FESTEJOS CONGREGARON 13.000 JÓVENES

Controles evitaron excesos en Carnaval de La Pedrera

Se denunciaron hurtos, robos a casas y peleas callejeras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A partir de la tarde de ayer se formaron varias filas para volver a Montevideo. Foto: F. Ponzetto

"Por suerte, el Carnaval en La Pedrera transcurrió con total normalidad”, aseguró el alcalde José Luis Olivera a El País. Seguidamente informó que hubo “algún hurto y detenidos por robar billeteras o celulares, y también robos a casas que estaban vacías” a la hora de los festejos.

“Ante una presencia masiva de turistas, siempre hay alguna persona que se aprovecha de los descuidos”, agregó.

El popular Carnaval de La Pedrera tuvo este año menos convocatoria de la esperada: concentró a cerca de 13.000 jóvenes, lo que supuso “un 10% menos de participación que la edición anterior”, señaló Olivera, alcalde del vecino balneario de La Paloma.

La fiesta comenzó de tarde: decenas de personas salieron a las calles con baldes y bombitas de agua, mojando a todo aquel que se cruzara en el camino. A partir de las 21:00, la mayor parte de los concurrentes comenzó a poblar la principal avenida del balneario, con disfraces y spray de espuma.

El evento se extendió hasta las 6 de la mañana, cuando los policías procedieron a despejar la zona.

Drogas y alcohol.

Antes de comenzar los festejos, el Ministerio de Salud Pública había instalado carpas “de achique” con médicos y paramédicos, destinadas a atender a las personas por exceso de consumo de drogas y alcohol.

De acuerdo a Olivera, debieron intervenir en 40 casos que se resolvieron en la carpa “sobre todo realizando trabajos de hidratación”. Solo cuatro personas debieron ser trasladadas a un centro de asistencia por abuso de alcohol y drogas.

En cuanto al resto de las atenciones, el alcalde explicó que “fueron básicamente por irritación a causa de la espuma en los ojos y heridos en alguna riña”, pero aclaró que estuvo “mucho más tranquilo” que otros años.

En una página de Facebook de La Pedrera circuló un video de una pelea ocurrida en la calle principal del balneario que involucró a varias personas.

Varios días antes la Intendencia de Rocha anunció un fuerte control en las rutas para evitar que los autos entraran al balneario con grandes cantidades de alcohol para revender, ya que los encargados de comercializar las bebidas eran los comercios locales.

Para evitar problemas, desde el viernes se había prohibido la venta de envases de vidrio, solo se permitía el uso de vasos de plástico y latas.

A las 7:30 de la mañana comenzaron las tareas de limpieza, de las que participaron más de 100 personas. A las 11:30 ya se habían lavado las calles y se levantó toda la basura.

El retorno fue “muy fluido”

Una de las previsiones que se tuvo en cuenta fue el “operativo retorno” una vez que terminó la fiesta. Según Olivera, las empresas de transporte colocaron unidades especiales sobre todo para el traslado de las personas a La Paloma y explicó que “fue muy fluida la salida, tal vez porque había menos gente de lo previsto”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)