vea la fotogalería

Complejo de Peñarol está acorralado por grietas

Varias casas del histórico complejo habitacional Lafayette, uno de los ejemplos más antiguos de vivienda social construidos por la Intendencia de Montevideo, presentan diversas patologías de importancia, como ser: paredes interiores y exteriores muy agrietadas o fisuradas, pisos hundidos y humedades.

Una de las 10 casas del complejo que a poco de ser arreglada comenzó a fisurarse. Foto: M. Bonjour
Una de las 10 casas del complejo que a poco de ser arreglada comenzó a fisurarse. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour
Complejo Lafayette. Foto: M. Bonjour

El 2 de septiembre de 2010, un decreto de la Junta Departamental de Montevideo definió como área de Interés Departamental al casco histórico ferroviario del barrio Peñarol, que comprende, entre otros inmuebles, a ese conjunto de viviendas Lafayette, 20 casas organizadas en dos tiras, proyectadas por el ingeniero Baroffio en 1924, y erigidas en la manzana limitada por las calles Lafayette, Edison, Tosti y Moltke. (Ver gráfico). El 25 de octubre de 2010, la norma fue promulgada.

Hoy las rajaduras avanzan y parecen comprometer las estructuras, realidad que llevó a los vecinos a presentarse en la Junta Departamental después de haber consultado en otras dependencias municipales. El 16 de diciembre del año pasado, en representación de los residentes, Alba Umpiérrez narró la problemática en la comisión de Movilidad Urbana.

Allí expresó que en el 2011 presentó un trámite en el Comunal Zonal 13, pero ese expediente no se abrió y desconoce su destino. En 2012 abrieron otro expediente en la propia Intendencia y quedó estancado desde 2013.

Útimas reapariciones.

Gracias a un préstamo de Andalucía, otorgado a mediados de 2009, Alba Umpiérrez recibió $ 60.000 a pagar en 50 cuotas.

Según se estableció en la Oficina de Rehabilitación de Áreas Centrales y el Servicio de Tierras y Viviendas de la Intendencia, las mejoras a llevar a cabo en la vivienda de Umpiérrez pasaba por el cambio de chapas y tirantería de madera del techo, e impermeabilización, reparación de cielorraso, pintura interior, reparación de aberturas exteriores y acondicionamiento de fachada y muro frontal con pintura. No se mencionaba la constatación de fisuras o grietas.

"A los seis meses de haber hecho los arreglos correspondientes, las casas comenzaron a tener pequeñas grietas. Al principio no eran importantes; con el tiempo, el deterioro fue mayor. Al día de hoy, las vibraciones del tránsito comenzaron a tener influencia en las casas de las esquinas. Al principio se vieron afectadas con mayores fisuras solamente las casas centrales, sobre la calle Lafayette y sobre la calle Moltke", dijo Alba Umpiérrez en la Junta.

Estudios.

Un informe del Instituto de la Construcción del área de Patología de la Facultad de Arquitectura, hecho a solicitud de los copropietarios de diez viviendas con fachada a la calle Lafayette, además de comprobar las fisuras en el 50% de las viviendas del complejo habitacional, advierte que en el pavimento de Lafayette y Moltke se observa también "grietas longitudinales ubicadas centralmente".

Del estudio se desprende que los daños "corresponden a lesiones típicas que se originan por movimientos del suelo". Y se agrega que si el suelo es arcilloso, varía su contenido de humedad, y pueden transmitirse al muro movimientos no siempre uniformes "debido a pérdida eventual o continua de instalaciones sanitarias perimidas, y aparición o variación de la capa freática".

En la lista de recomendaciones se aconseja relevar la instalación sanitaria, red de desagües (cañerías y cámaras), tanto en las unidades de las viviendas en régimen de Propiedad Horizontal desde 1979, como en los ramales que las recogen y vierten al colector o colectores. También se sugiere cateo de suelo y otros para relevar la cimentación existente.

Si bien en el análisis se comprueban patologías que atentan contra las construcciones, se indica que las viviendas "pueden mantener un estado aceptable", en la medida que se encaren con criterio las reparaciones o intervenciones.

Umpiérrez explicó en la Junta que las recomendaciones bienvenidas no están al alcance de la situación económica de los vecinos "Todos somos trabajadores; incluso yo pago al Banco Hipotecario. Nos piden un cateo de la parte de saneamiento de cada casa. Yo no tendría problema en hacer el mío, porque lo tengo completamente a nuevo debido al préstamo; cambié todo. Pero eso no se da en todos los casos".

Para colmo, las ratas.

Umpiérrez contó a El País que, a raíz del estudio de la Facultad de Arquitectura, se descubrió que están obstruidos los caños colectores que desembocan en una plaza ubicada entre las dos filas de casas, y que fuese inaugurada con bancos y juegos a fines de 2014 por la Intendenta Ana Olivera.

En la actualidad, y no descartan que debido a esa problemática del saneamiento, la zona sufre una invasión de ratas y ratones, según comentó Umpiérrez a El País.

Los vecinos confirman que la Intendencia mandó destapar las cañerías de la plaza, labor que no pudo ejecutarse debido a que por debajo de las nuevas veredas hay un franco deterioro. Los caños estarían en mal estado y se encontró que "el desagüe estaba totalmente seco, o sea que el agua de todas las viviendas se encuentra retenida en algún lugar no descubierto".

En algunas casas todo lo tirado al inodoro volvía al interior de los baños. En otras fincas los desagües de lavarropas no funcionan. Y tampoco es posible baldear los patios porque el agua queda estancada.

Comisión especial.

En mayo de 2013, la Comisión Especial Permanente del Casco Histórico-Ferroviario del Barrio Peñarol, había procedido a dos inspecciones técnicas oculares, observando fisuras "de importancia, a 45 grados entre aberturas y verticales en la unión entre muros perpendiculares".

Desde la división de Planificación Territorial/Unidad del Patrimonio, se contestaba que un informe de Seguridad Edilicia, confirmaba las patologías. Pero se comentaba que diferentes reformas hechas en las casas podrían haber conspirado para su situación estructural. La Comisión Especial decidió entonces vincular a los copropietarios con técnicos de la Facultad de Arquitectura, ya que los vecinos no podían afrontar los gastos. Pero todo empeora.

Vecinos piden estudio de Camino Edison


La representante de los residentes en el complejo Lafayette, Alba Umpiérrez, ha destacado que no llegó a efectuarse una investigación en torno a lo que sucede en el viejo Camino Edison, que fue repavimentado y con eso atrajo a un tránsito pesado, de ómnibus y camiones de carga que antes no circulaban por allí, por una calle angosta de doble mano.

"Pasan unidades de transporte público. Ahora se están afectando las casas de las esquinas. A muchas de la calle Edison, que no corresponden a nuestro complejo, les tuvieron que hacer patines debido a las vibraciones, pero eso tampoco tuvo resultado. También se hicieron llaves, aunque no sirvieron. Lo que recomiendan los arquitectos es una resedimentación, que es algo importante. Con respecto al tránsito, nosotros queríamos saber un poco más, un estudio actual de las vibraciones en Edison, con el peso que soporta desde que cambió el tránsito".

Umpiérrez reclama un estudio profundo y enfatiza que los camiones "ahora agarraron camino Edison para circular; antes lo hacían por Santos. Desde que arreglaron Edison, todo el tránsito pesado pasa por allí. Aparte, hay muchas empresas, como Bimbo o Cablex, y por eso los camiones circulan por allí, toman hacia el Corredor Garzón y van hacia la ruta".

En medio de las negociaciones que hasta ahora no revierten el mal estado de un sector del complejo Lafayette, la Comisión Especial Permanente de Peñarol pretendió acordar con los copropietarios intervenciones edilicias.

Cualquier propuesta de obra en fachadas, cercos perimetrales, su altura, color, aberturas y materialización exigen consulta y acuerdo. Para homogeneizar y dar identidad al conjunto. El tema es que quienes aspiren a poner en valor estas propiedades en riesgo, antes que se vengan más abajo y haya otro realojo en Montevideo, dicen que no están en condiciones de invertir de nuevo en arreglos inútiles, aunque sea a cambio de la exoneración de un porcentaje de la Contribución Inmobiliaria o del impuesto de Primaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)