LA MARCHA DE LOS CONSEJOS DE SALARIOS

Convenio en sector doméstico con ajustes salariales cada seis meses

Con el salario de abril se pagará retroactividad a enero; aumento de 10,5%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se estima que hay unas 100.000 trabajadoras domésticas en Uruguay. Foto: Shutterstock

Finalmente, luego de una larga negociación, se firmó el acuerdo salarial del sector doméstico con ajustes semestrales. El sector doméstico lo calificó como un "buen acuerdo", pese a no haber obtenido la categorización en limpieza, cuidado de niños y cocina que se pretendía, algo que quedó establecido que se negociará para el próximo convenio en tres años.

Dentro del sector patronal, la presidenta de la Liga de Amas de Casa, Mabel Lorenzo, también lo calificó como positivo aunque se mostró cauta sobre el impacto que puede tener en el empleo. "Esto es la vida misma. Hace pocos días no nos impactaba y la naturaleza nos mandó cosas especiales. Los hogares también relatan la historia de lo que pasa día a día. Los empleadores trataremos de hacer lo mejor posible", dijo consultada por El País.

En un contexto de deterioro general, en 2015 se perdieron 7.300 puestos en el trabajo doméstico, según un informe de la consultora Deloitte en base a cifras del Instituto Nacional de Estadística.

Ajuste.

El acuerdo alcanzado fijó el salario mínimo de las empleadas domésticas en $ 13.206,78 nominales para las que cobran mensualmente, lo que equivale a $ 69,48 la hora. Con el salario de abril se deberá pagar retroactivo a enero de acuerdo a franjas establecidas. Las mismas se definieron de la siguiente manera: los salarios hasta los $ 14.633 nominales o $ 76,98 por hora tendrán un aumento de 10,56%; la franja entre $ 14.633 y $ 16.926 nominales, que es equivalente a los que ganan entre $ 77 y $ 90 por hora, tendrán un aumento de 10,02%; a partir de los $ 16.926 nominales, o su equivalente de $ 89 la hora en adelante, tendrán un aumento de 8,66%.

El pago de la retroactividad deberá hacerse en una cuota con el salario de abril, de acuerdo al convenio. No obstante, Lorenzo afirmó a El País que quien haya dado ajustes a cuenta deberá descontar esa suma y quienes no podrán hacer acuerdos privados entre partes de pago en cuotas.

El convenio acordó ajustes semestrales. Esto implica que en julio próximo se deberá aplicar un correctivo por inflación. Así el salario mínimo pasará a $ 14.008,4 lo que equivale a $ 73,70 por hora. El ajuste por salario mínimo es de 6,07%. Para aquellos salarios superiores al mínimo el incremento fue pautado según franjas. Las domésticas que al 30 de junio próximo perciban un salario nominal hasta $ 16.179 mensual y $ 85,12 por hora tendrán un incremento a partir de julio de 6,07%. Quienes perciban entre $ 16.179 y $ 18.622 mensuales (hasta $ 97,96 por hora) tendrán un ajuste de 5,55% y quienes perciban un salario nominal mayor a $ 18.622 (o $ 97,96 por hora) tendrán un ajuste de 4,25%.

Posteriormente, al 1° de enero 2017 el salario mínimo se establecerá en $ 14.787,9 mensual nominal ($ 77,80 la hora) y los ajustes serán de 5,57% a quienes ganen hasta $ 17.161; 5,05% entre $ 17.161 y $ 19.655; 3,75% para los superiores a $ 19.655 mensuales o $ 103,4 por hora. Los porcentajes de alza vuelven a repetirse en esta línea para la segunda mitad del año que viene aunque a nuevas franjas.

Por otra parte el acuerdo incluyó un salario vacacional complementario adicional equivalente al 15% del salario vacacional que deberá comenzar a pagarse el 2017 con la licencia generada en 2016.

Asimismo se constituyó un Fondo Social voluntario con el objetivo de fomentar el desarrollo de las organizaciones tanto de domésticas como de amas de casa para promover centros de atención de personas vinculadas al sector. El fondo se financiará con un aporte mensual de empleadores y trabajadores que en total corresponderá al 0,06% del salario nominal del trabajador. El aporte será de 0,03% por cada parte. El Banco de Previsión Social será el encargado de recaudar los aportes a través de la factura mensual que emite a partir del 1º de julio (con los haberes de junio). Según se estableció, si los empleadores no desean participar deben informarlo al BPS. En caso de que los trabajadores no quieran aportar deberán comunicarlo a su empleador y al BPS.

La presidenta del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas, Lucía Gándara, destacó por otra parte como inédito el hecho de que se incluyó que los trabajadores podrán solicitar referencias personales y profesionales de quien les ofrezca empleo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)