PULSEADA POR LAS PAUTAS SALARIALES

Comunistas y astoristas chocan por el paro general del Pit-Cnt

El sindicato del comercio espera un alto nivel de acatamiento a la medida.

El presidente Tabaré Vázquez enfrenta hoy el primer paro general de 24 horas de su segunda administración. El Pit-Cnt le auguró una conflictividad "gigantesca" si no modifica los lineamientos que planteó para la ronda de Consejo de Salarios que se desarrollará en la segunda mitad del año. La central sostiene que ya comenzó el proceso de deterioro del salario real en varios sectores y el gobierno se aferra a que, promedialmente, las remuneraciones todavía suben.

El gobierno no acepta la posibilidad de que los correctivos por inflación en los convenios se puedan aplicar a los 12 meses de vigencia de un acuerdo. En su lugar aconseja a lo sumo correctivos a los 18 meses, aunque en los hechos ya en varios convenios sindicatos y empresas (que quieren evitar conflictividad) han establecido la posibilidad de aplicarlos a los 12 meses. La alta inflación, que no se desaceleró como esperaba el gobierno el año pasado, hace que la central sindical esté alerta para que los salarios no caigan en términos reales.

El paro generó una ríspida polémica en la interna del oficialismo porque el Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo y el Partido Socialista de los Trabajadores apoyan al paro y otros sectores frenteamplistas se lo reprochan. El senador Rafael Michelini, del Nuevo Espacio, dijo a El País que "no creo que le haga bien al Partido Comunista (participar en el paro); han existido otros paros y mantuvo una prudencia respetable, pero es una decisión de ellos que no voy a discutir". "Tengo la sensación de que no se ha leído con detenimiento la coyuntura porque no estamos en la crisis del 2002 ni mucho menos. Estamos en un momento con algunas dificultades", opinó.

El Partido Comunista, por su parte, en su página web incluyó bajo el título "Conde con los trabajadores" comentarios favorables a las propuestas de la central sindical de Roberto Conde, el exdirigente socialista que respalda como candidato a la presidencia del Frente Amplio. El diputado comunista Gerardo Núñez había escrito el lunes que "pararse en la vereda de enfrente de las reivindicaciones (de los trabajadores) es un error muy grueso".

Por su lado, el publicista Esteban Valenti siguió disparando contra el Partido Comunista desde su cuenta de Twitter. "Declaraciones de dirigentes del PCU sobre el paro: ellos son representantes de clase obrera. ¿Los demás del gobierno están para joderla?".

El PVP había emitido, a su vez, un comunicado en el que planteaba su "total apoyo" al paro y señalaba que "es imprescindible la movilización popular en defensa de las conquistas logradas".

En toda esta polémica no terciaron ni el Movimiento de Participación Popular ni el Partido Socialista.

Impacto en el comercio.

El sindicato del comercio espera un acatamiento importante al paro general de 24 horas de hoy y cree que incluso algunos comercios y supermercados pueden llegar a tener dificultades para abrir sus puertas por la escasez de personal.

Fuecys, el sindicato del comercio y los servicios, aumentó fuertemente su cantidad de afiliados que en 2005 eran 5.000 y ahora llegan a unos 35.000. Además, tiene presencia fuerte en todas las grandes cadenas de supermercados, lo que hace esperar al Pit-Cnt un impacto significativo del paro, dijo a El País el dirigente de Fuecys e integrante del Secretariado Ejecutivo de la central sindical, Fabio Riverón.

"En varios lugares se va a ver resentida la atención, en particular donde las empresas no tengan la posibilidad de trasladar personal desde otros locales. También esperamos mucho acatamiento en las empresas de seguridad", señaló Riverón.

El sindicato tiene hoy en los supermercados "capacidad de movilización permanente y mucha gente no va a ir a trabajar", agregó.

También incidirá que ha crecido la afiliación al sindicato en el interior y en particular en departamentos como Paysandú, Cerro Largo y Florida.

"La afiliación crece en particular después del cierre de cada convenio porque los trabajadores perciben que mejoran el salario", comentó el sindicalista.

No está claro el nivel de adhesión al paro que pueda haber en las cadenas de autoservicios donde las remuneraciones son, en general, menores que en los grandes supermercados.

El sindicato quiere una modificación en la clasificación de los trabajadores de este sector porque desempeñan multiplicidad de tareas y eso no está debidamente contemplado desde el punto de vista salarial, dijo Riverón.

Se calcula que en Uruguay trabajan como asalariados en el comercio unas 300.000 personas, y Riverón reconoce que es difícil sindicalizar a todo ese universo porque muchos trabajadores se desempeñan "aislados" en pequeñas empresas.

El sindicato del comercio rechaza los lineamientos salariales del Poder Ejecutivo porque entiende que no permitirían cumplir la meta que se trazó para el próximo convenio colectivo del sector que comenzará a negociarse en estos días, que es un salario mínimo nominal de $ 20.000 para las grandes cadenas de supermercados.

Este es un sector en el que ha crecido el empleo (trabajan allí unas 25.000 personas y hay 2.000 empleos más que hace tres años). Hoy una cajera en las grandes cadenas gana unos $ 18.000 nominales y los denominados "reponedores" menos.

Riverón cree que es muy probable que Fuecys acuerde con los supermercados por fuera de los lineamientos salariales del Poder Ejecutivo porque las empresas buscarán evitar la conflictividad y porque se trata de un sector en el que no se está perdiendo empleo. "De hecho, hay proyectos de construir shoppings nuevos en Montevideo, Las Piedras y Paysandú", recordó el sindicalista.

Como asume que el país atraviesa dificultades económicas, el sindicato del comercio negociará un convenio a dos años, y no a tres como era el que venció el pasado 30 de junio, ya que entiende que a partir de 2018 la situación habrá mejorado y podrá buscar mejores condiciones salariales para los trabajadores.

Paro sin transporte y con las oficinas públicas cerradas

El paro general de hoy jueves detendrá toda actividad en el Estado y en buena parte del sector privado, como el sector comercio. No habrá transporte; el servicio se retomará en la madrugada. Algunas empresas dispondrán de un servicio de emergencia.

La Intendencia de Montevideo estará cerrada, al igual que toda la Administración Central. Tampoco abrirán sus oficinas organismos como Antel, UTE y OSE. Tampoco habrá clases en Primaria y Secundaria y en la Universidad de la República. En el caso del BPS, solo se cumplirá con el pago de pasividades y con las urgencias y emergencias en el Sanatorio Canzani.

Los bancos tampoco abrirán, aunque los shoppings sí.

En el caso de la salud, el paro afectará los servicios de ASSE. Los hospitales solo atenderán urgencias y emergencias.

Meteorología mantendrá guardia gremial para realizar la vigilancia y advertencias, sin pronósticos.

Dirección Nacional de Loterías y Quinielas no realizará sorteos de Quiniela y Tómbola. Y el canal oficial TNU no emitirá programación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)