CONVOCATORIA

Ni-ni, cincuentones, TLC y jubilados en el diálogo social

Hay 560 organizaciones públicas y privadas anotadas para el debate.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez lo anunció en la campaña electoral y lo lanzó en marzo. Foto: M. Bonjour

El Ejército, la Iglesia Católica, los mormones, los transexuales, los “cincuentones”, las víctimas de delitos y las cámaras empresariales, entre centenares de organizaciones y oficinas del Estado, se sentarán en la mesa del diálogo social para hablar de educación, seguridad, salud, desarrollo económico, cambio climático y políticas de género.

Las propuestas van desde educar a los jóvenes que no estudian ni trabajan (conocidos cono ni-ni), conceder aguinaldo para todos los jubilados, no incrementar la presión fiscal sobre el empresariado, implementar una regla fiscal, el retiro de las tropas de Haití, la organización de torneos de fútbol callejero, el dictado de clases de cocina en escuelas, la anulación de la ley de minería de gran porte, la promoción de tratados de libre comercio y el diseño de un nuevo marco curricular para la educación básica obligatoria.

El diálogo social es una promesa de campaña del presidente Tabaré Vázquez y se dividió en tres grandes bloques: Desarrollo e inserción internacional (crecimiento económico sostenible, infraestructura producción e innovación y educación); Protección Social (derechos y justicia social, salud y deporte, seguridad y convivencia ciudadana); y Políticas Transversales (descentralización y ciudades, género y generaciones, cambio climático y medio ambiente).

Las inscripciones al diálogo social culminan hoy domingo 15, luego de una prórroga a la fecha primaria de cierre del 30 de abril. Entre noviembre y diciembre se conocerán los informes finales a los que arriben las diferentes mesas de diálogo. Hay 560 inscriptos desde organizaciones, sociedades médicas, agencias, cámaras, ministerios, empresas públicas, cooperativas, colegios, universidades, el Pit-Cnt y diversos sindicatos, según el listado disponible en el sitio web del Diálogo Social. Como instituciones religiosas figuran: la Iglesia Católica (Arquidiócesis de Montevideo), la Iglesia Anglicana del Uruguay, la Iglesia Antigua del Uruguay (Veterocatólicos Abracistas), la Iglesia Católica Liberal, la Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Los ni-ni y los TLC.

La educación y la seguridad son los temas que más interés concitan en el diálogo social. Por ejemplo, el Ejército plantea formar a los ni-ni en “batallones de auxiliares” por un período de seis meses para instruirlos en oficios, contar con una fuerza para atender los desastres naturales, reforzar los valores patrióticos y ciudadanos y otorgarles un medio de sustentación económica mientras dure el servicio.

Según detallan en el resumen de la propuesta, a la que accedió El País, el objetivo es “brindar una oportunidad a jóvenes que no han terminado sus estudios y alejarlos de ambientes de extrema fragilidad social que pueden derivar luego en actividades delictivas”.

Después de afirmar que la currícula existente en la educación básica obligatoria “no está respondiendo a las necesidades de los estudiantes” y existe “falta de coherencia entre los programas”, la Universidad Católica propone la generación de un proceso de diseño y redacción de un nuevo marco curricular común para la educación básica obligatoria.

Por otro lado, la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay (ADM) plantea que Uruguay debe “abrirse al mundo y ser competitivo” para alcanzar el desarrollo productivo sustentable. En ese “plan de expansión” pide fomentar la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) con los países “más representativos” del mercado internacional. Como posible plan de acción para mejorar el funcionamiento del Mercosur, pide que los países miembros puedan entablar negociaciones bilaterales con terceros. Si no se logra, “considerar la posibilidad de cambiar nuestro estatus en el Mercosur”.

Cámara de Comercio pide aplicar regla fiscal


En el marco de la mesa de crecimiento sostenible del Diálogo Social, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay plantea “implementar medidas de mayor peso en relación a la programación de las cuentas públicas, y que tengan como consecuencia un ahorro real y significativo en materia fiscal: implementar una regla fiscal”.

Según se sostiene en el documento -al que accedió El País- el análisis de la ecuación presupuestal de la economía uruguaya muestra “la importancia de la utilización de una regla fiscal, ya que de no existir, el Estado puede volverse insolvente rápidamente”. A su vez, se indica que en una economía pequeña, como la uruguaya, la política fiscal debe cumplir un “papel contracíclico ante los shocks externos”. La Cámara de Comercio entiende que “un exceso de gasto público tarde o temprano lleva a aumentos en los impuestos y tarifas públicas, generando aumento de costos adicionales para las empresas y por lo tanto afectando su competitividad”.

No subir impuestos.

Por otra parte, la representación empresarial en el Banco de Previsión Social plantea “no incrementar la presión fiscal sobre el empresariado”.
También pide defender la empresa formal y combatir la informalidad, brindar formación y capacitación en seguridad social y “continuar bregando por un acceso igualitario del empresario (trabajador al fin) para que sea considerado como sujeto de derecho en seguridad social sin discriminación”.


VARIADOS PLANTEOS SOCIALES


1. Aguinaldo para los jubilados


La Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) pidió en el marco del diálogo social trabajar para modificar el actual sistema jubilatorio con el objetivo que sea “solidario y sin fines de lucro”, restituyendo el derecho a percibir el aguinaldo para todos los jubilados y pensionistas. Además pide mejorar el acceso a la salud.

2.Anulación de la ley de minería

“¿Qué estamos haciendo con el rico patrimonio de los orientales?”, pregunta el Movimiento Uruguay Libre en su propuesta presentada al diálogo social. Para preservar el agua y la biodiversidad en una perspectiva de desarrollo sustentable se plantea prohibir la minería metalífera “a cielo abierto” y el fracking. Además pide anular la Ley de Minería de Gran Porte del gobierno de Mujica.

3.Torneos de fútbol en calles

La propuesta de la ONG Fútbol en la calle tiene como objetivo principal mejorar la convivencia en los barrios y como objetivos secundarios construir relaciones de respeto. Para eso se propone organizar un torneo anual de fútbol en la calle en cada municipio de Montevideo. “La actividad de fútbol en la calle es poco costosa y estimula valores sociales de solidaridad e integración”, asegura.

4. Clases de cocina en las escuelas

La Sociedad Uruguaya de Pediatría propone incorporar al plan educativo escolar de 4º, 5º y 6º grado, talleres de cocina semanales guiados por un instructor con capacitación adecuada en cocina saludable. El objetivo es promover hábitos de alimentación saludables que permitan neutralizar la inclinación innata por consumir alimentos grasos, salados, azucarados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)