación más complicada desde el punto de vista de la infraestructura".

El gobierno decidió no matar a perros. Así que apeló a varias ONG para sacarse de encima el problema. Se llevaron ayer los más de 150 perros que había en la Colonia Etchepare. Pero quizá este cuento no haya terminado. Expertos advierten que educar a un can que está acostumbrado a vivir siendo parte de una jauría es trabajo difícil, si no imposible.

En la mañana de ayer representantes de los ministerios de Defensa e Interior, se reunieron con las autoridades salientes de ASSE. Fue el sábado que la jueza Viviana Granese, del departamento de San José, dio un plazo de 72 horas a ASSE y al Ministerio de Salud Pública (MSP) para "eliminar" a los perros salvajes en la Colonia Etchepare. El problema no es de ahora, tiene años, años en que los perros han mordido a los internos, y que vino creciendo cada vez más la jauría. Pero el peor momento se vivió la semana pasada, cuando entre ocho y diez perros atacaron a un hombre internado en la Colonia Etchepare. El paciente murió unas horas después en el Hospital Pasteur.

Por otra parte, a las autoridades les quedan más tareas pendientes, que tiene que ver con mejorar la vida de los internos de la colonia, el cual depende de ASSE.

La Justicia intimó el sábado a, en menos de 10 días, trasladar a los pacientes de los pabellones 24, 29 y 30. La condición de estos implica una violación para los derechos humanos de los pacientes que están alojados allí. También instó a arreglar esos pabellones en menos de dos meses. Y reclamó al gobierno que dote de recursos humanos las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi. ASSE y la Facultad de Veterinaria, en tanto, tendrán la tarea de, si aparecen perros en las colonias, controlar que no vuelva a pasar lo mismo. El fallo no lo dice, pero parecer referirse a la castración de los animales, para evitar que se reproduzcan, como sucedió, de manera incontrolable.

Tras el encuentro con los representantes de los ministerios, el número dos de ASSE, Enrique Soto, a cargo de la Administración ya que su presidenta Beatriz Silva está de licencia, salió a hablar con los medios: "Erradicar es un término muy amplio. Nosotros nos reunimos para coordinar acciones y ver cómo en etapas sucesivas se va solucionando el problema que es complejo porque son más de 300 hectáreas y hay un cerco perimetral, pero están involucrados los vecinos que tienen sus animales adentro de ese predio y los animales se reproducen de forma salvaje. Entonces también está involucrada la sociedad, la Intendencia de San José, las ONG protectoras de animales".

"No son animales que nosotros quisiéramos tener sino que se han reproducido ahí producto que los vecinos los tienen ahí adentro y se van reproduciendo", siguió Soto. Y añadió: "Nosotros queremos transmitir tranquilidad de que estamos haciendo los máximos esfuerzos para erradicar todas las situaciones que impliquen inseguridad a los pacientes y a los funcionarios que allí trabajan. El término erradicar del punto de vista de los canes no lo interpretamos como matar a los canes, sino buscar las maneras en conjunto con las ONG de capturar a los animales que están sueltos y trasladarlos a otros lugares donde se les pueda dar contención. En los casos donde no sea posible por el grado de agresividad que manifiestan veremos cómo actuamos".

Difícil.

El presidente de la Sociedad de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales, Carlos Álvez, dijo a El País que va ser "muy difícil amansar y domesticar" a estos perros.

"El perro desciende del lobo y como lobo tiene en su instinto lo que se llama la jauría, el comportamiento de jauría, en la que existen líderes que son los que mandan. Hay distintos aspectos de agresividad en los perros como la agresividad por dolor, territorial, por miedo, por dominancia, depredadora (...) y la protección de recurso, desde el punto de vista de alimentación", explicó el veterinario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)