CASO FELIPE ROMERO

Comenzó la ronda de citaciones a la Justicia

La jueza penal de Maldonado Adriana Morosini interrogó ayer al director de la Escuela N° 2, Silvo Núñez, en medio de un cruce de versiones sobre si Fernando Sierra, el asesino del niño Felipe Romero, estaba autorizado a llevarse al niño del centro escolar.

La magistrada y la fiscal Sabrina Flores escucharon las explicaciones brindadas por los docentes sobre si se cumplió con el protocolo que rige en Educación Primaria para la entrega de los alumnos al finalizar el horario de clase.

Fuentes del caso indicaron que la explicación de los docentes generó dudas tanto en la jueza como en la representante del ministerio público. El propio inspector general de enseñanza primaria, José Barrios, había explicado que Sierra retiró el niño sin firmar la documentación y sin que se hubiese cumplido con el protocolo. La madre del niño dijo a El País que Sierra no contaba con su autorización para retirar a su hijo de la escuela.

Aunque el tema en sí no corresponde a la órbita penal, la jueza busca aclarar todos los extremos de un caso que no solo ha conmovido al país, sino que ha tenido amplia repercusión en los medios internacionales.

También fue citada a la Justicia la psicóloga de Sanidad Policial que recomendó a la madre, Alexandra Pérez, que el niño no viera más a solas al técnico de fútbol infantil, lo que terminó siendo el detonador de la tragedia.

Forense.

Por su parte, el médico forense Sergio Moz-zo, quien realizó la autopsia del cuerpo de Felipe Romero, ratificó ayer ante la Justicia la conclusión de su informe primero: considera que sí hubo abuso sexual.

Consultado por los medios al salir del juzgado, Mozzo aseguró: "Sigo afirmando los hechos que había declarado y que están en el informe de la autopsia".

Agregó: "Está pendiente el resultado de los fluidos que envié al Instituto Técnico Forense para ver si se puede aclarar un poco más". Esos resultados podrían demorar varios días.

Mozzo rechazó afirmaciones de uno de sus colegas que, sin mencionar su nombre, dijo a El País que detectar un abuso sexual sin que exista "es un error muy común de forenses del Interior sin mucha experiencia".

El forense defendió su conclusión, pidió que el forense que lo cuestionó "se haga responsable" de sus dichos, pero admitió a Montevideo Portal que "en la clínica forense tenemos ciertas carencias".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)