DIVISIONES ENTRE LOS SOCIOS DEL MERCOSUR

Citan otra cumbre por crisis en el Mercosur

Brasil se arrepiente del ingreso de la Venezuela chavista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció un acuerdo para recibir la presidencia. Foto: D. Borrell

Uruguay convocó para el sábado 30 en Montevideo a una reunión del Consejo Mercado Común, que integran cancilleres y ministros de Economía, para analizar la crisis desatada en el Mercosur en torno al traspaso de la presidencia pro tempore del bloque a Venezuela. Fuentes de la Cancillería dijeron ayer a El País que en esa reunión del Consejo se decidirá una eventual cumbre de presidentes, en caso de que haya acuerdo en que Venezuela asuma la presidencia temporal del bloque.

Uruguay, hoy en el cargo, mantiene su posición de traspasar el mando, pero Brasil y Paraguay se resisten, en tanto Argentina vacila.

El lunes 11 se reunieron en Montevideo el canciller Rodolfo Nin Novoa con sus colegas Eladio Loizaba (Paraguay) y Delcy Rodríguez (Venezuela), y los subsecretarios de Argentina y Brasil. Las negociaciones fracasaron y la canciller venezolana se retiró cuestionando a los funcionarios de Argentina y Brasil.

Consultado ayer de si se logrará un consenso para que Uruguay le pase la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela, el presidente Tabaré Vázquez señaló que "por el momento" los países del grupo no tienen "una posición unánime al respecto".

Brasil y Paraguay se oponen a que Venezuela asuma la presidencia del bloque por la situación de inestabilidad del gobierno de Nicolás Maduro, al que además denuncian por prácticas antidemocráticas.

La presidencia del Mercosur es rotativa cada seis meses por orden alfabético.

Ayer el que se despachó duro contra Venezuela fue el canciller brasileño, José Serra.

Brasil cometió un error al respaldar la entrada de Venezuela al Mercosur en 2012 y no se debe permitir que ese país asuma la presidencia si no ha cumplido con los requisitos para ser un miembro pleno del bloque, dijo Serra.

Venezuela, entonces presidida por Hugo Chávez, fue aceptada como socio pleno del Mercosur en una cumbre presidencial en Mendoza, con el apoyo de Argentina, Brasil y Uruguay, que en el mismo acto suspendieron a Paraguay del bloque por la destitución del presidente Fernando Lugo.

El canciller brasileño, quien es uno de los que podría competir por tercera vez por la presidencia de Brasil en 2018, ha impulsado un claro giro de la política exterior en sus dos meses en el cargo, alejándola de alianzas regionales y con gobiernos de izquierda que impulsó el Partido de los Trabajadores.

En una entrevista con la agencia Reuters, dijo que las políticas de la suspendida presidenta Dilma Rousseff y de su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, fueron populistas.

"Negociaron en contra de nuestros intereses internacionales. Eso es populismo internacional", dijo en referencia al PT de Rousseff, quien se encuentra suspendida del cargo y reemplazada por un gobierno provisional desde mayo a la espera del resultado de un juicio político.

Según Serra, Rousseff cometió un error al respaldar el ingreso de Venezuela al Mercosur.

Brasil ha pedido a sus socios que posterguen la decisión de pasar la presidencia rotatoria a Venezuela este mes, con el argumento de que el país que integra la OPEP no ha cumplido con los requisitos para ser un miembro pleno.

"Si Venezuela no ha cumplido todos los prerrequisitos, no debe asumir (la presidencia)", sostuvo.

El Mercosur podría incluso considerar suspender a Venezuela del grupo en el futuro, dijo Serra, quien manifestó su preocupación por los derechos humanos en el país y el deterioro del ambiente político y económico.

Serra dijo que Brasil, junto al Mercosur, serán más activos en promover acuerdos bilaterales que impulsen las exportaciones del grupo. Añadió que el bloque puede buscar negociaciones comerciales con Estados Unidos y la Alianza del Pacífico conformada por Chile, Colombia, México y Perú.

Vázquez augura avances con la UE.

El presidente Tabaré Vázquez manifestó ayer su esperanza de que el acuerdo de libre comercio que negocian el Mercosur y la Unión Europea (UE) avance "positivamente" en octubre, cuando ambos bloques se reunirán en Bruselas para seguir desarrollando las ofertas. "Se va avanzando, quizá no con la velocidad con que Uruguay quisiera que se avanzara, pero ahora en Bruselas se va a tratar este tema y tenemos firmes esperanzas de avanzar positivamente", aseveró el mandatario.

Vázquez recibió ayer al presidente de Alemania, Joachim Gauck, quien comenzó una visita oficial de tres días a Uruguay.

El Mercosur y la UE retomaron las conversaciones para la concreción de un acuerdo de libre comercio en mayo pasado, después de varios años.

Vázquez dijo que aceptó la invitación del gobierno alemán para visitar ese país y que lo hará en febrero próximo. En esa ocasión visitará Berlín y Hamburgo, donde presentará el plan nacional estratégico de infraestructura uruguayo. "Esperamos concretar los acuerdos y conversaciones que hemos tenido en la mañana de hoy en nuestra próxima visita a ese país. (…) En esa oportunidad seguramente estaremos firmando una serie de acuerdos y presentaremos nuestro plan estratégico de infraestructura", dijo Vázquez. Recordó que Alemania es el principal socio comercial de Uruguay en la UE, y que el apoyo de dicho país es sustancial por la cooperación educativa y el ofrecimiento de becas para estudiantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)