UNA ADVERTENCIA ÉTICA

Colegio Médico pide "evitar desviaciones" al certificar

La institución avisa que la expedición de certificados se volvió “un hábito”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
BPS y SMU diseñan un protocolo para evitar certificaciones "truchas". Foto: Shutterstock

El Colegio Médico del Uruguay exhortó a los profesionales a emitir certificados solo cuando constaten una afección que realmente impida al paciente cumplir con sus responsabilidades laborales o educativas. Les pidió tener consciencia, ser veraces y defender el derecho al subsidio de enfermedades de forma de "evitar desviaciones".

¿Cuánto vale la firma de un médico?", así comienza un audiovisual del Colegio que busca concientizar sobre el rol del médico a la hora de validar una certificación. Consideran que la expedición de certificados se está volviendo "un hábito" y que existe "una cultura" de solicitarlo a médicos amigos o de confianza. Mientras tanto, desde el Banco de Previsión Social (BPS) se informó que la cifra de certificaciones emitidas se encuentra estabilizada o al menos no aumentó respecto a 2016. Según un informe presentado en mayo por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Uruguay no hay "comportamientos oportunistas" en cuanto a las certificaciones médicas.

Una voz en off del video institucional realizado por el Colegio se pregunta: "¿Realmente son los médicos los que presionan la pluma? Día a día reciben pedidos por certificaciones de enfermedades o síntomas que en ocasiones no son tales". La respuesta del locutor no demora: "Los médicos pueden negarse ante situaciones como esta", indica.

El BPS es el organismo que se encarga de certificar al trabajador a partir del cuarto día de ausencia, momento desde el cual comienza a pagar el 70% del salario con un tope de cinco Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC). Se trata de un monto estimado en $ 16.700. Además, afronta la cuotaparte del aguinaldo correspondiente proporcional al período de licencia certificado.

En 2015, las enfermedades de los trabajadores uruguayos del sector privado representaron US$ 203,5 millones al BPS, lo que en su momento preocupó al Directorio de la institución. Pero la preocupación este año es otra. Se centra en el aumento de la cantidad de jubilaciones que se pagan, situación que generará "un aumento de gasto permanente de US$ 100 millones por encima de lo previsto en la Rendición de Cuentas del año pasado", según informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El BPS presupuestó para 2017 una asistencia desde Rentas Generales que equivale a US$ 630 millones. Según informó Búsqueda, su Directorio aprobó el miércoles el presupuesto para 2018 con una asistencia financiera de $ 19.694 millones (US$ 691 millones). La única directora que no acompañó la decisión fue la representante de los empresarios, Elvira Domínguez. La jerarca dijo a El País que no votó el presupuesto porque "el BPS no hizo un balance intermedio" y a que las medidas adoptadas para la reestructura del sistema de pago de certificaciones médicas "son tímidas y los resultados son a largo plazo". El presupuesto para 2018 prevé una disminución del 10% por subsidios de enfermedad, lo que se explicaría por una caída en la emisión y pago de certificaciones médicas del BPS. "Dudo que ocurra", dijo Domínguez.

"Cultura de certificar".

El presidente del Colegio Médico, Néstor Campos, dijo a El País que hay "una cultura del certificado médico" y reclamó a los profesionales de la salud actuar correctamente. "Tenemos que defender a la sociedad y a la relación médico-paciente", indicó el médico. Agregó que "el paciente no tiene que pedirle al especialista tratante cosas que no correspondan".

El presidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), Gustavo Grecco, coincidió con Campos en que "la cultura de la certificación no es solo problema del médico sino también de la sociedad". Agregó que "hay un doble rol, el del médico que expide y el de la sociedad que pide". Explicó que se deben generar mecanismos para generar consciencia en los especialistas, ya que "certificar por complacencia está mal y es una falta médica". Justamente, el artículo 19 del Código de Ética Médica establece que "la emisión de un informe tendencioso o falso, o de un certificado por complacencia, constituye una falta grave". Grecco sostuvo que la postura del Colegio "no es un ataque, es parte de la realidad y es una situación que se debe corregir". Opinó que "no hay desvíos sistémicos que alerten sobre la problemática".

SMU crea app que calcula los días a certificar

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) presentará en los próximos días una plataforma digital para celulares que calcula la cantidad de días que el médico debe otorgar para certificar ausencias laborales de acuerdo a la enfermedad de que se trate.

La app se basa en la guía del Tiempo Estimado de Recuperación (TER) de los pacientes para que los doctores certificadores tengan referencias de cuántos días otorgar ante una enfermedad o dolencia. Por ejemplo, por una migraña se deben dar tres días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)