Joven institución privada que se instaló en Melo en 2004

Colegio Yvynará celebra su primer grupo de egresados

Un colegio armado desde cero, que cuenta con Primaria y Secundaria completa, que tiene un edificio propio y obtuvo el premio al emprendimiento que otorga el Banco República, celebró días atrás el egreso de sus primeros alumnos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estudiantes de Secundaria del colegio Yvynará, que tuvo su primera graduación.

El colegio Yvynará es una joven institución que se instaló en Melo en marzo de 2004, con 11 alumnos en primer año de Primaria. La directora general, Carolina Arbeleche Perdomo, soñó con este proyecto y logró impulsarlo y hacerlo realidad.

En la actualidad cuenta con 134 alumnos en Primaria y 107 en Secundaria. El pasado martes, se realizó la primera ceremonia de graduación en el Centro Unión Obrero, y los primeros bachilleres lucieron túnicas y toga.

Actualmente su edificio está a dos kilómetros de la ciudad, por la carretera a Aceguá, frente al puesto de Aduanas (km 402). Se trata de un local estrenado en 2010 con ampliación hecha en 2012, rodeado de árboles frutales y huertas construidas por los propios estudiantes.

En el departamento de Cerro Largo, es la única opción de un colegio privado con asistencia obligatoria y programación de 8 horas diarias. Se trabaja con los programas oficiales de estudio y además la carga horaria en inglés y deportes.

Alumnos, equipo director, personal docente, no docente y familias de Yvynará "estamos con el espíritu de fiesta al ver culminada una primera y difícil etapa, nuestros alumnos de Primero en 2004 completan Secundaria y están prontos para iniciar estudios universitarios", dijo Carolina Arbeleche.

Actividades.

La directora dijo que "se han realizado viajes de aventura de un grupo de alumnos de Yvynará en Gran Bretaña, se ha creado una murga de padres y una huerta, y se han hecho intercambios estudiantiles con el Colegio Evangélico Augusto Pestana".

Arbeleche resumió el espíritu de la institución: "Formamos jóvenes seguros, audaces, pensadores e investigadores, que frente a situaciones que les toque vivir en el futuro se sientan seguros de sí mismos, tengan inquietudes que los lleven a investigar, a emprender proyectos y reflexionar sobre los temas de modo de tomar decisiones acertadas", señaló.

La formación en valores es otra de las apuestas fuertes del colegio. "Pretendemos que estos valores —la generosidad, la sinceeridad, la justicia y la tolerancia— los vayan adquiriendo los alumnos en un ambiente de paz y felicidad, y desde temprana edad, lo que les permitirá superarse y realizarse como personas", dice Arbeleche. "Recordemos que el amor, el ejemplo y el diálogo son la mejor forma de educar", concluye.

En la tierra de los naranjales

El nombre Yvynará es una voz guaraní que hace referencia a lo que una vez fue el departamento, particularmente Melo: tierra de extensos naranjales "que en agosto semeja de oro, y en diciembre de azahares blanquea", al decir de Juana de Ibarbourou. El nombre busca trasmitir a los niños el amor por la tierra y el respeto por la naturaleza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)