Oscar Curutchet

"Los contenedores del área privada no han dado buen resultado"

Oscar Curutchet (Asamblea Uruguay) es parte del equipo joven de Daniel Martínez y ocupará el área más sensible del próximo gabinete municipal: el Departamento de Desarrollo Ambiental, que tiene bajo su égida la controvertida División Limpieza. Tiene por delante uno de los desafíos más complicados pero a la vez posible: el de limpiar la ciudad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Al plan Director de Limpieza de la Intendencia le faltan elementos. Foto: D. Borrelli

El nuevo director deberá poner el ojo, por sobre todas las cosas, en la gestión. También heredará el problema de los nuevos contenedores de boca chica del área privatizada, que no han dado buenos resultados. Asegura (como lo prometió la administración saliente) que sacará a los carritos de las calles.

—¿Cómo ve la ciudad? ¿Sucia? ¿Limpia?

—Creo que era una realidad hace 5 años y que ahora estamos bastante mejor, pero estamos lejos de una ciudad limpia, apreciable, que sea lo que tiene que ser para lo que significa Montevideo en el Cono Sur. Sin dudas queremos una ciudad más limpia y apostamos a eso. Pensamos que en el quinquenio deberíamos todos identificar a Montevideo como una ciudad realmente limpia.

—Ana Olivera logró adquirir el equipamiento que pidió para limpiar la ciudad, pero aún subsisten dificultades. ¿El problema es la gestión?

—Hay problemas en la gestión, pero también las capacidades locativas en los cantones no son las ideales. Las condiciones de trabajo son uno de los elementos a los que vamos a apuntar. Queremos darles los instrumentos a los trabajadores para que hagan la tarea de la mejor manera posible.

—¿Tiene la idea también de comprar más camiones?

—Si es necesario, sí. Por los informes que tenemos de la transición, va a ser necesario comprar algunos camiones. También creemos que hay un problema de gestión o de falta de herramientas en la limpieza de los contenedores. Una vez que el material se lleva a la usina correspondiente o a la planta de clasificación, el contenedor debe quedar limpio.

—Los carritos no pueden ingresar a la Ciudad Vieja. ¿Está dispuesto a extender la medida a otros barrios? La iniciativa la planteó el Partido Socialista, que no logró los consensos políticos para concretarla.

—Entendemos que ya no es admisible que exista una clasificación por personas extrañas a la recolección, por clasificadores o empresas de lo que sea. Si esto implica tomar medidas con el Ministerio de Desarrollo Social o el gobierno nacional en sus distintas áreas, por supuesto que se hará. Y también con las personas que lo hacen, con la Ucrus y las personas vinculadas a la clasificación. Vamos a generar todos los actos concretos para que durante el período o al final del mismo se elimine la clasificación informal.

—¿Las plantas de reciclaje son la alternativa laboral para los clasificadores? Están dando trabajo a unos 200 y la IMM dice que son 3.500. Incluso la Ucrus dice que son muchos más, cerca de 10.000.

—Son un elemento más que puede generar alternativas para que estas personas tengan trabajo en el mercado laboral formal. Pero no pueden ser las únicas porque los números no dan; hay que ver cuáles son las otras variantes que se pueden generar. Ya hemos iniciado conversaciones con el gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo y vamos a juntarnos con Ucrus. También tenemos que ponernos un plazo nosotros, como administración, para que en el período de gobierno se elimine la clasificación de residuos informal. Intentaremos lograr acuerdos con el gobierno nacional y con empresas privadas que puedan trabajar con la administración incorporando mano de obra. En esos acuerdos esperamos ampliar la capacidad de inserción laboral formal. En caso de no hacerlo, igual vamos a continuar en esta línea de eliminar la clasificación informal de residuos.

—¿En su casa separa los residuos húmedos de los secos?

—No, no lo hago. Vivo en la periferia de Montevideo y no hay una política generada hacia todo el departamento para este caso. Es un tema cultural, un cambio de hábitos, de conductas que tenemos que incorporar los ciudadanos. Y formar una política publicitaria fuerte, de impacto. Creemos que a través de convenios con el Ministerio de Educación y Cultura, con la Anep, hay que empezar a trabajar con los niños. La concepción de una ciudad más limpia nos comprende a todos.

—Adeom ha reclamado varias veces remunicipalizar la recolección y el barrido en la zona céntrica. ¿Está de acuerdo?

—En principio no, pero es un tema que tenemos que conversarlo. Hemos pedido los contratos con las diversas modificaciones y elementos que se han incorporado, queremos analizarlo porque creemos que se pueden hacer modificaciones trascendentes, sobre todo en el tema del lavado de contenedores. Creemos que las papeleras son escasas y que no hay un cumplimiento de todos los preceptos que contiene el contrato con CAP. Vamos a dar cumplimiento al mismo o vamos a actuar con firmeza en este aspecto.

—¿Le parece que Adeom no puede asumir la tarea que hace la CAP?

—Seguramente lo pueda hacer. Pero es una decisión política trascendente. Nosotros tenemos esta visión porque entendemos que otras empresas —no solamente el Estado— pueden colaborar. Es una concepción hasta filosófica, de cómo uno puede percibir las tareas que realiza el Estado. También entendemos que en la media que haya incumplimientos, la remunicipalización puede ser una posibilidad.

—Se le han dado varias prórrogas a la CAP, cuyo contrato original venció hace años. ¿Haría una licitación?

—La prórroga que tenemos ahora es hasta 2016. Lo primero que tenemos que hacer es analizar bien los contenidos del contrato y el grado de cumplimiento de la empresa. Si percibimos que no hay un cumplimento adecuado, o diferencias conceptuales, vamos a hacer el llamado para que se puedan presentar otras empresas o continuar por otro camino. Estamos revisando el Plan Director de Limpieza y eso tal vez lleve a otro tipo de decisiones. Pensamos que un Plan Director tiene que incorporar un montón de elementos que hoy no están.

—Los nuevos contenedores de boca chica en el área privatizada no han dado los resultados esperados. Se sigue acumulado basura alrededor. ¿Qué se puede hacer?

—Estamos de acuerdo, no están dando los resultados previstos. Es uno de los elementos fundamentales que van a estar sobre la mesa a la hora de conversar con CAP. Se agrandó un poco la boca de lo contenedores, pero obviamente no están dando los resultados que esperábamos. También es cierto que de alguna forma cumplen los objetivos iniciales: que no fueran manipulados por hurgadores. Coincido con la detección de esta dificultad y está sobre la mesa generar modificaciones importantes.

— Desde que se colocaron, los contenedores nunca se rotaron. ¿Cree que esto debería hacerse para que el impacto de tener la basura en la puerta sea igual para todos los vecinos de Montevideo?

—Yo participaba de esa opinión hace un tiempo. Después, conversando con gente de Ingeniería de Tránsito y de la División Limpieza se nos hizo ver la dificultad de hacer esta rotación. Vamos hacer lo que sea más adecuado para dar cumplimiento a los fines que persigue el gobierno departamental, pero también, en la ciudad vista de forma integral, Ingeniería de Tránsito cumple un rol importante, por la visibilidad que tienen que tener los autos y los transeúntes.

Perfil.


Nombre: Oscar Curutchet - Edad: 39 años - Otros datos: Presidente de Danubio, cargo que seguirá ocupando.

Edil y futbolero.


Curutchet (Asamblea Uruguay) es parte del equipo joven de Daniel Martínez y fue suplente durante la campaña electoral. Nació el 6 de mayo de 1976 y en 2001 se recibió de procurador en la Udelar. Fue miembro de la Mesa Departamental del FA, integró el Concejo Vecinal del CCZ 18 y fue presidente de la Junta Departamental de Montevideo en la legislatura que está culminando. En 2012, es electo presidente de Danubio, siendo reelecto en 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)