POLÉMICA POR CAMBIOS A LA LEY

Cobrarán derechos de autor a los comercios del Interior

Organización exige pago a 4.000 comercios con tevé que difunden ficción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comercios que tengan televisor expuesto a clientes deberán pagar licencia. Foto: Archivo

Fueron por Montevideo y ahora van tras los comercios del interior del país. La Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda), que administra los derechos de autor de productores audiovisuales, enviará notificaciones a 4.000 comercios de todo el interior del país para que tramiten licencias de derechos de autor por los contenidos que difunden de ficción (películas, telenovelas o series) o documentales en los televisores que tienen a la vista de sus clientes para entretenimiento.

La campaña ya comenzó en Maldonado, pero antes de fin de año prevé desplegarse en todo el país, dijo a El País la directora de la organización Helena Nosei. "Recién vamos a empezar a tomar contacto, pero prevemos que ocurra lo mismo que verificamos en Montevideo, que es el licenciamiento de los comercios, porque a los uruguayos les gusta cumplir con la ley", afirmó.

En Maldonado, previo a iniciar la campaña, ya había centros de salud que pagaban por los derechos de comunicación pública y exhibición.

La Egeda, que es el símil de Agadu y es quien controla los derechos de autor en productos audiovisuales, inició el año pasado el control a cantinas de universidades, gimnasios, clínicas, hoteles, restaurantes, cafeterías, peluquerías y bares ubicados en Montevideo, donde envió otras 4.000 cartas.

"Conseguimos más de 650 establecimientos licenciados en Montevideo y seguimos haciendo la campaña", dijo Nosei. "Tenemos gremiales que han hecho acuerdos beneficiosos para sus asociados, y los descuentos que estamos dando para el primer año los están consiguiendo para el segundo". En caso de tener más de un televisor y la licencia en regla se puede obtener hasta un 50% de descuento, dijo Nosei.

Hay tres licencias posibles: la que refiere a comunicación pública y exhibición, la paga por usuario expuesto y la de retransmisión.

"La licencia que refiere a la comunicación pública y a la exhibición implica el pago de US$ 11 por televisor disponible; es un chivito por mes a un bar por televisor. Un bar que tiene muchas teles es que tiene muchos chivitos. Un corte de pelo por mes en el caso de una peluquería. El precio se acopla perfecto al tamaño. No hay lugares que le hayamos errado. En algún lugar más chico que tiene dificultad de caja se lo ofrecemos en dos veces en vez de una vez por año", explicó la directora de Egeda.

La posibilidad de pagar de acuerdo a la cantidad de personas que miran los contenidos audiovisuales al mes no es una modalidad que haya prosperado en las licencias otorgadas actualmente. "El pago de US$ 1 es más complicado establecerlo porque en Uruguay no hay como en otros países el aforo permitido o capacidad máxima de locales regulada", dijo Nosei.

Actualmente solo los cable-operadores se han negado al pago de la licencia por retransmisión, y en ese caso la organización inició diversos juicios civiles (ver nota aparte) para que se concrete el pago por difusión de ficción y documental.

Pero entre las 4.000 misivas enviadas y las 650 licencias otorgadas hay una brecha importante. Según la directora de Egeda, un 40% de las misivas enviadas en la capital no prosperaron porque en dichos comercios posteriormente se constató que no había televisores. Restando estos casos todavía quedan 1.750 comercios pendientes.

Nosei dijo que el trabajo que se hace con los comercios para que entiendan que se debe pagar no es de un día para otro. Por esto, adelantó, "si bien vamos a empezar con el interior del país, vamos a seguir profundizando en Montevideo".

"Somos una entidad chica y el que mucho abarca poco aprieta, queremos dar pasos seguros, por eso vamos regularizando de a poco", agregó Nosei.

La necesidad de controlar parte de la ley 17.616 que regula los derechos de autor, define que los titulares de las obras pueden reclamar una remuneración por la exhibición de las mismas. Los únicos exonerados del pago de una licencia son quienes exhiben las obras en reuniones sin fines de lucro o con objetivos didácticos.

La sanción para quien no paga la licencia es ser derivado al clearing de informes, aunque la organización intenta evitar esto.

Dinero.

La encargada de la organización remarca que no hay nada del "cuento del pastor mentiroso, acá decimos que vamos a mandar las cartas y lo hacemos, salimos a regularizar, regularizamos y también apoyamos al sector". Actualmente 20% de lo que recauda Egeda es destinado como apoyo al sector audiovisual. "Por ahora son apoyitos, pero ya tienen sus frutos", sostiene Nosei.

El próximo 2 de julio, según dijo Nosei, por TNU se estrenará una docu-serial llamada Rotos y Descosidos que es 100% ficción nacional: "se hizo con dos vintenes y el primer apoyo fue de nuestra institución".

200.000 obras extranjeras y nacionales gestionadas

La Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) es una asociación civil sin fines de lucro que opera en Uruguay desde 2007, autorizada por el Poder Ejecutivo.

Actualmente gestiona más de 200.000 obras audiovisuales nacionales y extranjeras (películas de los estudios de Hollywood, telenovelas, series de productoras latinoamericanas, producciones uruguayas, películas de estudios independientes, etc. ) lo que implica el cobro por derechos de reproducción. La organización representa a productores nacionales y extranjeros, ya sea de forma directa o a través de acuerdos con organizaciones pares.

Egeda se encuentra también en España, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, México y Estados Unidos. En Uruguay se encarga de recaudar y gestionar los derechos de autor en las comunicaciones públicas como la retransmisión, la comunicación en lugares abiertos al público y la exhibición de obras audiovisuales de acuerdo a la ley prevista.

Cableoperadores con juicio civil pendiente

Las "ovejas negras" entre los operadores que fueron intimados por la Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) son los cableoperadores que, según la organización, se han negado a pagar las licencias de retransmisión por la reproducción de contenidos audiovisuales, ya sea ficción o documental, que hacen.

"Hemos intentado en múltiples ocasiones dialogar y llegar a acuerdos, pero el tema es que no lo entendieron así porque no se sentaron a analizarlo bien", dijo a El País la directora de la organización, Helena Nosei. "El derecho de retransmisión no es un invento nuestro, se paga en todos lados", agregó Nosei, quien explicó que no hay ninguno de los cableoperadores que se haya mostrado afín al pago de los derechos de retransmisión y por tanto su caso ha llegado a la Justicia a través de diversas demandas.

La licencia que deberían pagar los cableoperadores para emitir contenidos de ficción y documental cuesta US$ 0,5 por abonado al mes.

Según los últimos datos de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) a junio del año pasado había 708.548 servicios de televisión para abonados activos en todo el país distribuidos en 10 grandes empresas y otras más chicas que sumaban el 32% del mercado. El 40% de los servicios correspondía a Montevideo.

Lo que sostiene la Egeda es que las señales le cedieron y le ceden los derechos a los operadores de cable sobre los contenidos propios y no sobre la programación adicional, como ser películas o telenovelas, de ahí que consideren que deben pagar una licencia de retransmisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)