CONVENCIÓN NACIONAL

Colorados insisten con la renuncia de Bonomi

La Convención Nacional del Partido Colorado se reunió ayer y decidió volver a pedir la renuncia del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, por "los malos resultados en la gestión".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Bonomi asume como ministro del Interior. Foto: Leonardo Carreño

Sin perjuicio de la disposición al diálogo por seguridad que convocó el presidente Tabaré Vázquez, el Partido Colorado argumentó que la falta de resultados "hace necesaria la renuncia del ministro Bonomi".

Los colorados señalan en una declaración que valoran "positivamente" que el Poder Ejecutivo "haya asumido, finalmente, que la República enfrenta una situación de alarmante inseguridad pública". A su vez, manifiestan la necesidad de brindar soluciones a ciudadanos honestos por medio del combate al delito, el amparo a las víctimas y la reeducación del delincuente.

En tanto, recuerdan que los diputados y senadores del Partido Colorado presentaron en el Parlamento más de 24 proyectos de ley que apuntan a mejorar la seguridad. Por lo que se decidió elevarlos también al Ejecutivo "con la esperanza de que sean tenidos en cuenta si realmente se pretende cristalizar un verdadero cambio de rumbo como anunció el presidente".

En la reunión de la comisión interpartidaria que se realizó el pasado viernes 6 en la Torre Ejecutiva, Guillermo Maciel, director de Fundapro y delegado colorado, pidió la renuncia del ministro Bonomi, y advirtió que las iniciativas del gobierno no atacan la problemática de seguridad.

"Bonomi y su equipo no tienen ni un resultado positivo. En el primer cuatrimestre hubo más de 80 homicidios. Si un técnico pierde todos los partidos y por goleada lo primero es cambiar al técnico. Hacen falta soluciones en el corto plazo. El nuevo Código del Proceso Penal está bárbaro, pero no es un proyecto para la se-guridad pública", advirtió Maciel.

En este marco, el experto colorado subrayó que el gobierno busca soluciones para evitar el hacinamiento carcelario y que su colectividad considera, por el contrario, que la solución pasa por construir más cárceles, si fuera necesario y no por la "suspensión condicional del proceso penal" a delitos hoy inexcarcelables.

Para Maciel, endurecer penas no es autoritarismo, es una "clara señal" para los delincuentes y puede evitar que se cometen más delitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)