LA MARCHA DE LOS CONSEJOS DE SALARIOS

Comercio pide ajustar cláusula de salvaguarda por suba de precios

Además quieren cambios para que empresas puedan apelar al descuelgue.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El alto nivel de inflación está condicionando las negociaciones. Foto: D. Borrelli

Aun mes de comenzar a renegociar los acuerdos salariales de comercio y servicios, la cámara del sector considera que dada la suba de precios que se está verificando en un contexto de enlentecimiento de la economía es necesario "adaptar las cláusulas de salvaguarda a la realidad actual". Además considera que se deben modificar los procedimientos de descuelgue de los convenios ya que "no se ajustan a la realidad de las empresas".

"Es indudable que con un futuro incierto y seguramente desmejorando la realidad, se necesita adaptar las cláusulas de salvaguardas a la realidad actual. Nuestras cláusulas dicen que si la inflación se va al 10% se renegocian, entonces para qué vamos a negociar a tres años si a esos porcentajes vamos a llegar pasado mañana. Las cláusulas de salvaguarda tienen que rediseñarse y establecer porcentajes de inflación más elevados para que hagan verdadero el acuerdo y no se renegocie pasado mañana", dijo el asesor de la Cámara de Comercio y negociador en los consejos de salarios, Juan Mailhos.

La inflación anualizada en marzo cerró en 10,6%. En junio está previsto que comience la negociación dentro del sector comercio y servicios, uno de los más grandes que iniciará las conversaciones este año junto con el sindicato de la construcción en septiembre.

Mailhos, que expuso en la IV Cumbre de Compensaciones y Beneficios, también dijo que hay que modificar los procedimientos de descuelgue porque los actuales lo que hacen es "evitarlos".

"Los porcentajes de descuelgue muestran que es letra muerta y no se ajusta a la realidad de las empresas", remarcó el representante de la Cámara de Comercio y para esto ejemplificó: "Tengo que ir al consejo de salarios y tengo que convencer primero a mis colegas empresarios que me tengo que descolgar, y por tanto que me tengo que bajar de la competencia con ellos en condiciones más ventajosas o sea, un drama; si logro eso, después tengo que convencer a los amigos del Pit-Cnt y si logro eso, tengo que ver si el Estado se convence".

El descuelgue se configura ante excepciones y las empresas son autorizadas cuando justifican que no pueden señirse a lo pactado por el sector. De todas formas, según la normativa se permite hacer esto por un año. Actualmente el sector del taxi solicitó descolgarse de los acuerdos salariales ante la competencia de la empresa Uber que, afirman, no cuenta con regulación.

El director nacional de Trabajo, Juan Castillo, quien también participó del foro, rechazó la posibilidad de aceptar un descuelgue de parte del sector del taxi, quien esgrime que con la llegada de la aplicación Uber a Uruguay y la falta de regulación tienen una competencia desleal que les impide cumplir con las pautas salariales del gobierno.

"No es fácil responder afirmativamente" cuando se dice que "porque tiene un sector de competencia ahora desregulado entonces se descuelgan".

"Veamos cuál es la respuesta institucional del ministro de Trabajo, pero ustedes se imaginan que si nosotros admitimos esto para todos los sectores de la economía y la producción, no es más válida la herramienta de la negociación colectiva", sostuvo Castillo al ser consultado. El sector del taxi advirtió que si esto no ocurre enviarán personal al seguro de paro.

"Hay que tener ingenio en la hora de la negociación y tener los pies en la tierra" Castillo.

Diferencias en impacto de salarios en empleo.

El director de Trabajo, Juan Castillo, y el director del Instituto Cuesta Duarte, Milton Castellanos, hicieron una cerrada defensa de los consejos de salarios y descartaron que las subas acordadas en los mismos vayan a generar un impacto en el empleo. "No hay antecedentes en 40 años que digan que las políticas salariales afectaron el empleo, no hay un solo ejemplo", remarcó Castellanos, quien sostuvo que en la ronda actual ha habido "empate con tendencia a perder salario real". Castillo sostuvo que las partes deben "poner ingenio" porque "no hay forma de mejorar si no mejora el salario". Sin embargo, el representante del Comercio Juan Mailhos remató en que "el costo salarial es un obstáculo para las empresas y si el empresario puede no contratar no lo hace".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)