UN BARRIO QUE LEVANTA VUELO JUNTO AL AEROPUERTO

Colonia Nicolich trabaja codo a codo con los barrios privados

Exitosa apuesta del alcalde del Partido Comunista para el desarrollo social.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Colonia Nicolich se expande entre un conjunto de barrios privados. Foto: F. Ponzetto

Desde hace al menos cuatro años, los municipios de Colonia Nicolich y Pando trabajan codo a codo con los barrios privados del entorno para mejorar la iluminación, el tránsito y la calidad de vida de los habitantes de la zona.

En los barrios privados trabajan unas 2.000 personas que, en su gran mayoría, viven en los barrios Aeroparque y Villa Tato. Hace algunos años, decidieron invertir más de 200.000 dólares para montar un Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) y una policlínica. Tras la instalación del CAIF, algunos decidieron abonar una mensualidad para mantenerla.

Hay otra comisión que apoya a la escuela, que recibe materiales y alimentos. "Son los hijos de todos los empleados" de los barrios, contó Leandro Añón, un residente que vive hace más de 20 años en Viñedos de La Tahona.

Abrieron calles que antes no existían y bituminizaron un tramo de Camino de Los Horneros para mejorar el tránsito. Allí invirtieron unos 100.000 dólares. Al mejorar la calle, comprobaron que los conductores de los vehículos aumentaban la velocidad. Por eso también colocaron lomos de burro para evitar siniestros de tránsito.

Barrera derribada.

Una vez por mes se reúnen representantes de los barrios privados, vecinos de Villa Tato y los alcaldes de Colonia Nicolich y Pando, localidad que, al estar justo en el límite, también posee interés en esta zona.

En el último encuentro realizado el jueves pasado, los vecinos acordaron comprar 20 columnas de luz de nueve metros de largo para colocar en Camino de Los Horneros. Los focos los pagará el municipio de Colonia Nicolich. "El objetivo es iluminar hasta la puerta de la escuela 47", contó a El País el alcalde de este municipio, Ruben Moreno, dirigente del Partido Comunista

También acordaron crear una pequeña plaza en Villa Tato que será financiada por la Intendencia de Canelones, el municipio y los vecinos de los barrios privados que jugaron un torneo de golf hace algunas semanas para recaudar fondos para esta obra.

El aporte de vecinos a la comunidad fue creciendo a medida que pasaron los años. "Antes había una barrera, que luego fuimos derribando", explicó Moreno a El País.

Según el alcalde, nunca dan el dinero a la comuna para que luego hagan las obras, sino que los vecinos directamente adquieren los materiales y llevan un seguimiento de cómo evoluciona cada iniciativa.

Los vecinos reivindican el valor que ha cobrado el alcalde en la zona. "Hay un vínculo que funciona más parecido a un pueblo chico del interior que a la gran ciudad (...) Esto no es un tema partidario, es de vecinos con vecinos", explicó Añón.

Algunos vecinos de los barrios privados colaboran en el marco del Rotary Club de Camino de Los Horneros, una organización cuyo objetivo es "trabajar en pro de los más necesitados", según describen en la página de la institución.

Barrios privados: ocupan a cerca de 2 mil trabajadores del municipio canario.<br> Foto: F. Ponzetto
Barrios privados: ocupan a cerca de 2 mil trabajadores del municipio canario.
Foto: F. Ponzetto

DÉCADA DE OBRAS.

Desde 2007, el entonces intendente de Canelones, Marcos Carámbula, instaló una junta local. A partir de ahí, y con la posterior creación de los municipios, Colonia Nicolich es un bastión del Frente Amplio. De hecho, Ruben Moreno, alcalde desde 2010 en el municipio que ahora pasó a denominarse Ciudad Líber Seregni, ganó con holgura las últimas dos elecciones.

Su interés en mejorar una zona con niños y jóvenes con necesidades básicas insatisfechas y problemas de educación, lo llevó a buscar soluciones "interinstitucionales".

"Creamos un plan y a partir de allí convocamos a todos los actores", comentó a El País.

El ser calificada como ciudad, le permite al municipio llegar a tener saneamiento. "Es una de las grandes carencias que tenemos", indicó Moreno.

El alcalde pasa raya y explica que en todos los barrios del municipio —que integran Colonia Nicolich, Villa Aeroparque, Colinas de Carrasco, La Tahona y Santa Teresita, con más de 13.000 habitantes— se instalaron tres policlínicas, una seccional, una UTU, una Escuela de Tiempo Completo y tres centros CAIF. Todo, en los últimos 10 años. "Pasamos de no tener un foco de luz a tener 1.200", señaló.

En los próximos meses finalizarán un gimnasio que pretenden inaugurar con la presencia del presidente de la República, Tabaré Vázquez.

Todas estas obras se sumaron a otras inquietudes que han tenido los vecinos y le trasladaron al municipio. Una de ellas es que los ómnibus que viajan desde y hacia Montevideo circulen por Villa Tato. Ellos no tenían ni un ómnibus para Montevideo. Debían caminar hasta la ruta.

"Esta es un área de gran potencial. Está en un lugar estratégico, entre el aeropuerto y la Ciudad de la Costa, dijo Moreno, que valoró el hecho de que se hayan instalado varias empresas sobre la Ruta 101.

Vínculo partidario.

Ruben Moreno contó que se ha preocupado por tener una buena relación con el resto de los partidos políticos durante sus dos administraciones.

"El Partido Nacional tiene una línea de trabajo que está a la par nuestra. La tratamos de conservar", indicó.

El buen vínculo también se traduce en gestos que se han tenido de uno y otro lado.

Según contó Moreno, en uno de los últimos actos que tuvo el Partido Comunista, los concejales blancos les permitieron "engancharse a la luz" en uno de sus locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)