Hace un mes que los alumnos de la escuela están de vacaciones forzosas 

Sin clases por falta de una maestra

Desde el 29 de mayo los alumnos de la Escuela 106 de "El Boquerón", en el valle del Lunarejo, no tienen clases. La maestra se enfermó y ningún docente quiso hacerse cargo de ese centro educativo. La falta de clases afecta ocho alumnos que cursan de primero a sexto año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los maestros, cuando están, llegan en moto o a caballo a la escuela 106. Foto: Freddy Fernández.

Al largo período sin clases, ahora hay que sumar las vacaciones de julio que comienzan en este fin de semana.

La escuela 106 queda a 5 kilómetros de Ruta 30 (kilómetro 238). Preocupada por la situación que enfrentan los alumnos la docente, que se desempeñaba como maestra directora, llamó, sin éxito, a maestros recién recibidos estimulándolos a elegir ese centro educativo.

En el intento desesperado de conseguir un suplente, la maestra ofreció su moto, para que el colega que ocupara su lugar pudiera trasladarse desde la ruta hasta la escuela.

Además, los padres comunicaron en la Inspección Departamental de Escuelas que estaban dispuestos a "llevar el maestro desde la ruta los días lunes y repetir el viaje los viernes para que pudiera volver a su casa", según se supo.

Magdalena Méndez Xavier, cuyos hijos van a esa escuela, comentó a El País que "cuatro alumnos provienen de igual número de familias, y los cuatro restantes, son de otras dos familias".

Operación.

Magdalena calificó a la docente que desde el año pasado trabajaba en el lugar como "una excelente maestra que está con licencia por enfermedad, y existe la posibilidad que sea intervenida quirúrgicamente, lo que alargaría la licencia por otros 30 o 60 días".

Cansada de espera, la madre publicó su angustia en Facebook. Al ser consultada por El País, manifestó los padres de los alumnos fueron "dos veces a la Inspección de Escuelas donde nos atendieron muy bien, pero, la solución no aparece".

En ambas ocasiones, "fuimos muy bien tratados, pero, salimos con las manos vacías".

Durante esas reuniones los padres se mostraron dispuestos a llevar a sus hijos a la escuela 22 de Rubio Chico, a cinco kilómetros del lugar, pidiendo, que se les diera un pase transitorio, hasta que volviera la maestra titular, o en su defecto, otro educador eligiera el cargo.

Lamentablemente, "esta alternativa no ha sido tenida en cuenta", dijo. Hace dos años, ante la imposibilidad de cubrir los cargos, la inspección de escuelas "importó" docentes de Artigas, y de esa manera, se resolvió el grave problema.

Un docente de Rivera, con muchos años de trabajo, que pidió no ser identificado, explicó que "la mayoría de los maestros recién recibidos, le escapan a la campaña, por eso, pasan estas cosas", afirmó.

Este docente manifestó que "el maestro que asume por primera vez, gana un sueldo líquido de $ 24.000, que es el mismo salario si se cubre una suplencia en una escuela urbana o si se haces en el medio rural".

Por eso, muchos prefieren elegir suplencias en la ciudad, "porque es menos sacrificado y además, te permite tener otro empleo, o en su defecto, conseguir suplencias a contraturno".

Aclaró que los martes y jueves, días que se ofrecen cargos, "el patio de la Inspección de Escuelas está lleno de docentes".

Por lo tanto, "hoy no faltan maestros, lo que falta es gente dispuesta a hacer el sacrificio de pasar toda la semana lejos de su familia".

Además, en el caso de las escuelas rurales "hay una serie de factores que conspiran, entre ellos, los turnos de los buses, que hacen que la mayoría de los docentes deban trasladarse los domingo de tarde, para estar el lunes a la hora que comienzan los cursos", señaló.

"Primaria te paga los boletos, pero con eso no alcanza, ya que la mayoría de las escuelas, están lejos de las rutas 5, 27 o 30. Para llegar a la escuela se depende de la buena voluntad de los vecinos o en su defecto, cada docente debe contar con un vehículo propio", aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)