POLÉMICA EN LA EDUCACIÓN

El Codicen discute revisar libros de texto de escolares

Una publicación para 6° compara comunismo con la aldea de los Pitufos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Texto señala que en sociedad comunista y en aldea de Pitufos" nadie pasa hambre. Foto :F. Ponzetto

El Codicen debatirá hoy si se necesita ejercer un mayor control sobre los libros de texto que se usan en las escuelas. El planteo lo hará el consejero en representación de los docentes, Robert Silva, luego de la polémica generada por una publicación para alumnos de 6° año, que al explicar el comunismo, dice que este es como la aldea de los Pitufos.

"Quizá te ayude el siguiente ejemplo para acercarte a la idea de sociedad comunista. ¿Conoces a Los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea. Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre. El pozo de agua es para uso colectivo, no es de nadie y es de todos. Todos tienen obligaciones con la comunidad, por ejemplo el ocuparse de aquello que saben hacer, Pitufo cocinero cocinará, Pitufo carpintero arreglará lo que se rompa, y así cada uno de la comunidad aporta con su trabajo y recibe del trabajo de los demás. El comunismo podría ser una situación similar", señala la publicación titulada Uy-siglo XX, de la editorial Índice, escrito por la profesora Silvana Pera y que tiene un costo de $ 700.

En la mañana de ayer el senador nacionalista, Luis Lacalle Pou, expresó a través de Twitter su apoyo a un pedido de informes impulsado por el diputado Pablo Iturralde, dirigido a las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), a raíz de esta comparación.

Este libro no se utiliza en las instituciones públicas. Sí es parte de la bibliografía sugerida por varios colegios privados. Incluso en el día de ayer el Colegio Alemán emitió un comunicado en que señala que "los libros de Geografía e Historia de la editorial Índice" no se utilizarían más en la institución, puesto que la institución "no comparte algunas propuestas".

El consejero Héctor Florit dijo a El País que Primaria recomienda libros de texto solo cuando los colegios lo requieren, y añadió que "en lo habitual, los textos son parte de la libertad de enseñanza de las instituciones privadas".

La presidenta de la Asociación de Institutos de Educación Privada, Zózima González, dijo a El País que "cada centro elige los libros que puedan ser referencia o apoyo para el desarrollo de su proyecto educativo".

Debate.

El consejero Silva explicó a El País que su planteo hoy en el Codicen tendrá que ver con la posibilidad de generar mecanismos para ejercer un mayor control sobre los libros que se utilizan en las escuelas. Tanto Secundaria como UTU tienen un protocolo por el cual inspectores revisan las publicaciones, redactan un informe técnico y resuelven si estas se utilizan o no como parte de la bibliografía oficial.

"Sería bueno implementar algún mecanismo que permita el estudio disciplinar de este texto, y establecer un mecanismo a futuro similar a los que existen en Secundaria o UTU", remarcó Silva, que también señaló que existen otras partes del libro de Pera que también "tienen problemas".

Se refirió por ejemplo a una parte que señala que "en Brasil la dictadura comienza en 1964, como en Uruguay, en Chile comienza en 1973, en Argentina en 1976". Escrito así, puede parecer que la autora señala que la dictadura en Uruguay comenzó en 1964.

Silva también se refirió a otro párrafo que establece: "Como hemos visto, las respuestas a los reclamos de los sindicatos y de los estudiantes por parte del gobierno durante los dos colegiados blancos y el siguiente gobierno colorado (1967-1971) fueron la represión y las medidas de tono autoritario". Para ejemplificar esto, el libro nombra (y remarca con negrita) las "Medidas prontas de seguridad", "varios intentos de reglamentar la acción sindical" y "denuncias de torturas en unidades militares".

El trabajo de Pera ya había generado polémica el año pasado por otro libro que hizo en coautoría con Leonor Berna y Pablo Langone, titulado Historia económica y social del Uruguay (1870-2000), para alumnos de 6° de liceo. Este definía al neoliberalismo como "una escuela de pensamiento económico", por la cual "la justicia, la libertad y la igualdad no son prioridad".

Respuesta.

La directora de Índice, Adriana Fernández, declaró a El País que la editorial "trabaja con un espíritu laico y republicano", y sostuvo que "se sacó de contexto" lo que expresa Pera en el libro.

"Tiene información para niños de 6° de escuela. No hay tendencias hacia ningún lado. Está claro que a partir de los 90 no existe más el comunismo. No pueden ser tan livianos y criticar el libro de esa manera. Tienen que entender que con chiquilines no se puede profundizar de la misma manera que con gente adulta", se quejó.

Consultada sobre la cantidad de ejemplares de Uy-siglo XX (editado en 2015) que se vendieron, Fernández se excusó de brindar esa información. También dijo que la editorial "no permitirá" acciones "que se parecen a la censura, y que puedan perjudicar su honor y su prestigio", al tiempo que informó que el tema "ya está en manos de abogados".

Libros para colegios privados.

El mercado para libros de texto en Uruguay es reducido, puesto que solamente el 20% de los jóvenes van a instituciones privadas. Esto hace un universo de poco más de 10.000 niños por generación que pueden consumir los libros creados por las editoriales, que suelen ir a ofrecer sus trabajos a los colegios. Los libros utilizados dependen de la propuesta educativa de cada institución. La mayoría de las veces, incluso, estos son elegidos arbitrariamente por parte de los profesores, haciendo uso de su libertad de cátedra. No existe un control de las autoridades sobre lo que contiene cada uno de estos textos. En cuanto a los autores, estos a veces presentan proyectos a las editoriales y luego se les paga un 10% por cada libro vendido; otras veces las editoriales les pagan a los autores para elaborar trabajos puntuales que piensan que van a ser muy vendidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)