PROGRAMA DE MEJORAMIENTO DE BARRIOS

Contenedor, dulce hogar de realojo

Ministerio cedió predio para instalar a 8 de la 35 familias desalojadas del Parque Guaraní.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Contenedores dormitorio para las familias realojadas de Parque Guaraní. Foto: Darwin Borrelli

Ocho de las 35 familias que fueron desalojadas del asentamiento Nueva Esperanza, en el Parque Guaraní, y que estaban en situación de emergencia, fueron realojados el viernes en cuatro contenedores de forma provisoria. Los mismos se instalaron en un predio que estaba abandonado y pertenecía al Ministerio del Interior, en el kilómetro 12,500 de Camino Maldonado, en el barrio Punta de Rieles.

Desde que los ocupantes fueron desalojados de los terrenos que ocupaban, por pertenecer el predio a la IMM y a privados, estas familias que ahora serán realojadas, estaban viviendo en carpas. En algunos casos en patios de casas de conocidos, en una parcela prestada, y otros directamente en las calles.

"Cuando nos comunicamos con el Ministerio del Interior, enseguida pusieron a disposición ese predio porque era una emergencia, realmente no se podía dejar a las familias así", explicó Cecilia Cairo, coordinadora del Programa de Mejoramiento de Barrios, del Ministerio de Vivienda.

Además de los contenedores —que no son suficientes para albergar a las 8 familias— los vecinos del barrio pusieron a disposición una parte del salón comunal para alojar al resto de las personas. Ambos lugares serán provisorios, ya que las familias, apoyadas por el Plan Juntos, construirán sus propias casas de material, utilizando como base las planchas de hormigón (con saneamiento, luz y agua) que ya tenía el predio. Esperan que el Ministerio de Vivienda ceda una canasta básica de materiales. De esa forma, la situación de por lo menos ocho familias, quedará regularizada al igual que sucederá con otras cuatro, que actualmente se encuentran viviendo en otros lugares.

"Dos de ellas están viviendo con sus familiares, y van a construir sus viviendas cerca de esas casas. A otra mujer, que tiene 6 niños a su cargo —dos de ellos de un mes de vida— se le brindó un apartamento en donde vivir. A la restante familia se le cedió un predio donde construirán una casa", puntualizó Cairo.

Contenedores dormitorio para familias realojadas de Parque Guaraní. Foto: D.Borrelli
Contenedores dormitorio para familias realojadas de Parque Guaraní. Foto: D.Borrelli

Apoyo vecinal.

"Las familias son bienvenidas porque esas plataformas eran un dinero tirado, estaban abandonadas, cuando en realidad tienen agua, luz y saneamiento. Son plateas de viviendas prefabricadas y estaba bueno que se le diera el uso correcto, ya que hay tanta necesidad de vivienda", opinó Juan Acosta, presidente de la comisión barrial.

El predio es de gran extensión, "lo que permitirá construir por lo menos 20 viviendas". Asimismo, la parte del salón comunal donde vivirán algunas de las familias está a pocos metros de los contenedores y dispone de duchas. El barrio cuenta asimismo con un centro CAIF, donde las familias podrán mandar a sus hijos.

"La comisión se puso a disposición sabiendo que eran muchas mujeres solas, con niños chiquitos, para ayudarlos en lo que necesiten y de alguna manera contenerlos en esta situación" indicó Cairo.

Explicó que el Mides designó un grupo de personas "que va a estar permanentemente con las familias en este período y durante la construcción de las viviendas".

Cambio de vida.

Colchones, estufas, bolsos, mochilas, valijas y televisores eran algunos de los tantos objetos que trajeron las ocho familias y que habían dejado apilados frente a las viviendas, a la espera de que los funcionarios del ministerio terminaran de montar los contenedores y los baños químicos.

Vivian es una de las mujeres que vivirá junto con sus 6 hijos en una de esas viviendas provisorias. "Ahora estamos mejor, pasamos de estar en la calle a tener algo, y más con seis criaturas. Tres viven conmigo y los otros tres vienen los fines de semana. Como somos tantos nos dieron un contenedor para los seis. Ahora por lo menos tengo una solución", indicó la mujer. Ni bien estuvo pronto el contenedor, se dirigió enseguida a buscar una escoba y comenzó a ordenar su futura vivienda.

Si bien estas familias tienen hoy un lugar donde vivir, aún resta regularizar la situación de otras 20 que fueron desalojadas del asentamiento ubicado junto al Parque Guaraní.

La Justicia obligó a desalojar el predio y procesó a ocho personas por "usurpación".

El terreno fue desocupado en forma pacífica, como lo solicitó el tribunal. No hubo que recurrir a la fuerza pública ni mandar topadoras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)