CONDUCTOR DEL CARRITO TENÍA 15 AÑOS

Condena millonaria a IMM por muerte

Deberá pagar US$ 200.000 a familiares de fallecido en siniestro con un carro de hurgador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El caballo se desbocó y atropelló a una moro en la rambla, en 2012. Foto: F. Flores

En junio de 2012 Miguel Ángel Rodríguez Sanguinet, un militar retirado de 56 años, falleció luego de chocar en su moto contra un caballo desbocado que tiraba de un carro de hurgador, en la rambla y avenida Brasil.

Un adolescente de 15 años conducía el carro. El equino escapó al galope arrastrando el carro cuando el joven se bajó para revisar un contenedor.

Ahora la Intendencia de Montevideo fue condenada a pagar US$ 200.000 a la familia del militar fallecido, según resolvió la Justicia. Al parecer, dos factores fueron decisivos en el fallo que obliga a la comuna a pagar la indemnización.

Por un lado, la minoría de edad de quien estaba a cargo del carro y por otro, su propia confesión de que a diario circulaba por la ciudad sin cumplir la reglamentación vigente, que implicaba la prohibición de conducir en dicha zona.

El abogado de la familia, Guillermo Sáez, informó a Canal 4 que la declaración del joven demuestra que "hay una falta de control de los inspectores y de la guardia ambiental sobre los carros a tracción a sangre".

Para Sáez este fallo marcará "un antes y un después que generará jurisprudencia y podrá tener derivaciones legales" que actualmente no hay.

Por su parte, el director de Asesoría Jurídica de la Intendencia de Montevideo, Ernesto Beltrame, aseguró a Telenoche, que presentarán un recurso de apelación, ya que la comuna entiende que la responsabilidad debería adjudicarse al dueño del caballo o en este caso al mayor responsable.

Árbol.

La indemnización que deberá pagar la IMM, si se confirma la sentencia, es del mismo monto que la fijada por un tribunal de apelaciones en el caso de Margarita Alcalde, la arquitecta de 38 años que falleció al desplomarse un árbol sobre su coche en Carrasco.

La mujer llevaba a sus dos hijos de 2 y 5 años a un club deportivo y un centenario eucaliptus, de unos 30 metros de altura, cayó sobre su auto en la avenida Arocena. La madre falleció el 30 de enero de 2012.

La familia de la víctima demandó a la Intendencia y reclamó una indemnización, debido a que tiene responsabilidad en el cuidado de los árboles en la vía pública.

En noviembre de 2015, la Justicia condenó a la IMM a pagar a la familia US$ 200.000 por daño moral más US$ 16.000 por daño emergente. En primera instancia, la Justicia desestimó la demanda al considerar lo que ocurrió como un "hecho fortuito", pero los familiares de Alcalde apelaron el fallo y un tribunal civil les dio la razón.

La IMM presentó el caso ante la Suprema Corte de Justicia alegando que no contaba con las herramientas para inspeccionar el árbol y saber si había riesgo de que cayera, por lo que pidió que la condena se revocara. La Corte desestimó el recurso y confirmó el fallo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)