COMUNICADO

Colegio de Abogados denunció amenazas a los defensores del acusado por muerte de Brissa

La organización manifestó su solidaridad con los abogados y recordó que "el derecho a la defensa, es uno de los principios fundamentales de un Estado de Derecho".

Momentos previos al comienzo de la audiencia por el caso Brissa González. Foto: Fernando Ponzetto
Momentos previos al comienzo de la audiencia por el caso Brissa . Foto: F. Ponzetto

El Colegio de Abogados del Uruguay emitió ayer un comunicado en el que se solidariza con Diego Moreira y Estefanía Broggi, los defensores de oficio de Williams Pintos, acusado por la muerte de la niña Brissa González.

En el documento, el organismo denunció que tanto Broggi como Moreira han sufrido "amenazas y agravios" por su rol de defensores de oficio. También se recuerda que los abogados no deben ser "identificados con sus clientes ni con las causas de sus clientes como consecuencia del desempeño de sus funciones" y señala que "la defensa pública y el derecho a la defensa, es uno de los principios fundamentales de un Estado de Derecho, y que toda persona tiene derecho a ser asistido técnicamente cualquiera sea la conducta que se le impute".

En este sentido, el directorio del Colegio de Abogados resolvió manifestar su "más profunda solidaridad y apoyo con los defensores públicos que han sido objeto de estas amenazas y agravios en el ejercicio de su función", reivindicar "la importancia de la defensa pública como pilar del Estado de Derecho" y manifestar su "hondo pesar por el horror de los hechos acaecidos", así como su "solidaridad con las familias afectadas".

El fiscal Juan Gómez, indicó el pasado viernes 24 que tenía evidencias contra el acusado tales como registros de cámaras, relevamientos en el auto y en la casa de Pintos, testimonios que colocan al indagado en el lugar en donde se encontró el cuerpo de la niña y pericias forenses. Moreira y su colega Broggi, replicaron entonces que las fotos y filmaciones no eran claras para iniciar un proceso a Pintos Pinto.

Sin embargo, tras la aparición ayer de un trozo de madera en el que se detectó ADN del hombre y de la menor, la defensa de Pintos, de 35 años, decidió no apelar el inicio del juicio penal y la prisión preventiva por seis meses del indagado, ya que este elemento es considerado una "prueba contundente", dijo Moreira a El País.

Esta mañana, Moreira habló en el programa Inicio de Jornada de radio Carve sobre las amenazas y explicó que “hemos recibido todo tipo de insultos” y “varias amenazas a través de portales de radios, diarios” donde se compartía la noticia del asesinato de Brissa.

“Lo hemos conversado con mi colega”, señaló, diciendo que “en principio” no tomarán ninguna medida al respecto ya que entienden que se debe a la “sensación térmica social” que hay tras el caso. “Lo dejaríamos pasar, en principio”, dijo.

"Las conclusiones en el trozo de madera encontrado al lado del cuerpo de la víctimas son más firmes. De todas maneras, todavía faltan más pruebas para incriminar al acusado", indicó el abogado.

Aún restan las pericias al auto de Pintos Pinto, un Renault modelo Laguna, de color bordeaux y unas muestras de ADN relevadas en el cuerpo de la víctima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos