Una convención controlada por blancos y colorados proclamó candidatos

La Concertación ya está en la cancha para las municipales

A fines de 2013, el Partido Nacional y el Partido Colorado terminaron de acordar la formación de un nuevo lema en Montevideo para competir en mejores condiciones con el Frente Amplio, a cargo del gobierno departamental desde 1990, en las elecciones del 10 de mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rachetti, Novick y Garcé tendrán comandos independientes. Foto: Leonardo Carreño

Se formó entonces el Partido de la Concertación, que puso anoche proa a la elección del 10 de mayo con la proclamación de sus tres candidatos: Álvaro Garcé aportado por el Partido Nacional, tuvo 54 votos; Ricardo Rachetti por el Partido Colorado, 51 votos; y el independiente Edgardo Novick, otros 51 votos.

La Constitución establece que las convenciones departamentales pueden elegir un candidato con la mayoría de los votos y un segundo siempre que tenga más del 30% de los votos del organismo.

La Corte Electoral interpreta que si en el segundo lugar hay un empate de los votos, los candidatos pueden ser hasta tres. De ahí que los tres fueron proclamados por los funcionarios del órgano electoral.

Las convenciones departamentales tienen 250 integrantes. La del Partido de la Concertación estuvo compuesta por 126 enviados por los blancos y 124 por los colorados. Aunque ayer muchos faltaron.

El partido está, los candidatos están. Hay, además, un compromiso programático que ratificaron los tres ayer que se sustenta en cinco puntos: no aumentar la carga impositiva; mejorar la gestión de la ciudad; profundizar la descentralización de la gestión; una agenda de derechos; y profundizar y garantizar el derecho a la seguridad de los ciudadanos.

En un Ateneo de Montevideo bajo un calor agobiante, la convención comenzó más tarde de lo previsto porque no había llegado la persona encargada de poner el Himno Nacional. Al rato apareció y todo se normalizó. La mesa, presidida por Alberto Maschwitz, Julio Herrera, María Inés Pérez y Cecilia Barreiro, dio paso a la toma de la votación, que fue nominal. Cada convencional, al ser nombrado por orden alfabético, se ponía de pie y decía el nombre de su candidato.

Los reservados.

La votación estuvo perfectamente organizada desde meses antes. Cada sector blanco y colorado escogió a entre cuatro y diez dirigentes, es decir cuadros políticos, para ofrecerlos para que integraran el nuevo partido. Antes del inicio de la reunión de ayer senadores y diputados blancos y colorados se acercaron al Ateneo para corroborar que "sus" convencionales estuvieran presentes para cumplir con su tarea en bien del nuevo partido. El nombre clave de esos dirigentes era "los reservados": no fueron candidatos en abril en sus respectivos partidos para poder estar en la Concertación

Garcé presentó como suplentes a Julia Farkas, Aldo Lamorte, Jorge Seré y Sebastián Bauzá. Detrás de Novick se ubicaron Elbio Acuña, Mariana Capó y Sebastián Bauzá. Y con Rachetti están Carlos Mautone, Graciela Pérez Montero, Nicanor Comas y Luis Hierro (h).

En medio de la votación apareció en el salón el líder nacionalista Luis Lacalle Pou. Se sacó decenas de fotos con convencionales, saludó uno a uno a todos los que se acercaron y luego se retiró.

La votación nominal arrojó algunos elementos curiosos. El primero en votar fue Álvaro Abdala, hermano del diputado Pablo Abdala. Obviamente votó por Garcé. El quinto voto recién fue el primero a favor de la candidatura de Novick. Y el undécimo convencional consultado se pronunció por Rachetti.

Entre los convencionales había dirigentes actuales y pasados de los partidos Nacional y Colorado, como el edil blanco Edison Casulo, el dirigente barrial colorado Luis Chirico, o incluso uno de los colorados que rechazó la candidatura, como Gabriel Gurméndez. Otro exdirigente blanco que participó fue el exdiputado del Movimiento Nacional de Rocha Javier Barrios Anza. También estaba como convencional el excomandante en jefe del Ejército general retirado Raúl Mermot. Votó por Novick.

Los funcionarios de la Corte Electoral que tomaron la votación proclamaron a los tres. Garcé con 54 votos, y Novick y Rachetti con 51 cada uno. Cumplidos los formalismos, el presidente de la convención los invitó a pasar a sala.

Los candidatos siguieron las alternativas de la reunión desde el estudio jurídico de Rachetti, a pocas cuadras del Ateneo, junto a algunos allegados.

Cuando llegaron a la puerta de la sede de la convención, Lacalle Pou seguía fotografiándose y saludando a simpatizantes. En cuanto los vio, se abrazó con cada uno.

El cambio.

Bajo aplausos, ingresaron al salón y tal como estaba acordado, cada uno habló por espacio de cinco minutos, por orden alfabético.

Garcé dijo que la Concertación es el partido "de los que queremos el cambio". "Es, sin borrar la identidad de nadie, armonía", subrayó.

Indicó que el Frente Amplio "no va a cumplir las promeses de campaña" y emplazó a la intendencia a que detenga obras como el Corredor Gral. Flores. Dijo que al Corredor Garzón "hay que picarlo y construir una avenida amplia".

Novick, "de hablar poco y hacer mucho", como se definió, destacó su condición de administrador y gestor exitoso a lo largo de toda su vida.

Rachetti fue el que hizo el discurso más formal. Lo llevó escrito y se comprometió a trabajar "para todos los vecinos", sean del partido que fueran. Anunció que si es intendente habrá "menos gasto político y más gasto social".

La vidriera del fútbol que lleva a la política

La actividad política suele tentar a figuras destacadas de otros ámbitos, que frecuentemente se suman a filas de algún partido o sector. En este caso, el Partido de la Concertación ha cautivado a dirigentes y exjugadores de fútbol. Un caso que se conoció ayer es el de Jorge Seré, arquero de Nacional Campeón de América en 1987 y del Mundo en 1988. Seré será uno de los suplentes de Álvaro Garcé.

Los otros dos candidatos de la Concertación están vinculados al Club Peñarol: Ricardo Rachetti es miembro de la actual comisión directiva en representación del sector Renovación Aurinegra; y Edgardo Novick es un empresario de reconocida filiación aurinegra y que además es padre de dos de los integrantes del plantel principal de Peñarol, el volante de contención Marcel Novick y el mediocampista ofensivo Hernán Novick.

A su vez, el expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) Sebastián Bauzá fue presentado esta semana como uno de los suplentes de Novick y Garcé.

El año pasado se manejó la posibilidad de que Bauzá fuera el candidato por el blancos dentro de la Concertación. Era el que quería Luis Lacalle Pou, en ese entonces candidato a la Presidencia por el Partido Nacional. En las elecciones nacionales del pasado octubre, el presidente de la Mutual de futbolista profesionales, Enrique Saravia, integró una lista a la Cámara de Diputados por el Movimiento de Participación Popular.

En las elecciones nacionales de 2009, Pedro Bordaberry llevó como candidato a vice al ídolo del Club Nacional de Fútbol, Hugo de León.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)