vea el video

"La Concertación es una figura de utilería electoral"

El intendente electo por Montevideo, Daniel Martínez, se sorprendió cuando se enteró que duplicó en votos a Lucía Topolansky (MPP). Uno de los primeros en felicitarlo por su victoria fue el presidente Tabaré Vázquez, pero el exmandatario José Mujica y el candidato independiente de la Concertación, Edgardo Novick, no lo saludaron.

No tiene previsto contactarse con Novick, porque según dijo el Partido de la Concertación “no tiene institucionalidad” y su función solo fue “acumular votos”. Por otra parte, adelantó que sus primeros tres suplentes —Óscar Curutchet, Fabiana Goyeneche y Christian Di Candia—, serán parte del gabinete municipal.

—En el 2010 el MPP y el PCU no le dieron los votos para que fuera proclamado candidato. ¿La vida le dio revancha?

—En rigor no fue así, fueron otros grupos que tenían el 25% del Plenario, pero por encima de quiénes y cómo, no creo en las revanchas. En broma digo, tuve el carozo en la garganta durante un año y una vez que bajó al estomago está digerido. Por mi manera de ser, por ser socialista y por ser ingeniero, que me gusta crear y no destruir, nunca serví para tomar decisiones en base a rencores y la revancha implica un dejo de rencor.

—Duplicó en votos a Lucía Topolansky (MPP). ¿Se esperaba esa diferencia o lo sorprendió?

—Si bien las encuestas parecían dar algo así, uno decía: bueno no creo que sea tanto. Quería creer que las encuestas no podrían errarle, pero pensé que iba a ser bastante más chica la diferencia.

—¿Hubo gente del MPP que lo votó?

—No sé si gente del MPP, gente que vota el MPP. Muchas veces los grupos dicen: "estos votos son míos". Puede ser que el MPP tenga más derecho porque por tres veces ha sido la fuerza más grande. Sin embargo, los votos son del Frente. La gente me decía en la calle "quiero mucho al Pepe, me gusta Lucía, pero esto es diferente, en la Intendencia te quiero a ti". Parecería que algo de eso pasó.

—¿Fue un error del expresidente José Mujica haber impulsado a Topolansky?

—A mí lo que me importa es el Frente Amplio y el Frente salió fortalecido; aunque cuando uno mira números hubo poco votos extrapartidarios o muy pocos votos. Creo que la decisión del MPP fortaleció y de repente alguno que podía estar molesto terminó votando el Frente. De todos modos, votamos un 3% menos en la costa y eso hizo que perdiéramos en el CH y en el E. Sin embargo, crecimos en el resto de la ciudad, lo que compensa la pérdida de estos ciudadanos que me niego a demonizarlos, son ciudadanos que toman decisiones y punto.

—¿A qué se debe la pérdida de hegemonía del FA en esos dos municipios?

—Primero a que se unieron. Si en las elecciones anteriores estuviera la Concertación, el CH no lo ganábamos; o sea que no es tanta la sorpresa. El tema es que son sectores donde de alguna forma se pudo no haber solucionado el tema de la limpieza, el tema de la movilidad urbana y la seguridad, eso incide fuertemente. En vez de enojarnos con esa gente, que me parece ridículo, hay que tratar de solucionar los problemas de todos.

—¿Responderá a los sectores moderados dentro del FA?

—Lo primero es que voy a responder a la necesidad de los ciudadanos y a tratar de poner Montevideo como parte de un proyecto país. Lo segundo es un tema más filosófico sobre la discusión de qué es estar más a la izquierda. Guillermo Chifflet, que para mí es un referente ético, siempre decía que ser radical implica cambiar desde la raíz. Por lo tanto, yo no le doy derecho a nadie de decir que es más radical, por estar más a la izquierda.

—Una de las críticas que le hacía el candidato más votado de la Concertación, Edgardo Novick, era que el Frente gobierna desde la Mesa Política. ¿Quién va a gobernar? ¿El intendente o el Frente Amplio?

—Novick también dijo que se había colocado a dedo gente en Ancap y tanto a nivel nacional, como internacional, es reconocido el nombramiento gerencial que se hizo. Me gustaría saber en cuántas empresas la gente empieza a ocupar un cargo y en más de un año no cobra la diferencia a la espera que demuestre la competencias medibles. Novick entregó unos papeles en ADM, que por lo menos ahí perdió dos votos, dos empresarios me dijeron: "se está burlando de nosotros, esto es un disparate". Se olvidó de cosas obvias, de repente no fue por mala fe, pero había un profundo desconocimiento de la administración pública. Dijo muchas cosas, pero las cosas que dijo ya las dijo. No ha llamado, no se ha puesto en contacto, nosotros vamos a gestionar pedidos de entrevistas a todos los partidos, no queremos ofrecer cargos, pero les vamos a decir vamos a hacer esto...

—¿Se contactará con Novick?

—Primero están las instituciones. La Concertación fue una herramienta instrumental que no sabemos qué va a pasar con ella, pero por ahora la democracia se basa en instituciones, no en personas.

—Pero el Partido de la Concertación tiene autoridades.

—Sí, fictas, pero no son autoridades reales. Las convenciones de cada partido autorizaron a utilizar esa figura que es de utilería, por decirlo así, para acumular votos. No es como el Frente, que tiene sus autoridades y un programa común. Bueno, algunos ni un programa presentaron nunca. Es más que nada una utilería electoral, no le digo con desprecio, porque es válido; todo lo que permite la Constitución es válido. Simplemente lo que quiero decir es que no hay institucionalidad, vamos a reunirnos primero con los partidos tradicionales para decirles que estamos dispuestos a gobernar para todo el mundo, queremos que nos controlen y queremos que aporten ideas.

—¿Así que gobernará Daniel Martínez y no el Frente?

—Del Frente por supuesto es el programa y sin duda las opiniones de los compañeros de la Mesa Política valen; pero el que gobierna es el que la gente votó para que gobernara en base a una propuesta y un programa.

—El programa habla de aumentar la contribución.

—Nunca un programa se cumple en su totalidad, porque tenemos material para 20 años. Ya hemos dicho que no será así, primero hay que enamorar a la gente y ordenar los gastos.

—¿Va a integrar a la oposición en el gabinete?

—A la oposición no, eventualmente puede haber personas que sean votantes o militantes de los partidos tradicionales; pero si cumplen el compromiso estratégico que implica idoneidad, trabajo en equipo y proximidad con la gente. Si hay alguno que cumpla con eso, se puede ver.

—Se lo ha visto cercano a Óscar Curutchet y Fabiana Goyeneche. ¿Les dará un lugar en el gabinete?

—Seguramente mis tres primeros suplentes (Curutchet, Goyeneche y Christian Di Candia) estarán en el gabinete. El cuarto de mi lista (Juan Andrés Canessa), que era puesto por Lucía, todavía no lo he pensado. Pero esos tres sí, porque cumplen con el objetivo de poner gente joven. Los quiero dentro del equipo, pero no tengo todavía definido en qué cargos.

—¿Va a bajar los cargos de confianza política?

—Voy a hacer lo imposible, no me pidan que diga ahora, porque todo el tema de cargos y de nombres lo dejé para después; porque no quería tener líos y ni siquiera sabía si ganaba. No he profundizado en el tema (...) En un principio te diría que la probabilidad de que reduzca los cargos políticos está en un 80%, es altísima.

—¿Cómo se va a manejar con Adeom?

—Lo he dicho hasta el cansancio, que me digan alguna organización que haya logrado ser exitosa, en la cual no se diera protagonismo a los funcionarios. Ninguna. Por lo tanto buscaremos plantear nuestros objetivos, nuestros planes y siempre teniendo, eso sí, un modelo de respeto y ni que hablar que daremos condiciones de trabajo dignas. Después informaremos de lo que se va a hacer con dos premisas: nadie tiene nada más importante que contribuir a la solución de los problemas de los ciudadanos y segundo, mucho diálogo y mucho explicar. Pero, llegado el momento, hay quien ha sido electo para tomar decisiones.

—¿No va a titubear si llegado el momento tiene que tomar una medida más fuerte como decretar una esencialidad en limpieza?

—Espero que no y voy a hacer lo imposible para que no se dé eso, pero no tendría problema, no ninguno, porque me dolería, pero lo haría.

—¿Cuáles serán sus primeras medidas?

—Tenemos pensado medidas que van a contribuir a la gestión de limpieza, otras para la movilidad urbana, pero que nadie piense que son medidas mágicas. Las soluciones de fondo pasan por la planta de preclasificación, las vías rápidas, a las luminarias las vamos a duplicar y van a ser de led. Pero todas estas cosas llevan tiempo. Las soluciones de fondo van a llevar entre tres y cinco años.

—¿Se continuará con los corredores como el de Garzón y el de General Flores?

—Yo lo he explicado, el sistema de corredores tal como está concebido, con todo respeto a los compañeros y sabemos de su buena intención, no creemos que sea correcto y nos inclinamos por las vía de transporte rápido.

—¿O sea no se continuaría?

—No, pero la infraestructura se aprovecha, porque lo que es el corredor central se mantiene en su inmensa mayoría.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)