DEBATE EN EL FA POR SALARIOS

Comunistas enfrentados al gobierno por pautas salariales

“La pedantería no puede predominar en el Frente”, advirtió Eduardo Lorier.

El mantenimiento de las pautas salariales generó un nuevo choque en la interna del Frente Amplio. El Partido Comunista salió a marcar su rechazo con la decisión del gobierno y criticó los "fundamentalismos" y la "pedantería" de una "minoría" dentro de la coalición de izquierda.

La flexibilización de las pautas fue pedida tanto por el Pit-Cnt como por el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y el director de Trabajo, Juan Castillo, y desoída por el presidente Tabaré Vázquez en la última reunión del Consejo de Ministros del lunes pasado.

La respuesta del Partido Comunista no se hizo esperar. Ayer, su secretario general, Eduardo Lorier, planteó en Facebook su malestar. "Todos los frenteamplistas nos debemos una reflexión. No podemos separarnos de nuestra base social, tal como viene aconteciendo", señaló. Además pidió "prestar atención" a lo que ocurrió en Brasil cuando se intentó un ajuste procíclico "con rebajas del gasto social y recortes salariales", señalando que a partir de ese momento se produjo un deterioro del gobierno de Dilma Rousseff. "Los fundamentalismos y la pedantería no pueden predominar en el Frente Amplio, máxime cuando son una minoría. Hay que cuidar el mercado interno (salarios, pasividades, inversión), frente a las dificultades del mercado externo (…) Los lineamientos salariales con variaciones razonables que aseguren, como mínimo, mantener el poder de compra de los salarios, o sea, que no se pierda salario real, es lo que nos permitiría superar nuestras contradicciones con el movimiento obrero", opinó.

Según el líder comunista, "existen líneas que no se pueden atravesar sin poner en riesgo" la esencia del proyecto de la coalición de izquierda y el "relacionamiento correcto" con el Pit-Cnt, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) y la Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), que ha manifestado su malestar con el gobierno por los $ 200 de aumento anunciados por el ministro de Economía, Danilo Astori, que en las redes sociales fue tomado como broma por el precio que cuesta el morrón, más de $ 300 el kilo.

El diputado comunista Óscar Andrade renunció ayer a su banca para volver al movimiento sindical y a la secretaría general del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca). En la carta de renuncia presentada hablaba de "razones personales", pero en su exposición de motivos también reconoció "razones políticas". "Claramente tenemos una circunstancia donde no a todos se está golpeando igual y mantenemos una política salarial extremadamente compleja para pensar de que prosperen sobre esa base acuerdos de negociación colectiva que han sido una herramienta de democracia y distribución de la riqueza (...) Claramente tenemos una mirada donde la pata social de las transformaciones tiene una mirada enfrentada a la pata de la izquierda institucionalizada en el gobierno y no es posible estar con patas en ambos lados", señaló el diputado. Además llamó a "hacer esfuerzos" para que lo que definió como "izquierda institucional no devore al resto de la izquierda".

Caída del salario real.

Un informe del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt advirtió ayer que "de no mediar modificaciones", los lineamientos salariales del Poder Ejecutivo "determinarán una caída del salario real en muchos sectores de actividad y es un impedimento importante para seguir mejorando las remuneraciones más sumergidas".

Según afirma, estos lineamientos operan negativamente sobre el consumo interno y contribuyen a la desaceleración económica. "Una política salarial de estas características conduce a retrocesos distributivos, afectando a un proceso de desarrollo económico y social más inclusivo", argumentan.

Para el Cuesta Duarte, esta política salarial junto con la propuesta de diferir o postergar gastos sociales e inversión en la Rendición de Cuentas, "operan negativamente sobre la demanda interna agravando el estancamiento económico".

El informe remarca que la solución para retomar la senda del crecimiento económico debe pasar por el incremento de la inversión pública y la contención de los precios con el objetivo de "amortiguar las dificultades que existen a nivel externo".

Lista del Frente fustigó a Astori y le respondieron: "bajeza de cuarta"

La lista 959, de Izquierda en Marcha, cuestionó al ministro de Economía, Danilo Astori, en un aviso de campaña para las elecciones internas del domingo 24 y generó malestar en gran parte del Frente Amplio. El grupo que apoya la candidatura de Roberto Conde, puso una foto de Astori con un billete de $ 200 (por el aumento a los jubilados) donde se podía leer el siguiente texto: “Y con este aumento que le damos a los jubilados que ganan menos se compran un lindo surtido, se van de vacaciones a las termas, compran dos o tres garrafas de gas por si sigue el paro y me traen el vuelto ... ¿eh?”. “Para frenar esta orientación económica en el gobierno del FA. Hay una Izquierda en Marcha el 24 de julio. Conde presidente”, dice la lista 959 en su Facebook.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, respondió en Twitter a Izquierda en Marcha: “Eso no es de frenteamplistas, es una bajeza de cuarta”. Por su parte Conde marcó distancia: “No tuve conocimiento previo del post Izquierda en Marcha que no expresa ni mi pensamiento ni el propósito de mi candidatura”. Los candidatos Alejandro Sánchez y Javier Miranda también discreparon con la lista 959.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)