POR VOTARSE SUELDOS

Comunistas acusan a ediles de "traición"

Cuatro ediles del Frente Amplio en Salto votaron junto al Partido Colorado una partida fija de $ 15.000 en efectivo para cada uno y $ 3.000 para los suplentes. El hecho fue rechazado por el Partido Comunista, por el cual fue electa la edila Liliana Filonenko.

"Condenamos la actitud oportunista y desleal de estas personas. Los ediles son electos para cumplir la función de legislar; no para buscar beneficios personales a costa del erario público", afirma el comunicado de la Departamental del Partido Comunista de Salto.

"El Frente Amplio es golpeado nuevamente por la traición. Primero fue un acto de corrupción llevado adelante por los que dicen que hoy son independientes y en realidad operan con la derecha. Hoy, el segundo golpe lo dan cuatro tristes personajes quienes de la manera más rastrera juntan su voto al del Partido Colorado", indican.

En ese marco, condenan la actuación de Filonenko, quien ya había abandonado hace varios meses las filas del Partido Comunista. El sector aseguró que "ninguna persona llega a la Junta por sí sola sin una organización política detrás".

El año pasado tres ediles oficialistas ya se habían declarado independientes y votaron a un colorado para presidir la Junta dejando al Frente sin la mayoría en el órgano legislativo departamental.

La situación generó una nueva grieta entre los frentistas que desoyeron lo encomendado por el Plenario Departamental de la coalición de izquierda que se oponía terminantemente a que se fijaran esa retribución en dinero, y que había amenazado a quienes no siguieran esos pasos con ser expulsados de su partido.

Anteriormente a votarse el sueldo, los ediles de Salto recibían varios beneficios, pero nunca dinero en efectivo. Percibían hasta 200 litros de nafta, dos pasajes a Montevideo y la exoneración de la patente de rodado y servicios de telefonía celular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)