PELIGRO EN LAS CALLES DE DURAZNO

Controles de "picadas" entre agresiones y balazos

Motociclistas arremeten contra los inspectores de tránsito.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los controles se han intensificado en Durazno. Foto: Víctor Rodríguez

Parece ser un tema de nunca acabar. Las "picadas" de motos en sitios públicos pululan y generan el rechazo de la mayoría de los duraznenses, inmersos en un fenómeno que plantea desafíos a diario, o mejor dicho, todas las noches, en particular los fines de semana.

Los controles de tránsito se han intensificado con mayor número de inspectores y las acciones coordinadas entre estos y la Policía. Aun así, las carreras y las maniobras siguen siendo el desvelo de las autoridades.

El director del Departamento de Administración de la Intendencia de Durazno, Nicolás Irazábal, fue categórico al señalar que los inspectores de tránsito están expuestos a agresiones periódicamente y que incluso el camión que traslada motos incautadas ha sido objeto de ataques a balazos.

"Para que la gente tenga una idea, nos han baleado el camión con el que se recogen las motos en infracción; en un operativo fracturaron a un compañero inspector; el pasado 7 de marzo, víspera del Día de la Mujer, agarraron a golpes de puño a dos inspectoras; hace diez días, en medio de un operativo, pasó una moto esquivando el control y le tiró una patada a un inspector. Esa es la realidad de todos los días", dijo el vocero, en una nota con el semanario Página Cero.

"Estamos hablando de funcionarios municipales que fueron capacitados como inspectores y agentes educadores de tránsito, pero que no están capacitados para perseguir a una persona, alcanzarla y reducirla. No es la tarea de ellos, no tienen esposas, no tienen armas", explicó Irazábal.

El director indicó que es muy común que en el marco de operativos de control de rutina, aparezca droga en algunos vehículos. "A mí me lleva a pensar que parte del delivery de droga se hace por ese medio", contó.

"En Sarandí del Yi nos dieron un dato, fuimos, y dicho y hecho: encontramos un delivery de droga, o sea: a los funcionarios que no tienen formación de policía les toca bailar con la más fea", dijo Irazábal.

Por asalto.

El fin de semana pasado, decenas de personas, hombres y mujeres en su mayoría jóvenes, asistieron a una convocatoria realizada por las redes sociales para realizar picadas, carreras y acrobacias en moto en la avenida Churchill y Aldama.

A partir de esa convocatoria el tema pasó a ser "realmente complicado". Irazábal sostuvo que se han mantenido reuniones con algunos ediles, con el intendente, con el jefe de Policía y parte de su comando, porque el tema es preocupante.

"Este tipo de cosas están superando la órbita del control municipal, ya que los inspectores reciben amenazas y agresiones cada vez que realizan un control de tránsito", dijo el entrevistado.

La convocatoria, agregó, "excedía las competencias municipales. Se tomó prácticamente por asalto un espacio público. Si yo metía a un inspector el sábado a las 12 de la noche, era enviarlo a morir. Para que la gente vea de qué estamos hablando".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)