FRACASO DE LA CAMPAÑA CONTRA EL HPV

Compraron 40.000 dosis contra HPV; dieron 2.800

El MSP hará la vacuna obligatoria a partir de 2017; la idea es que se suministre en escuelas y liceos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
MSP no tiene discriminado la procedencia de las adolescentes que se vacunaron. Foto. D. Borrelli

Cada vez son menos las niñas que reciben la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (HPV). En 2014 se suministraron 15.371 dosis. En 2015 fueron 10.534 (es decir 4.837 menos). En tanto, hasta el primero de agosto de 2016, se dieron tan solo 2.800. Pese a esto, el Ministerio de Salud Pública (MSP) sigue comprando 40.000 vacunas por año, al costo de unos US$ 340 mil.

Ante la muy baja cobertura, la cartera prepara un plan para que la vacuna sea obligatoria a partir de 2017. La idea es que la inyección, que se suministra gratis a las niñas de 12 años (aunque expertos la recomiendan hasta los 26), se dé dentro de los centros educativos.

Uno de los objetivos sanitarios que la cartera se planteó para el fin de este período de gobierno, tiene que ver justamente con la prevención primaria del cáncer, "con especial atención al de cuello uterino".

Que hasta agosto de este año se hayan suministrado 2.800 dosis no quiere decir que esa cantidad de niñas estén vacunadas e inmunizadas contra la enfermedad. Para que el tratamiento esté completo se necesitan tres dosis. La segunda se suministra a los dos meses y la tercera a los seis.

Desde que la vacuna se empezó a dar en Uruguay, el 29 de abril de 2013, al primero de agosto de 2016, se administraron un total de 43.636 dosis. Los datos se desprenden de la respuesta a un pedido de acceso a la información pública que El País hizo al MSP.

En 2013 se vacunó a la cohorte de 2001 (es decir a las niñas nacidas en ese año). Se suministraron 11.768 vacunas. Para ese entonces existía aún una fuerte polémica entre los detractores del tratamiento, como lo era el entonces subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, y las organizaciones de ginecólogos y pediatras que se pronunciaban a favor, al igual que otras autoridades del gobierno y dirigentes de la oposición.

En 2014 se vacunó a la cohorte de 2002 (se dieron 10.140 dosis) y también se decidió ampliar el beneficio a la cohorte del año 2000 (se suministraron 5.231). En total fueron 15.371. A partir de ahí se empezó a caer hasta llegar a los mínimos de este año.

Pese a estas cifras el MSP compra grandes cantidades de vacunas. En febrero de 2013 se adquirieron 72.000 dosis. Después, para 2014, 2015 y 2016, se compraron 40.000 por año.

En el pedido realizado por El País también se cuestionó cuántas dosis debieron ser desechadas por año, de 2013 en adelante, y que se aclare la cantidad que fueron eliminadas por problemas de refrigeración, las que se vencieron y las que dejaron de servir por otras razones. El MSP no contestó a esta consulta.

El País intentó comunicarse ayer con autoridades del MSP. Se le contestó que quien está a cargo del tema del HPV es el director de Salud, Jorge Quian, que se encuentra de viaje.

Reclamo.

Desde la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP), una de las organizaciones que más reclamos ha hecho en cuanto a que se fomente más la vacunación, su vicepresidenta, Mónica Pujadas, señaló que la obligatoriedad de la vacuna es lo único que puede llegar a revertir esta situación.

"La baja vacunación fue en parte un argumento que contribuyó a la decisión de pasar a la modalidad obligatoria a partir de 2017. En las modalidades de ofrecida primero y recomendada no obligatoria después, no se lograron buenas coberturas. Esto es multifactorial y responde a varias razones", dijo a El País.

Pujadas añadió que "desde las sociedades científicas y la academia, en particular desde la SUP" se está "trabajando en conjunto con el MSP para mejorar la adhesión a la vacunación. Es necesario que sigamos trabajando con información clara, despejando dudas y aclarando que es una vacuna efectiva y segura; que se da en el mundo hace diez años y hay vasta experiencia".

La vacuna del HPV obligatoria, sin embargo, no es algo en que estén de acuerdo todos los especialistas. La directora del Plan Nacional de Prevención Integral del Cáncer del Cuello Uterino, Fernanda Nozar, declaró días atrás a El País que, pese a que defiende la vacuna, incluso para las mayores de 12 años, "todas las medidas obligatorias que un gobierno determine muestran las incapacidades propias de ese gobierno. La vacunación con mayores índices se da en esos países donde se genera consciencia en la población y no obligatoriedad".

Nozar, además, consideró que hay otras medidas en las que se debería avanzar antes de pensar en una vacuna obligatoria. Recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el test de HPV, que "en Uruguay no se hace, lo que se hace es el Papanicolau".

El cáncer que mata a 140 mujeres al año.

En Uruguay se diagnostican alrededor de 350 nuevos casos de cáncer de cuello de útero al año y se reportan cerca de 140 muertes por esta causa, según los datos que maneja la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP).

La organización también señala que el 80% de las mujeres se infecta con el Virus del Papiloma Humano (HPV) en algún momento de su vida.

A nivel mundial, unos 660 millones de personas están infectadas con el HPV. A 500.000 mujeres se les diagnostica por año cáncer de útero y 275.000 son las que mueren, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los hombres el riesgo es menor: 7.000 son diagnosticados cada año con alguna enfermedad (cáncer de pene o ano) vinculada al virus. Pero, como son éstos los que contagian el virus, hay quienes también recomiendan que reciban la vacuna.

"De ser posible la aplicación universal a varones también se recomienda. No obstante, si tenemos en cuenta que el objetivo principal es prevenir fundamentalmente el cáncer de cuello uterino, siguen siendo las adolescentes mujeres el principal grupo destinatario", dijo a El País la vicepresidenta de la SUP, Mónica Pujadas.

Cada vacuna cuesta 8,5 dólares.

Según los datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el precio de la vacuna contra el HPV en 2016 es de 8,5 dólares. O sea que el Estado gastó en las 40.000 dosis que compró este año 340.000 dólares. El precio viene bajando desde 2013, cuando la vacuna se empezó a comprar en Uruguay. En ese año estaba en el entorno de los 14 dólares.

Se ha logrado una caída en el precio del fármaco luego de varias denuncias. Incluso, durante la administración anterior el gobierno uruguayo advirtió que lo que cobraban los laboratorios por era "abusivo". La droga se llama Cervarix y es suministrada por dos laboratorios, el británico GlaxoSmithKline (GSK) y el americano Merck.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)